Publicidad

Cuando llama un extraño podemos morirnos de aburrimiento

Cuando llama un extraño podemos morirnos de aburrimiento
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Enésimo remake de una película de terror que nos llega por enésima vez, y por supuesto no será la última. En este caso, el referente es un film de 1979 titulado entre nosotros 'Llama un Extraño', dirigido por Fred Walton, y que yo no he visto, pero por lo que dicen por ahí se trata de un efectivo film de terror bastante violento, y con una atmósfera muy conseguida. Bueno, aprovechando la ocasión habrá que navegar un poquito para hacerse con una copia y echarle un vistazo, que estoy completamente seguro de que mejor que esto es. De todos modos, el actual sólo coge 20 minutos de aquel film, y lo alarga hasta hora y media.

Una tía que está muy cachonda, aunque personalmente no es mi tipo, va de niñera a una casa alucinante propiedad de un rico que se va a un concierto con su esposa, entonces los niños tienen que quedar al cuidado de alguien hasta que ellos regresen. Porque claro, la señora de la limpieza que prácticamente hace de todo, limpia, da de comer el gato y a unos canarios, y además se queda unas cuantas horas, pues el tema de cuidar niños como que no le debe de ir mucho, deduzco yo. De repente recibe llamadas sospechosas, la niñera, no la señora de la limpieza, y cree que su vida y la de los niños están en peligro. ¿Estará sola en esa casa o hay alguien más? ¿Por qué el gato mira de forma sospechosa a todos los lados? ¿Por qué de repente hay un viento de narices y llueve torrencialmente? ¿Por qué la banda sonora nos va avisando de todo lo que vamos a ver? Éstas y otras preguntas no obtendrán respuesta durante el visionado de...CUANDO LLAMA UN EXTRAÑO, chan chan chán. ¿Y quién es el extraño? bueno, se supone que alguien muy muy malo y muy muy feo que hace cosas terribles a la gente a las que previamente llama por teléfono. Encima idiota. Bien es cierto que hay films a lo largo de la historia que juegan muy bien con el hecho de que nunca conozcamos totalmente tal o cual amenaza que se cierne sobre el protagonista. Ya puede ser un camionero al que nunca le vemos la cara, o un asesino psicópata que corre detrá de la gente con una sierra eléctrica. Se trata de ahondar en el miedo que muchos tienen a lo desconocido pero que al mismo tiempo tenemos muy cerca.

El caso es que aquí no hay nada de eso, y estropean una buena idea de la forma más estúpida posible. Para empezar, no hay historia, es simplemente una línea argumental breve y esquemática que intenta llenar una hora y media de metraje, con lo que nos da tiempo a ver todos los defectos del guión, el cual se cae por sí solo, y las enormes deficiencias de su realización, cargada de topicazos hasta decir basta.

Y es que enumerar todos los errores que tiene la película sería una ardua tarea que no estoy dispuesto a hacer. Aunque los que la veais, os recomiendo que luego hableis de ella entre vosotros, e intenteis recordar todas las tonterías que pueblan la película. Os aseguro que os pasareis una media hora bastante divertida. No más. Pero sí voy a citar algunos, por ejemplo, el enfoque del film en su primera mitad es erróneo, ya que no ha hecho acto de presencia ninguna amenaza. Sin embargo, el director ya pone música de suspense, y cuando la niñera mira para la habitación de los niños, o tiene que ir al frigorífico a buscar un helado, pone cara de asustada e intrigada ¿Por qué? Si no es necesario. ¿Acaso un prólogo bochornosamente narrado es excusa para contar todo lo que viene después, aunque se trate de escenas "en las que no pasa nada", con un montaje acelerado, música misteriosa, respiración entrecortada y miradas extrañas? En serio, alucinante.

Porque lo de la respiración tiene su coña. El asesino, o extraño, a parte de llamar por teléfono y decirle a la protagonista que quiere su sangre, tiene que tener problemas respiratorios ¿es que no puede decirle las cosas con voz normal, y sin respirar fuertemente? Pero ahí no acaba el tema, qué va. La dichosa respiración se sigue escuchando en otras escenas, tanto subjetivas, como panorámicas, en las que incluso el asesino no está presente ¿a qué viene ese efecto de sonido?

Pero es que el extraño, a parte de asesino, es la de Dios moviéndose por la casa, llevando cuerpos de aquí para allá, o atrancando puertas con muebles. Todo ello en tiempo récord y sin hacer ruido. Impresionante. A parte de que nunca conocemos las motivaciones personales del individuo en cuestión. ¿Para qué? ¿para reirnos más todavía? Porque vete tú a saber qué trauma infantil tendrá el tío que le lleva a cometer los asesinatos que comete.

Los actores no tienen ni que interpretar, sólo tienen que correr, gritar, patalear y golpear. Ah, y saber usar un teléfono. El director del evento sólo parece procupado en intentar sacar provecho del escenario, una inmensa casa con todas las comdidades conocidas y por conocer. Lamentablemente, lo único que consigue es que veamos físicamente la casa, pero nada más. Y es que Simon West nunca ha estado capacitado para ir más allá de una simples imágenes. ¿Qué se puede esperar del artífice de cosas como 'Lara Croft, Tomb Raider' o 'Con Air'?

Un bodrio totalmente horroroso, y que de horror no tiene nada. Eso sí, es muy probable que en un posible 'Scary Movie 5' puedan parodiarlo, pero no les hará falta rodar nada nuevo, con coger la escenas directamente de esta película e insertarlas con las demás les será suficiente, por lo menos les ahorrará trabajo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios