Publicidad

El caótico mundo de Julio Medem

El caótico mundo de Julio Medem
53 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

10. Que vaya por delante que el cine de Julio Medem me gusta, o dicho de otro modo, no ha habido una sola película, sin contar ese experimento llamado 'La Pelota Vasca' donde el politiqueo aburría a las vacas, que me disguste. 'Vacas' era una aceptable ópera prima, 'La Ardilla Roja' un film arriesgado y soprendente a principios de los 90 (por cierto, después de su visionado el mismísimo Kubrick avisó a Spielberg para que tuviera en cuenta a Medem para dirigir 'La Máscara del Zorro'), con 'Tierra' bajó un poco el nivel, 'Los Amantes del Círculo Polar' me parece simple y llanamente una de las mejores películas españolas de la última década, y 'Lucía y el Sexo' debe de ser la única película donde un servidor aguanta a Paz Vega. Dicho esto, hace más de una semana fui todo contento a visionar la esperada nueva película de una de las esperanzas del futuro de nuestro cine y... madre de Dios. Es la primera vez que salgo de un cine queriendo partirle la cara a alguien.

9. 'Caótica Ana' narra las andanzas de una joven promesa de la pintura que es reclutada por una mecenas y que junto con otros lumbreras artísticos deciden dar su visión del mundo, de la vida en general, a través de sus rompedoras obras. Ana conocerá a un joven al que le unirá un lazo de lo más extraño. Pronto descubrirá que ha vivido otras vidas, hace mucho tiempo, en sitios lejanos y recónditos. Con la ayuda de un hipnotizador tratará de descubrir qué le ocurre.

8. A Medem se le ha ido la olla de una forma realmente preocupante, y aunque esta película está destinada a su hermana fallecida, una especie de homenaje a su obra (los cuadros que salen en la película son obra de ella) y vida, esto no justifica el hecho de que esta película no tenga ni pies ni cabeza. Su narrativa, dividida en 11 puntos, del 10 al 0, como si de una cuenta atrás se tratase, es totalmente desequilibrada y falta de toda coherencia. Las elipsis que se realizan en el film son de las peores que se hayan podido ver en una película en bastante tiempo. Bajones de ritmo alarmantes.

7. Si bien es cierto que el film empieza como otra cualquier película de su director, a los pocos minutos uno ya empieza a temerse lo peor. Es entrar el personaje central en escena, y nosotros empezamos a ponernos nerviosos con su risita estúpida y sus incongruencias de niña tonta. Los personajes no tienen nada de interesante, como sí sucedía en las demás películas de su director. Aquí no nos importan ni lo más mínimo, y prácticamente todos nos caen como una patada ya sabéis dónde. Por cierto, ¿alguien me puede explicar cómo es que Ana habla un perfecto español, cuando ha sido totalmente educada por su padre, sin ningún tipo de ayuda exterior, el cual habla un español penoso con acento alemán?

6. Y ya que estamos, ¿a qué viene esa manía de escoger actores extranjeros para que hablen nuestro idioma de una forma escandalosamente poco cinematográfica? La película está llena de personajes que arrastran acentos ridículos, algo que no le hacía ni la más mínima falta a la historia. Claro que los nuestros tampoco se salvan. Ya estoy hasta las narices de que en el cine español nuestros actores no sepan vocalizar bien. Antes de interpretar cualquier película deberían tomar unas buenas clases de dicción.

5. Hablando de actores, en la película no sale ninguno bueno.

4. Nos vamos a las actrices. Evidentemente paso de comentar algo sobre Charlotte Rampling, que sabe Dios qué debió ver en este proyecto para participar en él, a no ser que el cheque fuera de lo más suculento. A Bebe no le llegaba con hacernos sufrir cantando, no, tenía que ponerse a interpretar, con uno de los personajes más inútiles que jamás haya tenido una historia, la cual funcionaría, en el caso de que lo hiciese, perfectamente sin ella. Para colmo se pasa todo el film hablando de gilipolleces feministas y de carácter sexual con nuestra protagonista, frases forzadas en un guión forzadísimo.

3. Evidentemente hay que decir algo del descubrimiento de Medem para esta su película: Manuela Vellés, que sí, tiene una cara muy mona, sí, tiene morbo, sí a todo lo que estáis pensando, depravados. Y sí, creo sinceramente que tiene aptitudes para la interpretación, peeeeero, en la película están totalmente desaprovechadas en pos de un manierismo visual alrededor de su personaje que termina ahogando todas sus posibilidades. Además, el personaje es tan estúpido que uno termina por cogerle manía. Y la película tan mala, que realmente te da igual que esta actriz esté de Oscar o de pena. Nos es indiferente.

2. Por si no fuera poco el contarnos una historia sin pies ni cabeza, y con más incongruencias que un discurso político, Medem aprovecha el último tercio de su obra para ser totalmente irrespetuoso con el espectador, ya no sólo por tomarle el pelo con su panfletada contra la Guerra de Irak y contra los americanos (algo en lo que muchos estaremos de acuerdo, pero que aquí no viene al caso ni está justificado), sino que encima tiene que resultar desagradable visualmente. Al respecto sólo me queda citar la asquerosa escena que la protagonista tiene con un político americano en una habitación de un hotel. Me hizo recordar al peor Pasolini. Y eso no se lo perdono, señor Medem, entre otras cosas porque le creo a usted mejor director que a él habiendo hecho menos películas, fíjese.

1. La película parece destinada a un público joven totalmente idiota, de esos que tienden a endiosar a artistas "cool" y desbarrar mentalmente sobre su obra. Gente sin rumbo que navega por la vida al son del porro que más les coloque sin nada más. Por otro lado, y teniendo en cuenta la actual situación de nuestro cine, que cada día se gana más enemigos, esta película nos hace un flaco favor. Medem se ha mirado el ombligo y encima se lo hemos pagado, perdón, se lo han subvencionado.

0. Dar notas a una película siempre me ha parecido una nadería inútil de la que he intentado huir durante años. Pero eso sería lo que yo le daría a 'Caótica Ana'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir