Publicidad

'Bola de Dragón', Nostalgia TV

'Bola de Dragón', Nostalgia TV
78 comentarios

Publicidad

Publicidad

En una época en la que en cuestión de animación nipona en España reina ‘Naruto‘ (y ‘Naruto Shippuden’), creo que es buen momento para comentar, en este espacio que dedicamos cada domingo a aquellas series que recordamos con cierta añoranza, el que quizás fuera el primer gran megahit del género. Cierto que habíamos tenido hasta ese momento algo de anime en nuestro país (poco, eso sí) pero digamos que en todos los sentidos las aventuras de Son Goku supusieron una auténtica bomba a nivel internacional y el inicio del desembarco masivo en occidente de manga y anime.

Bola de Dragón‘ (más conocida como ‘Dragon Ball’) es un anime basado en el manga homónimo de Akira Toriyama, a quien también debemos la magnífica ‘Dr. Slump’. Este shonen (historia orientada principalmente a un público masculino joven), debutó en las páginas de la revista ‘Weekly Shonen Jump‘ en el año 1984. Tal fue el éxito del manga que Toei Animation adquirió los derechos para realizar su adaptación al anime que Fuji TV estrernaría en febrero de 1986, comenzando en ese momento una época mítica para todos. Aquí en España se emitiría primero en TVG en 1990 y poco después en TV3 y ETB (cuestión de semanas) para finalmente ser Antena 3 la que la emitiría para todo el país.

‘Dragon Ball’ cuenta la historia de Son Goku (o simplemente Goku), un chavalín algo atontado, travieso, fuerte y con cola de mono que hasta el momento vivía en casa de su abuelo. Goku se encontrará en el primer episodio con Bulma, una adolescente que busca las siete bolas de Dragón, siete esferas que por separado son inútiles pero una vez reunidas sirven para invocar a un poderoso dragón que concederá un deseo a quien le invoque.

En el transcurso de los primeros episodios veíamos como el grupo iba creciendo, así pues conocimos a Yamcha, al Maestro Muten Roshi (o Duende Tortuga) quien entrenaría a Son Goku en las artes marciales junto al joven Krillin y, por supuesto, a los primeros enemigos, el ejército del Lazo Rojo (Red Ribbon). Podíamos decir que el argumento se dividía en dos vertientes según avanzaba el anime. Por un lado, encontrar y proteger las Bolas de Dragón para que no caigan en malas manos y por el otro participar en los diferentes Torneos de Artes Marciales donde se buscaba al mejor luchador del mundo.

Goku y La leyenda del Rey Mono

Viaje al Oeste

A la hora de crear ‘Dragon Ball’, Akira Toriyama se inspiró en un antiguo relato chino, del siglo XVI, bastante popular llamado ‘Viaje al Oeste‘ (西遊記 / Xī Yóu Jì) también conocido como La Leyenda del Rey Mono. El personaje principal es Sun Wukong (cuyo nombre adaptado al japonés es precisamente Son Goku), discípulo del monje budista Xuanzang que viaja al oeste (India) buscando unos sutras de Buda.

Sun Wukong es un mono muy poderoso creado a partir de la piedra y cuyo carácter travieso le llevo a tener ciertas discrepancias con las deidades taoístas culminando en una gran rebelión. Ante su comportamiento Buda le exilia en la Tierra y tendrá que acompañar al monje para purgar sus pecados del pasado.

‘Dragon Ball Z’

Tras un centenar de episodios ‘Bola de Dragón’ fue cambiando poco a poco de modo que las bolas quedasen relegadas a un segundo plano en la serie. En la serie los años pasaban y los nuevos retos, sobre todo con la saga de Piccolo, hicieron que la función de Goku y compañía pasase definitivamente a la de protectores del mundo y, por extensión, del Universo. Así pues, tras 153 episodios (que comprendían los primeros 17 tomos del manga), en abril de 1989 finalizaría ‘Dragon Ball’ para comenzar ‘Dragon Ball Z‘ con un pequeño salto temporal.

Al final de ‘Bola de Dragón’ asistíamos a la boda de Goku con Chi Chi y al comienzo de esta nueva serie ya tienen un hijo de cuatro años llamado Son Gohan (Son Gohanda o simplemente Gohan). Una noche llega a la Tierra Raditz, con el cual descubrimos el origen de Goku como Saiyan, una raza guerrera del planeta Vegeta. Raditz nos descubre dos cosas que la función de Goku era conquistar La Tierra y que el planeta Vegeta había sido destruido por Freezer.

El Síndrome de Boo

majinboo.jpg

Como ya os he comentado, ‘Dragon Ball’ es un shonen, y como todo shonen de luchas alargado tiene lo que se viene llamando “síndrome de Boo“ que sufren los mangas de este tipo (desde ‘Los Caballeros del Zodiaco’ hasta ‘Naruto’). Es decir, cada vez nos encontraremos con un enemigo más y más fuerte en un orden cronológico. Por poner un ejemplo, imaginaos que Boo (o un enemigo de sus característicos) hubiera aparecido en La Tierra antes que Piccolo. Simplemente se terminaría el manga.

Es una caracteristica endémica de este género ya que al alargar las series nos encontramos con retos cada vez mayores y con una estructura narrativa similar. Villano aparece, se enfrenta a héroe. Héroe resulta malherido, se recupera y se pone a entrenar para hacerse más fuerte y terminar venciendo al mano. Esto ya se empezaba a apreciar en la primera etapa, pero en ‘Dragon Ball Z’ ya era un auténtico cachondeo con el tema de los niveles de Super Saiyan y las fusiones.

La censura en ‘Dragon Ball’

Con el anime pasa una cosa bastante curiosa ya que de por sí la adaptación de un manga pasa por varios filtros para poder emitirse en televisión y luego, a la hora de exportarlo a otros países, la serie era revisada por sus “compradores” para ejercer la censura correspondiente. Así pues tanto en América como en Europa vimos una versión mutilada de la serie. En Europa fue TF1 la encargada de la censura para el público europeo que afectaban muchas veces a la picardia del maestro Muten Roshi y algunos casos de extrema violencia. En España, en concreto, Antena 3 pasó un segundo filtro llegando a emitir episodios de menos de quince minutos (como el de la cruel muerte de Krillin).

La megafranquicia ‘Dragon Ball’

El éxito de ‘Dragon Ball’ fue abrumador convirtiéndose en todo un megaéxito allá donde se emitía y uno de los manganimes de mayor impacto. Todo esto llevó a que cuando en 1996 se terminase la emisión de ‘Dragon Ball Z’ tras 291 episodios, y viendo que las ventas de merchandishing crecían como la espuma, desde Toei Animation orquestaron una continuación de la franquicia llamada ‘Dragon Ball GT’ que creaban directamente nuevas aventuras de los personajes. Los cuales no tenían la calidad deseable y fue acribillada por los fans de la saga durando su emisión únicamente un año.

Pero a esas alturas de la vida había que seguir explotando la historia y hasta el momento ‘Dragon Ball’ cuenta con decenas de videojuegos y distintos OVAs y películas (olvidables como ‘Dragon Ball Evolution’). En el terreno televisivo lo último fue ‘Dragon Ball Z Kai’ que consistía en la remasterización en alta definición de ‘Dragon Ball Z’.

Personalmente yo no me perdía ningún episodio de la serie a pesar de que mi madre no le gustaban estos “dibujos violentos”. Y es que hablar de ‘Dragon Ball’ es hablar, a todas luces, de un gran manga y anime que marcó una época. Algo de unos niveles que no se había visto hasta el momento y que supuso un estupendo empujón para la cultura otaku en España. Es más, ¿quien de los que hemos visto esta serie de pequeños no ha jugado a buscar las bolas de Dragón y combatir contra el mal?

Ficha Técnica: Dragon Ball

Dragon Ball
  • Título Original: ドラゴンボール (Doragon Bōru)
  • Género: Shonen
  • Cadena: Fuji TV (1986–1997, las 3 series)
  • Emitida en España: Autonómicas, Antena 3, Cuatro
  • Disponibilidad DVD: Completa

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir