Compartir
Publicidad
Publicidad

'Ant Bully', bienvenido al topicazo

'Ant Bully', bienvenido al topicazo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace años teniamos que conformarnos, más o menos, con una película importante de animación al año. Allí estaba la Disney para alegrarnos la tarde o fastidiárnosla, dependiendo del producto. A mediados de los 90 apareció la Pixar y poco a poco, también año a año, fue poniendo de moda las películas de animación en 3D. Como Pixar comenzó a hacerse de oro con sus inmejorables cintas, poco a poco fueron sumándose a la moda las demás productoras. Hasta tal punto de que si tenemos que contar los largometrajes de animación 3D que se estrenan a lo largo de un año en las pantallas, no nos llegan los dedos de las dos manos. Yo encantado de la vida, siempre y cuando las películas tengan un nivel más que aceptable y esto no se convierta en una invasión de productos inútiles sin sentido, realizados única y exclusivamente para reventar taquillas, y en algunos casos, ni eso.

'Ant Bully' podría incluírse en este último grupo de películas. Está claro que esta película estaba destinada a convertirse en uno de los hits del año, pero sin embargo fue un enorme fracaso en su país de origen, algo que fue contagiándose a los demás países en los que se ha estrenado. Y es que, lamentablemente, 'Ant Bully' adolece de todos los defectos y tópicos de películas de animación ya vistas anteriormente, sin ser capaz de aprovechar todos sus elementos, porque sin necesidad de que hubiera sido un gran film, podría haberse convertido en una cinta de lo más entrañable y entretenida, ya que los temas que toca daban para ello.

La historia de 'Ant Bully' nos lleva a Lucas un niño que es puteado, perdón, molestado por sus compañeros de barrio, simple y llanamente porque pueden meterse con él, ya sabeis, la ley del más fuerte. Cabreado, cada vez que cobra, las paga con un hormiguero que tiene en el jardín de su casa, en el que viven unas simpáticas e inteligentes hormigas que se desesperan cada vez que el niño decide rociarles con agua. Una de las hormigas, Zoc, es un mago que creará una pócima para empequeñecer al muchacho hasta el tamaño de una hormiga, secuestrarlo y darle una lección.

Así pues en la historia nos encontramos con los típicos mensajes que solemos encontrarnos en una película de animación dirigida a toda la familia. Cosas como no hay que ser malo sólo porque sí, la unión hace la fuerza, la amistad es el bien más preciado y trata de ayudar a tus semejantes son las pequeñas lecciones que se pueden aprender en esta película. El problema de todo esto es que la herramienta elegida no funciona. Aunque nos encontramos con una película excelentemente animada y no se puede decir que aburre, sí es cierto que no despierta gran interés y que absolutamente todo tiene una extraña sensación déjà vu, conseguida mucho mejor de lo que lo ha conseguido Tony Scott, pero ese es otro tema.

El principal problema de la película es que no aprovecha ni lo más mínimo todas las posibilidades de su relato, por lo menos en lo que se refiere al plano de la comedia y las situaciones originales derivadas de un niño que vive entre hormigas. El film recuerda demasiado a películas anteriores como 'Bichos', 'Hormigaz' o 'Cariño, He encogido a los Niños', de las que bebe sin parar.

El reparto de voces es realmente espectacular. Julia Roberts y Nicolas Cage (en el que probablemente sea una de sus mejores interpretaciones) interpretan a la pareja de hormigas hechas la una para la otra, Paul Giamatti al gracioso de turno, la solemne Meryl Streep a la hormiga reina, y Zach Tyler al niño. También oímos a otros como Bruce Campbell, Lily Tomlin y Ricardo Montalban. Todos ellos bajo la tutela productora de Tom Hanks, cuyo nombre en los créditos no ha sido capaz de llamar la atención del público. La película ha sido dirigia por un desganado John A. Davis del que pudimos ver hace unos 5 años la correcta 'Jimmy Neutron' con la que 'Ant Bully' guarda más de un parecido.

Una floja película, falta de garra y emoción con algunas escenas salvables por lo perfecto de su animación, y una extrarodinaria banda sonora a cargo de un inspiradísimo John Debney. La película duró muy poco en cartelera y ahora es editada en dvd con la esperanza de tener mejor suerte. Puede que la tenga.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos