Compartir
Publicidad
Publicidad

Las mejores series animadas de la historia (II)

Las mejores series animadas de la historia (II)
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Artículos como éste son los que me hacen sentirme afortunada de escribir en ¡Vaya Tele! Porque revisionar con más de 30 años las series animadas de tu infancia como 'Los Autos Locos' o descubrir esos mensajes que pasaban desapercibidos entonces tiene algo de magia. Es retrotraerte a tantos años atrás, localizar el recuerdo -¿era sábado por la tarde? ¿merendaba bocata de nocilla?- y sentir esa punzada de la nostalgia.

Seguimos así con este especial en el que los editores hemos votado por las series más emblemáticas de la historia de la animación. Y eso es decir mucho, lo sabemos: parece imposible meter en el mismo saco al anime, los clásicos de Hanna-Barbera o la animación más descarada de los últimos años. Pero todos tienen algo en común: haber mantenido pegados a la pantalla a generaciones de chiquillos desde los años 60 a nuestros días.

'Los autos locos'



"¡Y aquí están de nuevo! El más osado grupo de pilotos de carreras del mundo en sus autos locos
compitiendo en las carreras más peligrosamente divertidas"


Once disparatados coches y sus conductores compiten por el título del "Piloto Más Loco del Mundo". Penélope Glamour con su Compact Pussycat y siempre bien maquillada; los trogloditas con su Troncomóvil, los mafiosos al volante de la Antigualla Blindada o, como no, el maléfico Pierre Nodoyuna (afrancesado en la versión doblada) y el perro de risa contagiosa, Patán conduciendo (o haciendo volar) su Super Perrari, el más rápido y peligroso de los autos locos.

Los once participantes pasaron los 34 capítulos de la serie -una de las primeras producciones de Hanna Barbera para televisión- recorriendo EEUU: un conjunto de fondos que se repiten continuamente. Cada coche (y cada piloto) tenía sus recursos. Sin embargo, durante el tiempo que estuvo en emisión -entre 1968 y 1969 en CBS- Pierre Nodoyuna no logró una sola victoria -para algo eran el villano-, pese a sus intentos de boicot y aún contando con un Perrari (The Mean Machine en el original) lleno de armas secretas.

El argumento, que dio para una de las series de animación más recordadas y dos spin-off ('Los peligros de Penélope Glamour' y 'El escuadrón diabólico'), se basaba en el de La carrera del siglo (1965), una comedia de Blake Edwards, a quien, como veremos, la animación le debe mucho (tanto como a Henry Mancini).

En ¡Vaya Tele! | 'Los autos locos', Nostalgia TV

'Érase una vez...'



"¡Vamos al fémur!"


...el cuerpo humano. Y el hombre. Y los inventores. La música, la ciencia, el espacio... En esta colección de series el objetivo puramente divulgativo; se trataba de aprovechar ese influjo que la pantalla tenía sobre nosotros y su poder para atraparnos. Así, la televisión dejaba de ser la caja tonta para convertirse en una herramienta útil que nos explicaba cómo funcionaban los pulmones o la electricidad con el lenguaje de la animación. Y es que cuanto más estimules a un niño para que aprenda, más puede dar de si. En este sentido, Dora la Exploradora es una pésima sustituta del Maestro.

La serie -o series- fueron creadas por el francés Albert Barillé y emitidas en Canal+ Francia, aunque se trató de una co-producción entre varios países en la que también colaboró RTVE. A España nos llegaron a partir de 1987 con 'Érase una vez el cuerpo humano' que aquí se llamó 'Érase una vez la vida' ("La fabulosa historia del cuerpo humano") y se ambientó con aquella inolvidable letra. Supongo que también recordaréis que la intro de 'Érase una vez el hombre' la cantaban los niños de Parchís, por aquel entonces, en el culmen de su carrera.

En ¡Vaya Tele! | 'Érase una vez...', Nostalgia TV

'Vaca y Pollo'

VacayPollo.jpg


"Mami tuvo un pollo y mami una vaca y papi orgulloso empezó el toma y daca"


La premisa era surrealista: dos humanos -de los que sólo vemos sus piernas-, adoptan a un pollo y a una vaca. Y por si el escenario no fuera ya lo suficientemente bizarro (en la acepción comúnmente aceptada del término), unos secundarios no menos estrambóticos completan el reparto: Rojo, un diablo con muy mala idea y obsesionado por enseñar su rojo trasero, el primo, Pollo Deshuesado, el alter ego de Vaca, Super Cow -una parodia de luchador mejicano- o los amigos freaks de Pollo, Flem y Ear.

Ellos actúan como cualquier niño. Discuten, juegan, comen traseros de cerdo con patatas... Además de sus diferencias como especies, 'Vaca y pollo' tienen las clásicas desavenencias de dos hermanos humanos. Pollo es un gruñón que siempre está de mal humor y Vaca viva en una especie de nirvana de la felicidad. Ella es pura inocencia y a él le saca de quicio. Material de sobra para formar un hilarante dúo cómico en el que, la mayoría de las veces, Vaca se sale con la suya (por pesada).

La serie se estrenó en Cartoon Network en 1997 y se emitieron 52 episodios. Series como ésta, 'Johnny Bravo' o 'Las Supernenas' supusieron una revolución por ese humor más gamberro y una animación más histriónica. Cartoon Network tomó el relevo de la mítica Hanna Barbera y siguió rompiendo esquemas hasta llegar a locuras animadas de hoy como 'Hora de Aventuras' o 'El asombroso mundo de Gumball'.

En ¡Vaya Tele! | Cuatro series originales de Cartoon Network que me gustan

'La Pantera Rosa'



"Have you ever seen a panther that is pink? Think! A panther that is positively pink!"

De nuevo una obra de Blake Edwards inspiró un personaje de animación. La comedia de 1963, La Pantera Rosa protagonizada y escrita por Peter Sellers, supuso la primera aparición de la Pantera Rosa animada, en realidad, algo así como un spin-off: de animación creada específicamente para los créditos por Friz Freleng (el padre de célebres animados como Porky o Bugs Bunny) ambientada con el mítico tema de Henry Mancini, a protagonizar cortos para cine y después su propio show.

Muda en sus primeras versiones -silencio que sólo rompe en Arca Rosa para lanzarnos un mensaje ecológico-, bromista y obsesionada por el rosa. Su carisma le ha hecho conquistar a la muchachada desde 1969 con 'El Show de la Pantera Rosa' -en NBC- que ha tenido innumerables secuelas (con hijos, amigos o incluso con voz) hasta llegar a 2010 y a 'La Pantera Rosa y su pandilla', en la que se ha intentado devolverla a la esencia de los primeros cortos. Impagable, además del personaje, es la banda sonora que da color a los episodios.

'Tom y Jerry'


El gato y el ratón al que nunca atrapa son, probablemente, los seres animados más viejos de nuestra lista. Aunque nacieron en 1940 (cuando MGM produjo los cortos para cine de los personajes creados por Hanna Barbera), no es hasta 1965 cuando se convertirán en serie animada (y adaptada, por el "exceso de violencia") de televisión, a través de CBS, sin dejar prácticamente de emitirse en otros canales, bien en reposiciones o bien con secuelas como la que les caracterizaba en versión bebés. Como los más grandes, también llegaron al cine.

'Tom y Jerry' es, de lejos, el clásico animado más atemporal. Conozco abuelos que se parten de risa con ellos; también a niños de cuatro años que tiene devoción por ellos, casi más que por 'Bob Esponja' o Jake y Finn "porque están todo el rato dándose golpes". Sin embargo, le echan siempre toda la culpa a Tom. Pese a los vaciles de Jerry, ellos tienen muy claro quién es el malo.

¿Por qué será tan divertido ver sufrir tanto a Tom? ¿O al coyote? ¿O a Pierre Nodoyuna? Porque sabemos -los niños también- que aunque acaben planchados o con forma de acordeón, aplastados bajo una roca gigante o dinamitados, en la escena siguiente volverán a estar como siempre. No hay drama, sólo la parte hilarante. ¿O acaso no os pasa cuando un amigo se cae de manera ridícula? Primero te aseguras de que esté bien y si es así, te ríes a gusto.

En ¡Vaya Tele! | Mejores series animadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos