Compartir
Publicidad
Publicidad

'El increíble Hulk', mucho ruido y pocas nueces

'El increíble Hulk', mucho ruido y pocas nueces
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que Marvel es también una productora de cine, el control que ésta tiene sobre las adaptaciones de sus personajes es enorme, y eso se nota con echarle un vistazo tanto a 'El increíble Hulk' como a 'Iron Man', en las que se ha aplicado lo mismo que hacían en los comics: desarrollar a cada personaje en su serie/saga y por otro lado el ir preparando al público para una reunión de conocidos superhéroes realmente espectacular ('Los vengadores' es un proyecto recientemente aprobado y pronto verá la luz). Si en la simpática película de Jon Favreau aparecía Nick Furia hablando sobre cierto proyecto, en ésta tenemos a un Robert Downey Jr. cerrando el film y dando más pistas sobre cierto equipo, y que si sigue lo narrado en los comics, éstos tendrán como uno de sus enemigos al alter ego de Bruce Banner.

'El increíble Hulk' pretende ser la misma operación que el citado film sobre el Hombre de Hierro, pero notablemente inferior en prácticamente todos sus aspectos, aunque el más poderoso de todos es que la película carece de una interpretación carismática a la altura de la de Downey Jr.. Se han alejado tanto de la versión de Ang Lee que han conseguido justo lo contrario a aquélla.

'El increíble Hulk' es un volver a empezar, un retorno a los orígenes retomando el inicio de una forma totalmente distinta. De hecho, la película parece más una adaptación de la famosa serie de televisión protagonizada por Lou Ferrigno que otra cosa. Incluso utilizan la melodía de la serie. Bruce Banner vive alejado ocultando un terrible secreto que lleva consigo desde que un accidente en su laboratorio, en el que experimentaba con las radiaciones gamma, cambió radicalmente su vida. El general Ross pretende capturarle desde hace tiempo para sacar provecho de lo que Banner lleva en su interior, lo cual podría ser el arma bélica perfecta.

La prioridad de 'El increíble Hulk' es hacer que el espectador olvide la versión de Ang Lee, la cual era mucho más profunda de lo que la gente creía y esperaba. Para ello no hay nada como un guión mucho más simple, personajes planos hasta la saciedad, escenas de acción con mucha traca, y ante todo un director totalmente opuesto a Lee. Louis Leterrier era la elección perfecta, pues no hay director más impersonal que éste, habiendo dirigido películas como 'Transporter 2' o 'Danny the Dog', productos en los que las presencias carismáticas de Jason Statham o Morgan Freeman, incluso Jet Li, hacía más por la película que el director. Leterrier no está capacitado para escenas íntimas, aunque en este caso parte de la culpa sea de un guión bastante pobre (si es cierto que Edward Norton tuvo algo que ver, entonces el excelente actor debería concentrarse sólo en actuar), y algo más para las escenas de acción, las cuales poseen unos efectos visuales excelentes, convirtiéndose éstos en los mejor de la película, pero dichas escenas carecen de fuerza y emoción. Sí, el bicho verde pega unos gritos que te dejan sordo, pero son simplemente gritos ruidosos.

eddyhulk.jpg

Cuando la pantalla no la llenan los efectos visuales, la película no ofrece ningún interés, debido a la desidia con la que todo es mostrado. Los personajes no existen como tales, son marionetas. Los diálogos se recitan porque estamos en la época del cine sonoro, y algunas de las situaciones son todas desaprovechadas (claman al cielo lo poco que se lucen en las escenas de la persecución en las favelas, totalmente confusa, o en la primera aparición de Hulk entre sombras, que podría haber sido más terrorífico).

Si Leterrier se aparta de lo que hizo Lee como director, los actores otro tanto de lo mismo. Edward Norton es un magnífico actor, pero debería elegir mejor sus proyectos (si repasamos su carrera nos damos cuenta de los pocos títulos memorables en los que ha participado). Su Banner está falto de emoción, apenas construye un personaje cuyo tormento debería estar mejor tratado. Liv Tyler, además de haberse zampado muchos bollos, no tiene ni la más mínima química con Norton, y su personal historia de amor parece pertenecer a otra película. William Hurt queda ridículo como general Ross, está poco definido, y realiza una de sus peores interpretaciones. Sólo Tim Roth demuestra estar a la altura de las circunstancias, haciendo de su personaje algo divertido y también algo temible. Una pena que como todos los demás quede reducido a la mínima expresión. Actores que más bien parecen los protagonistas de un videojuego.

Cuenta Norton que reniega del resultado final, ya que no pudo meter mano en el montaje. Ciertamente hay secuencias confusas, a veces no existe la continuidad, y la incursión de algún personaje es de lo más forzada, por no hablar de ciertas incongruencias. Aún así, lo de Norton suena a excusa barata para desentenderse de una película que hace aguas por todos lados. Una película que no es excesivamente aburrida, e incluso se pasa el tiempo con ella, pero desde luego no es el entretenimiento que prometían. Eso sí, contiene el que para un servidor es el mejor cameo de Stan Lee de todos cuantos ha hecho.

'El increíble Hulk' es una floja película que a mí no me hace olvidar la de Lee en ningún instante, al contrario, afianza su condición de excelente cinta. Por cierto, esta nueva versión parece gustar más a la audiencia y sin embargo su carrera taquillera va por debajo de su predecesora. Un dato cuanto menos curioso.

En Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos