Publicidad
Publicidad

RSS Robert Mulligan

El imprescindible Gregory Peck

9 Comentarios
El imprescindible Gregory Peck

Cada guión que me han ofrecido tenía las huellas de Cary Grant.

Un 5 de abril nació Gregory Peck —nombre completo: Eldred Gregory Peck— actor estadounidense, muy popular sobre todo por dar vida a Atticus Finch, uno de los personajes masculinos mejor considerados de la historia del cine. Peck se crió con su abuela, una gran aficionada al cine. Descubrió su afición a la interpretación en representaciones de la facultad.

Debutó en el drama bélico 'Días de gloria' ('Days of Glory', Jacques Tourneur, 1946). Participó en 53 películas, en las que su arrebatadora presencia lo era prácticamente todo. Era la imagen perfecta de hombre íntegro y honesto. En lo personal fue muy amigo de Audrey Hepburn —juntos hicieron la popular 'Vacaciones en Roma' ('Roman Holiday', William Wyler, 1953)— con la que hizo tareas humanitarias.

Murió mientras dormía, a causa de una bronconeumonía.

Leer más »

La imprescindible Jeanette Nolan

1 Comentario
La imprescindible Jeanette Nolan

Un 30 de diciembre nacía Jeanette Nolan, que entre sus trabajos consta el nunca bien reconocido de haber puesto la voz a la madre de Norman Bates en 'Psicosis' ('Psycho', Alfred Hitchcock, 1960). Su filmografía la comenzó a las órdenes de Orson Welles y la terminó a las órdenes de Robert Redford. Un total de 39 películas, casi siempre de secundaria, y muchísimos trabajos para la pequeña pantalla. Estuvo casada durante 56 años con el mítico secundario John McIntire. Falleció en 1998, año hasta el que no dejó de trabajar, a causa de un ictus.

Películas imprescindibles para un homenaje: 'Macbeth' (id, Orson Welles, 1948), su debut, siendo nada menos que Lady Macbeth; 'Los sobornados' ('The Big Heat', Fritz Lang, 1953), como perversa esposa de un policía corrupto; 'La ley de la horca' ('Tribute to a Bad Man', Robert Wise, 1956), como esposa de Vic Morrow, enfrentado a un vengativo James Cagney; 'El gran impostor' ('The Great Impostor', Robert Mulligan, 1961), como una de las "víctimas" del maestro del engaño encarnado por Tony Curtis; 'El hombre que mató a Liberty Valance' ('The Man Who Shot Liberty Valance', John Ford, 1962), por formar parte de la leyenda y realidad alrededor de la figura de James Stewart.

Leer más »
Publicidad

Jerry Goldsmith | 'Camino de la jungla', de Robert Mulligan

Comentar
Jerry Goldsmith | 'Camino de la jungla', de Robert Mulligan

Es una de esas asociaciones cinematográficas que se produce —o debería producirse— de forma automática. Si yo os digo Robert Mulligan vosotros deberíais estar pensando en...¡exacto! 'Matar a un ruiseñor' ('To Kill a Mockingbird', 1962) una obra maestra del séptimo arte que se alzaba en 1963 con tres Oscars y que debería haberle reportado al cineasta —por no hablar de la que tendría que haberse llevado Elmer Bernstein por la música— una más que merecida estatuilla que ese año le arrebató su directo competidor por el premio, el David Lean de 'Lawrence de Arabia' ('Lawrence of Arabia', 1962).

Sólo cuatro meses antes de que la adaptación de la fabulosa novela de Harper Lee nos dejara una de las mejores actuaciones que se le recuerdan al gran Gregory Peck, Mulligan estrenaba otro filme que no ha pasado a la historia del cine como sí lo ha hecho 'Matar a un ruiseñor' acaso por dos razones que se hacen obvias hoy, con cinco décadas de por medio. Una, que comparada con el otro filme del cineasta de ese año, 'Camino de la jungla' ('The Spiral Road', 1962) termine palideciendo en casi todos los aspectos que uno pueda imaginar. Dos, que para qué engañarnos, no estamos ante una producción que valga la pena recordar más allá de algún puntual detalle.

Leer más »

'One Day (siempre el mismo día)', el paso y el peso de los años

12 Comentarios
'One Day (siempre el mismo día)', el paso y el peso de los años

Dirigida por Lone Scherfig y escrita por David Nicholls, basándose en su propio libro, ‘One Day (siempre el mismo día)’ es una película, protagonizada por Anne Hathaway, Jim Sturgess, Patricia Clarkson, Romola Garai, Rafe Spall, Ken Stott y Jodie Whittaker, que viene a decir esta película es que el amor supera las barreras del tiempo y no desaparece, a pesar de los años.

De forma similar a como hacía ‘El próximo año, a la misma hora’ (‘Same Time, Next Year’, 1978), de Robert Mulligan, con Ellen Burstyn y Alan Alda, ‘One Day’ nos muestra a una pareja a lo largo de los años, conectando con ella, como indica el subtítulo español, siempre el mismo día. La diferencia es que la mujer y el hombre del primer film elegían esa fecha para verse y provocaban el encuentro. Mientras que en esta nueva aproximación, la cámara baja sobre ellos sin que sean conscientes, al menos de momento, de que el día tenga algún significado y los pilla como estén, topándose a veces como instantes muy significativos en sus devenires vitales y en otras ocasiones con la pura cotidianeidad. Ambos planteamientos me parecen ricos y llenos de potencial cada uno a su manera.

El trabajo que hace Scherfig es magnífico, ya que lo más reseñable que contiene la película son el tono y la ambientación. La película resulta elegante y amena y la recreación de las distintas épocas, acompañada por canciones de cada momento, es de una pasmosa fidelidad, pero sin estar remarcada o exagerada en los atuendos y decorados estridentes.

Leer más »

Críticas a la carta: 'Matar a un ruiseñor' de Robert Mulligan

147 Comentarios
Críticas a la carta: 'Matar a un ruiseñor' de Robert Mulligan

Quien no haya visto nada de Robert Mulligan debería dejar de leer ahora mismo y ponerse a ver al menos un par de películas de su filmografía. Mis recomendaciones personales serían por supuesto la película que hoy nos ocupa, ‘Matar a un ruiseñor’ (‘To Kill a Mockingbird’, 1962), seguida de ‘La noche de los gigantes’ (‘The Stalking Moon’, 1968) o ‘El próximo año, a la misma hora’ (‘Same Time, Next Year’, 1978), y a partir de ahí a gusto del consumidor. No hay duda de que su extensa filmografía, la más famosa de todas sus películas, aquella que ha dejado una de esas huellas imborrables en el transcurso de la historia del séptimo arte es sin duda ‘Matar a un ruiseñor’. Porque no estamos únicamente ante una película que posee unos trabajos de realización e interpretación sobresalientes, o una historia que atrapa desde su comienzo. Ni siquiera estamos únicamente ante una obra maestra, por mucho que dicha apreciación parezca sobada de más.

Más de una vez se me ha preguntado por películas de carácter pedagógico, y el trabajo de Mulligan suele ser el primero en mi lista de sugerencias. Su poder de sugestión, su capacidad para llevar al espectador a un mundo tan puramente cinematográfico y a la vez tan real como la vida misma, es tan grande que no desaparece a cada nuevo visionado, sino justamente lo contrario. ‘Matar a un ruiseñor’ es una de esas películas que podrían servir de materia educativa en cualquier escuela del mundo, por sus valores puramente humanos.

Leer más »

Mis secuencias mágicas de cine: Robert Mulligan y 'Verano del 42'

Comentar

Como ya hiciera con Paul Newman, y tras conocer que el destino ha decidido que Robert Mulligan emprendiese camino al panteón de los artistas, quiero rendirle su homenaje, no en referencia a 'Matar a un ruiseñor', que es una de esas jodidas obras maestras imperecederas que uno no se cansa de ver, y por la que siempre será recordado este director, sino por 'Verano del 42', que fue una película, sin yo esperarlo, que me retuvo en casa y me hizo renunciar a una cita.

Cierto que Mulligan tiene otras películas grandes como 'El otro', 'La noche de los gigantes', o 'El próximo año a la misma hora', y que 'Verano del 42' puede que no sea su mejor película, o no sea tan gran película como algunos consideramos y defendemos, pero, en el fondo, yo me quedo con ese verano en la costa este de Estados Unidos, y el despertar a la madurez de un joven, con todo lo que implica desear a Jennifer O'Neill, en una historia de amor que todo chaval busca tener una vez en su vida.

Leer más »
Publicidad

Robert Mulligan nos ha dejado

5 Comentarios
Robert Mulligan nos ha dejado

Y seguimos lamentablemente con más obituarios, antes de que termine este desastroso, cinematográficamente hablando, 2008. Ayer nos enteramos de la triste noticia del fallecimiento de Robert Mulligan, que el viernes pasado dejó este mundo por culpa de una enfermedad cardíaca. Salido, como otros muchos de su generación, del mundo televisivo, enseguida empezó a hacer sus pinitos en el cine, donde nos dejó algunas joyas verdaderamente inolvidables. Y hay que subrayar el hecho de que Mulligan nunca fue considerado un gran director.

Sin embargo, y sólo por ‘Matar a un ruiseñor’, Mulligan merece estar en un púlpito. ¿Quién no recuerda a Atticus Finch? Consiguió encumbrar la novela de Harper Lee a los altares, convirtiendo a su personaje central en toda una referencia dentro del cine. Pero es que además, Mulligan fue el realizador de obras tan ejemplares como ‘Verano del 42‘ (inolvidable la banda sonora de Michel Legrand), ‘La noche de los gigantes’ (originalísimo western en clave de terror); ‘El otro’, film que influyó poderosamente en muchas obras posteriores; o ‘El próximo año a la misma hora’, sensacional historia de amor, de origen teatral, con unos impecables Ellen Burstyn y Alan Alda.

‘Verano en Louisiana’ fue la última vez que se sentó en una silla de director. Y eso ocurrió en 1991. Se fue con 83 años.

Hasta siempre Robert.

Vía | Imdb

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos