Netflix sigue siendo la plataforma favorita de los españoles a pesar de la subida estratosférica de HBO Max... al menos hasta que se prohíba compartir cuenta

Netflix sigue siendo la plataforma favorita de los españoles a pesar de la subida estratosférica de HBO Max... al menos hasta que se prohíba compartir cuenta
10 comentarios

¿Es posible que 2022 vaya a ser el último gran año del streaming antes de que las subidas de precios, los planes con publicidad y la prohibición de compartir cuentas sacudan un golpe importante a la industria? Quién sabe. De momento, las cifras que ha publicado Barlovento Comunicación siguen siendo más que positivas (de hecho, marcan que cada individuo tiene acceso a 2,8 plataformas de pago)... aunque se atisban tormentas en el horizonte, sobre todo para Netflix. ¡Vamos a desgranarlo!

Compartir o barbarie

Si no os gustan los datos y os maren los porcentajes, este no es vuestro artículo. ¡Pero hay que hablar de ello! Rara es la persona, hoy por hoy, que no tiene al menos un servicio de streaming en casa. Por más que en Internet parezcan una mayoría silenciosa, lo cierto es que 30 millones de españoles tienen acceso a una plataforma de pago, o lo que es lo mismo, un 81,8% de la población, dos puntos y medio más que en la ola anterior. Eso sí, no todos los streaming suben.

La gran ganadora del año es, paradójicamente (ante el caos interno), HBO Max, que llega al 26,8% de las casas y sube más de un 5%. Pero claro, palidece en comparación con Netflix, la vencedora absoluta un año más con un 56,9% de alcance, casi dos puntos por encima de la última vez que se midieron los datos, y la mejor nota entre sus propios usuarios, un 7,68. Se plantea un futuro brillante para el gigante, ¿verdad? Bueno, puede ser... si no se pegan un tiro en el pie.

Tenemos que hablar de manera inevitable de las cuentas compartidas. Tan polémicas, tan necesarias. Si otros servicios han preferido no tocarlas por si acaso, Netflix ha hecho cuentas y cree que le saldría mejor si su servicio solo se pudiese usar desde una misma IP. Pero el público no está de acuerdo: un 61% utiliza una cuenta compartida, y de esos, la mitad admite que no se suscribiría si se prohibiese. O sea, que Netflix puede quedarse de primeras con un 30% menos de visionados en España. Veremos lo que ocurre, porque si no aciertan en esta estrategia arriesgada es posible que se dediquen al bello negocio de recoger cable.

También crecen Disney+ (un 3,1% más) y Amazon Prime Video (un 0,9%). La única que pierde, al menos de las cinco más grandes, es Movistar Plus+, que con un 0,1% menos tampoco lo va a notar demasiado. No es la única: Atresplayer Premium cae un 0,6% y su alcance apenas llega al 3,1% de la población. ¿Todo lo que sube tiene que bajar o al streaming aún le quedan unos años de gloria? Lo veremos con el tiempo.

Temas
Inicio