Compartir
Publicidad
Publicidad
'Dark Places', desaprovechando a Charlize Theron y Chloë Moretz
Críticas

'Dark Places', desaprovechando a Charlize Theron y Chloë Moretz

Publicidad
Publicidad

Seguro que todos os acordáis de ‘Perdida’ (Gone Girl), la excelente película dirigida por David Fincher que se estrenó hace ya casi un año. Imagino que también recordaréis que se basa en una exitosa novela escrita por Gillian Flynn, quien también se encargó de su adaptación a la gran pantalla. Más dudas tengo sobre que sepáis que su rodaje comenzó en septiembre de 2013, justo un mes después del de ‘Dark Places’, otra producción basada en una obra de Flynn en la que su participación se reduce únicamente a eso.

Lo curioso es que ‘Perdida’ se estrenó hace ya casi un año y no ha sido hasta hace apenas unas semanas cuando se estrenó de tapadillo en nuestro país, ya que se lanzó directamente en servicios de vídeo bajo demanda sin pasar antes por cines. Un hecho sorprendente teniendo en cuenta tanto el libro que adapta como que está protagonizada por Charlize Theron y Chloë Grace Moretz, pero la cosa cambia una vez que has sufrido la pérdida de tiempo que acaba siendo su visionado.

’Dark Places’, suspense de garrafón

Imagen de

Una de las grandes claves para conseguir crear una buena película de suspense es la capacidad de su director para mantener un clima de tensión que sirva como base para mantener el interés del espectador en lo que está por venir. Esto es algo que se puede lograr de diversas maneras, ya que no existe un único enfoque desde la puesta en escena que sirva para todos los casos, pero el hecho de que el francés Gilles Paquet-Brenner sea tanto el guionista como el director debería haber jugado a su favor al permitir un mayor grado de sincronía entre intenciones y resultados.

Por desgracia, Paquet-Brenner se deja llevar por la pereza y opta por un trabajo de realización rutinario que deja más al descubierto las limitaciones de la historia. Me da que ya estarían presentes en la novela original, pero los giros no resultan solamente inverosímiles en sí mismos, sino por lo superficial que resulta todo. El mejor ejemplo de ello lo tenemos en la llamativa sociedad que se encarga de investigar crímenes por su cuenta, una idea muy atractiva que acaba reducida a una escena poco conseguida y a la floja presencia de un Nicholas Hoult un tanto perdido.

Sí es que justo reconocer que los flashbacks no están mal integrados en la historia y que van dándonos diversos detalles que cuadran con la investigación paralela de la protagonista sobre lo que realmente sucedió, pero esos cortes son otra de las claves para que la tensión nunca llegue a sostenerse de forma convincente, por no hablar de lo ridículo que va volviéndose todo, alcanzando su punto álgido en un tramo final un tanto descacharrante que al menos así consigue que nos olvidemos del aburrimiento que se había adueñado de nosotros desde hacía ya tiempo.

Un completo desperdicio

Charlize Theron en

Resulta innegable que las actuaciones de Charlize Theron y, en menor medida, Chloë Moretz son, junto a su desaprovecha premisa, lo más interesante de la función, pero tampoco son capaces de compensar una descripción de sus personajes bastante frustrante. En el caso de Theron por la falta de capacidad incisiva de Piquet-Brenner, lo cual impide que su esforzada actuación realmente llegue a transmitirnos algo, aunque al menos no tiene que lidiar con un personaje que cae en el absurdo a menudo como Moretz, quien tampoco tiene química alguna con un Tye Sheridan que aquí no hace el más mínimo uso del talento que demostró en ‘Mud’ y ‘Joe’.

El resto del reparto transmite una preocupante sensación de rutina y aburrimiento que sólo se consigue dejar de lado cuando los problemas del guión se hacen más patentes. De hecho, no tarda mucho hasta que las idas y venidas de la protagonista empiezan a importarnos bien poco, ya que la alarmante falta de profundidad –al menos Theron se aprovecha de no tener demasiados diálogos para intentar transmitirnos algo con sus gestos, pero es insuficiente- de la que hace gala en todo momento la convierte en un desperdicio de película sin redención posible.

En definitiva, ‘Dark Places’ es una completa pérdida de tiempo que desaprovecha a Theron, Moretz y al resto del reparto para darnos un perezoso relato de suspense que fracasa en todos los frentes y que acaba resultando un tanto ridículo. Si queréis un thriller de calidad, será mejor que echéis un vistazo a la muy disfrutable película de la que os hablé hace bien poco por mucho que falle al final.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos