Publicidad

'Crank', frenetismo adrenalítico vacío y aburrido

'Crank', frenetismo adrenalítico vacío y aburrido
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Seguro que los cinéfilos aficionados recordarán una película titulada 'Muerto al Llegar', un magnífico ejercicio de estilo en la que Dennis Quaid interpretaba a un hombre que era envenenado y debía pasar las últimas horas de su vida intentando encontrar un antídoto para dicho veneno. Seguro que los cinéfilos experimentados sabreis que dicha película era un remake de un nada desdeñable film de serie B de los años 50 titulado 'Con las Horas Contadas', dirigido por el artesano Rudolph Maté, y que contaba la misma historia. Bueno, pues 'Crank' es exactamente lo mismo con un par de variantes que no aportan aboslutamente nada a la historia. Bueno, de hecho la historia no existe.

'Crank' supone el debut tanto en la dirección como en el guión de Brian Taylor y Mark Neveldine y narra cómo un asesino a sueldo es envenenado con una sustancia a la que llaman la basura china. Como los malos de la película son idiotas, en vez de pegarle un tiro lo envenenan y le dan el tiempo suficiente para que se cobre su justa venganza poniendo la ciudad patas arriba y haciendo todo lo que sea necesario para encontrar al culpable de dicho envenamiento, que además de mal envenenador es gilipollas. Sus dos directores que deben ser dos tipos muy nerviosos o toman mucho café a lo largo del día, aparte de plagiar descaradamente el argumento de las películas citadas anteriormente se dedican a plagiar el estilo de otro director que comparado con éstos es de una tranqulidad pasmosa: Tony Scott. El nerviosismo de Scott parece la tranquilidad más absoluta al lado de las piruetas que realizan estos dos nerviosillos debutantes. Las filigranas visuales que realizan en 'Crank' son descarademente idénticas a las que Scott realizaba en la correcta 'El Fuego de la Venganza' o la estúpida 'Domino', aunque esta última es una obra maestra si la comparamos con este engendro que no tiene ni pies ni cabeza.

El guión es incomprensible, y cuando al final nos es revelado un pequeño detalle argumental que puede ser considerado una trampa, nos damos cuenta de que la historia es una completa tontería. Para colmo si la intención de los directores ha sido la de querer reflejar el agobio que puede sufrir una persona cuando descubre que le queda una hora de vida no lo han conseguido y tal intención se queda en agua de borrajas. Porque pretender reflejar eso mediante movimientos de cámara imposibles, flashes de luz y sonido, y montaje aceleradísimo, lo único que han logrado con eso es aburrir enormemente al espectador, al cual no le interesa nada de lo que está pasando. Puede que la intención de los directores haya sido también la de simular un videojuego al que sólo le falta el joystick, y de hecho, la película creo que es una referencia a un videojuego de hace años cuyo nombre no recuerdo y tampoco me interesa demasiado. Siendo así, el film es todavía más inútil ya que tampoco proporciona la diversión que se supone debe ofrecer.

Respecto a los monigotes que salen en la película y que en otras condiciones podríamos llamar actores pues que están todos muy, pero que muy mal. Jason Statham es un actor con cierto carisma, pero aquí está excesivo y no cae demasiado bien. A su lado Amy Smart, como su estúpida novia, la cual usa únicamente para echar el polvo del siglo o felaciones a toda velocidad. Y aquí hago un paréntesis para explicar que el papel de la mujer en esta película es simplemente de adorno o como objeto sexual. El film, enormemente machista, trata a las mujeres como verdaderas fulanas, y de ahí para arriba, o para abajo, según la mirada y la postura. Al respecto citar cierta escena de sexo que tiene lugar en medio de la calle entre cientos de personas a la que uno no da crédito aún viéndolo. Alucinante.

Un bodrio con todas las de la ley, de rápido consumo afortunadamente, y de rápido olvido, más afortunadamente. La película se estrena hoy miércoles entre nosotros y en verdad os recomiendo que no perdais el tiempo, a no ser que querais flipar con un título casi surrealista de lo malo que es. Yo espero curarme en salud esta tarde viendo la última de Guillermo del Toro. Pronto os lo cuento.

En Blogdecine | Beatriz Pérez-Moreno a favor de 'Crank'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir