Jason Statham y Guy Ritchie ya se juntaron con éxito en el debut de ambos: esta fabulosa y sorprendente comedia criminal se puede ver en Amazon Prime Video
Amazon Prime Video

Jason Statham y Guy Ritchie ya se juntaron con éxito en el debut de ambos: esta fabulosa y sorprendente comedia criminal se puede ver en Amazon Prime Video

La madurez está sentando bien a Guy Ritchie, que en los últimos años no para de entregar sus películas más fabulosas. Ya sea desde la elegancia venenosa de 'The Gentlemen: Los señores la mafia', la diversión clásica de 'Operación U.N.C.L.E.' o el cañonazo negro de 'Despierta la furia', el británico encuentra un fervor y un colmillo cinematográfico mucho más deslumbrante que en su periodo haciendo blockbusters y, si me lo permitís, más consistente que en sus inicios.

Aunque tengan muchos fans, 'Snatch. Cerdos y diamantes' y 'RocknRolla' siempre las he sentido como demasiado enamoradas de sí mismas. Tan obsesionadas por hacer molón su rollo barriobajero que dejan un poco en el camino cierta frescura y diversión que, por otro lado, sí está en su debut. La película que lo empezó todo, incluyendo su relación con Jason Statham: 'Lock & Stock'.

Dos barriles humeantes

Disponible en Amazon Prime Video, así como en Filmin o Movistar+, la película presenta a esta pandilla de cuatro amigos que piensan que van a saltar la banca en una partida de cartas, sin darse cuenta de que la partida esta amañada desde el principio y terminando con una deuda casi millonaria con el mayor mafioso del barrio. Para evitar problemas, van a terminar metidos en otros mayores al intentar saldar la deuda con lo que saquen de un atraco.

Carismática desde el inicio, con su carácter gamberro donde hay espacio para el thriller de atracos, el neo-noir y la comedia negrísima, Ritchie hace una película deslumbrante que hace de perfecta plataforma para su reparto de desconocidos. Statham, que aquí también debuta en el cine (previamente se había dedicado al salto olímpico), es una pequeña revelación junto a Nick Moran, Jason Flemyng y Dexter Fletcher.

Vista como una ingeniosa réplica al cine de Quentin Tarantino desde la flema británica más cargada de bilis, realmente 'Lock & Stock' logra tener personalidad propia con referentes variados, algunos compartidos con el cineasta americano y otros no. Lo importante, eso sí, es que conjuga todas esas influencias aprendidas en una obra que se siente tan personal como aún imperfecta por la juventud.

'Lock & Stock': encanto macarra

Las claves ya están aquí, desde el uso de la violencia hasta los personajes macarras revestidos con cierta finura teñida de alquitrán. Y el uso del humor para que no salga uno huyendo. Ahora hace mejor una versión de esta película, pero aquí en su versión más pura y sin astillas lijadas ofrece detalles de interés además de un entretenimiento guarro y divertido que resulta totalmente satisfactorio.

Veríamos también mejor a Statham después de esta película (mismamente en las dos últimas películas de Ritchie, incluyendo 'Operación Fortune: El gran engaño', donde está soberbio), pero resulta interesante fijarse en él y empezar a vislumbrar detalles de ese carisma que le han vuelto una estrella de la acción más intensa y bruta. Cosas que se pueden refinar, pero no del todo aprender, y por eso 'Lock & Stock' sigue resultando fresca dentro de su aparente inmadurez.

Temas
Inicio