Publicidad

'Sleepy Hollow', cinco razones tras el éxito más inesperado del otoño

'Sleepy Hollow', cinco razones tras el éxito más inesperado del otoño
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Anoche, FOX estrenaba en España 'Sleepy Hollow', uno de los pocos éxitos sin paliativos entre las novedades del otoño en Estados Unidos. Es cierto que, el lunes, tiene el lead-in de 'Bones', que aunque lleva ya nueve temporadas en antena continúa reuniendo una cantidad nada despreciable de espectadores, pero ha logrado mejorar las cifras que hereda de ella y ha sido la primera serie en ser renovada para una segunda temporada. Cuando la serie se presentó en los pasados upfronts, se convirtió en el objeto de todo tipo de bromas y comentarios sobre la falta de ideas de Hollywood, y hasta llegó a aparecer en las quinielas previas de las primeras cancelaciones de la temporada.

Pero, contra todo pronóstico, 'Sleepy Hollow' se estrenó contando con la curiosidad de casi diez millones de espectadores y se ha mantenido bastante estable a lo largo de los seis episodios que lleva emitidos, hasta evitando perder demasiada audiencia al regresar de su parón de dos semanas forzado por los Playoffs de la liga de béisbol. Supera en la demo a otra de las novedades que mejor funciona este año, 'The Blacklist' (que se emite detrás de 'The Voice') y ha acabado siendo el drama con mejor audiencia de FOX. ¿Pero cómo es esto posible? Los críticos americanos llevan desde su estreno intentando averiguar las razones detrás de su buena acogida, que quizás podrían resumirse en cinco.

1. Temporada más corta

La primera temporada (y la segunda también) de la serie va a tener trece capítulos, pues en midseason dejará su hueco a 'The Following', y contar con nueve episodios menos de lo que suele ser habitual en una serie de network es muy beneficioso para ella, pues puede evitar la dispersión en las tramas y centrar mucho más a los personajes en su objetivo final, lo que favorece el enganche del espectador. Uno de sus creadores, Alex Kurtzman, explicaba en Vulture que "es genial para nosotros porque, inevitablemente, por mucho que lo intentes, cuando haces 22 capítulos siempre hay algunos que se ven de transición, como si estuvieran haciendo tiempo en medio de la gran historia. Y ahora, podemos afrontar esto como si cada episodio fuera una finale. Puedes realmente ir ahí, y no hay paja en ello".

2. Comprometida con la locura

sleepyhollow_jinete

Si nos cuentan la premisa de 'Sleepy Hollow', pensaremos con razón que es una ida de olla y un despropósito. Tenemos a Ichabod Crane, soldado de la Guerra de Independencia al lado de George Washington, que "duerme" durante 250 años gracias al hechizo lanzado por su mujer, una bruja. Cuando despierta en 2013, descubre que, junto con la ayudante del sheriff de Sleepy Hollow, es la única persona que puede evitar que llegue el fin del mundo, pues el jinete sin cabeza que atemoriza al pueblo es, en realidad, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, enviados por el demonio Moloch. Además de todo eso, Ichabod y Abbie, su compañera, acarrean sus propios traumas del pasado y han de enfrentarse a demonios que atacan en sueños, colonias desaparecidas y todo tipo de amenazas, a cada cual más loca.

Pero lo mejor de todo es que la serie abraza y se compromete por completo con toda esa locura. Si nos dice que George Washington era un experto esotérico que libraba la guerra precisamente para evitar que llegara el Apocalipsis, es una trama que se tiene en cuenta sin darle una importancia excesiva. Es parte del mundo de Ichabod y de sus conocimientos y los personajes lo asumen como tal. Su compromiso con lo que está contando hace que todos los capítulos sean muy entretenidos y funcionen con mayor solidez de lo que podría parecer a priori.

3. El sentido del humor

'Sleepy Hollow' no es una comedia y, como hemos dicho, abraza totalmente la locura de su premisa, pero al mismo tiempo, tampoco se toma a sí misma demasiado en serio. El choque cultural de Ichabod en 2013 deja momentos simpáticos que se muestran más de pasada que centrándose demasiado en ellos, y ayuda que no se le esté recordando constantemente que estuvo hibernando durante 250 años. De hecho, en los dos primeros episodios, o así, todo el mundo sospecha que está loco. Que la serie se permita colar alguna que otra bromita sobre su historia le quita gravedad al asunto (como esa señal de tráfico con la "cabeza" cortada del piloto") y permite que el espectador la disfrute bastante más.

4. Personalidad visual

sandman_sleepyhollow

Los responsables de la serie han reconocido en más de una pcasión la influencia que cosas como 'Twin Peaks', la película sobre el mismo tema de Tim Burton o 'Expediente X' han tenido en ellos, y donde puede encontrarse esa sombra es en la factura técnica y en su aspecto visual. Quieren darle un aire como de mal sueño a bastantes de las cosas que pasan en la serie, y también potencian a veces las deudas de estilo con el género de terror, en especial cuando el jinete va persiguiendo a alguien. El verde y el azul dominan la paleta de colores de 'Sleepy Hollow', y donde sí han acertado plenamente es en la representación de Moloch, en los juegos que les dan los espejos y en el diseño de algunos de los monstruos, como aquel Sandman que podría haber entrado perfectamente en nuestra lista de capítulos de miedo para Halloween.

5. Protagonistas con tirón

A todo esto que hemos comentado hay que añadir que la serie ha logrado tener en su centro a dos protagonistas que tienen buena química y que son muy entretenidos de ver juntos. Tom Mison y Nicole Beharie anclan toda la locura a través de una interacción que se ve como lo más real, por decirlo de algún modo, de 'Sleepy Hollow'. Mison transmite perfectamente la extrañeza de Ichabod ante los avances del mundo moderno (como los envases de plástico), y la dinámica que tiene con Beharie es divertida y, por supuesto, ya cuenta con su grupo de shippers. Además, reproducen un poco los papeles de Mulder y Scully al tener a Ichabod como el creyente y a Abbie como la escéptica que, sin embargo, guarda un trauma de infancia que está conectado con todo lo que está pasando. Los dos ayudan al espectador a dejarse llevar por el pastiche de géneros, referencias e historias que maneja la serie. Hay quien la ha comparado con las primeras temporadas de 'Sobrenatural', y puede ser que no vaya demasiado desencaminado. Lo que está claro es que 'Sleepy Hollow' tiene una idea muy clara de lo que es y lo que quiere conseguir, y eso también es un punto a su favor.

En ¡Vaya Tele! | 'Sleepy Hollow' se convierte en el primer estreno americano en conseguir segunda temporada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir