Compartir
Publicidad
Publicidad

'Mad Detective', Johnnie To y Wai Ka-fai desaprovechan una buena idea

'Mad Detective', Johnnie To y Wai Ka-fai desaprovechan una buena idea
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco a poco, a cuentagotas, y con bastante retraso, nos van llegando a España algunos de los interesantes títulos que salen del vasto continente asiático. Uno de ellos ha sido ‘Mad Detective’ (‘Sun taam’), de Johnnie To y su habitual colaborador Wai Ka-fai; la película es de 2007, pero que aquí no se ha estrenado hasta el pasado 14 de agosto. Aparte de venir firmada por un cineasta de prestigio (al que me temo que aquí se conoce todavía poco) la película se ha paseado por varios festivales, como los de Sitges y Venecia, y recibió el premio al mejor guión por la Academia de Cine Asiático.

Pero todo eso no es más que publicidad al fin y al cabo, a esos festivales les interesa que en su programación esté lo nuevo de To, independientemente de la calidad del producto, y a una parte del público le atrae, a la hora de entrar a ver una u otra película, ver los simbolitos de varios certámenes en una esquina del cartel. Con pocas copias, es seguro que muchos lectores no tendrán la posibilidad de ir al cine a ver la película, pero en todo caso, tampoco lo recomiendo, siendo ‘Mad Detective’ uno de los trabajos menos acertados de sus realizadores.

La película gira en torno a Bun (Lau Ching Wan), un extraño detective de métodos poco ortodoxos dotado de habilidades especiales, como ponerse en el lugar de las víctimas y saber así quién las mató, o ver las verdaderas personalidades de los demás. En otras palabras, las personas tienen rostros ocultos, que Bun es capaz de ver, en la forma de otros individuos, que son los que de verdad actúan y deciden, sin máscaras. Estos “dones” le habían facultado para resolver los casos más difíciles, pero también acabó por volverle loco.

Retirado, solitario (aunque él ve a su esposa), trastornado, y sin una oreja, Bun recibe la visita del inspector Ho (Andy On), que le pide ayuda para tratar de aclarar un misterio que involucra a dos policías y una pistola. En concreto, Ho busca a un agente que desapareció estando de servicio junto a su compañero, el agente Chi Wai (Lam Ka-tung). Siendo el principal sospechoso, Bun sigue de cerca a Chi Wai y descubre pronto que es un impresionante conjunto de hasta siete personalidades. Tras un enfrentamiento con todas ellas, Bun descubre las pistas necesarias para resolver el caso…

mad-detective

El punto de partida es ciertamente original, y la forma en la que To y Wai lo plantean visualmente resulta fresca y divertida. Pero como suele pasar en sus películas, la fuerza del arranque va disminuyendo progresivamente conforme avanzan los minutos, como si no supieran por dónde seguir avanzando, repitiéndose y dando vueltas a lo mismo, dando como resultado una acción hueca y dispersa, que sólo despega de nuevo ya en el último tramo, especialmente en los últimos minutos, con un tenso tiroteo y un giro final que ciertamente deja bastante aturdido (en el buen sentido).

Del reparto hay que destacar el estupendo trabajo de Lau Ching Wan, un actor muy carismático que puede ser pura dinamita, como quedó demostrado en ‘Running out of Time’ (también de To) o ‘The Longest Nite’. Lau entra en su personaje y ofrece una interpretación impecable, es una pena que los directores no sepan sacar todo el partido a la historia, jugando a demasiadas cosas (comedia, thriller, fantástico, drama) sin profundizar en nada, perdiendo tiempo en explicaciones innecesarias y repitiendo escenas casi iguales.

Lo mejor, el particular protagonista compuesto por Lau, el sorprendente inicio (hasta el título) y la media hora final, cuando por fin se anima todo, y podemos ver lo que To y Wai deberían haber hecho mucho antes. Lo peor, que durante casi una hora la película es bastante plana, aburrida, y no se aprovechan las posibilidades que da tener a un personaje como Bun.

2,5

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos