Compartir
Publicidad
'En la playa sola de noche', la bella y más personal genialidad de Hong Sang-soo
Críticas

'En la playa sola de noche', la bella y más personal genialidad de Hong Sang-soo

Publicidad
Publicidad

Kim Min-hee (Oso de Plata a la mejor interpretación femenina la pasada Berlinale) pasea sola por una playa desierta y fría. Estamos en pleno invierno, pero no importa porque el frío parece aclararle las ideas. Mucho antes que eso, algo así como dos años atrás, su personaje, Young-hee, paseaba por un parque alemán helado e inhóspito, disfrutando de cada paso como si aquél fuera el lugar más bonito del mundo.

Young-hee no está sola. La acompaña una buena amiga de su juventud a la que visita en Hamburgo y, junto a ella, pegado a su piel, el fantasma del enamorado al que ama como nunca antes lo había hecho. Con ella reflexiona sobre el amor y la vida, ventila sus ilusiones y anhelos y descubre un mundo nuevo ante sus ojos.

Dividida en dos capítulos (estructura que suele ser habitual en el prolífico cineasta), la película cuenta la historia de una joven actriz que acaba de salir de una ruptura con un hombre casado, concretamente un director de cine. Un viaje más que físico, interior, que retrata la evolución personal y emocional de Young-hee en su búsqueda del equilibrio y la estabilidad tras la constatación de que el amor de su vida, aquél que le ha traído el escarnio público, no es más que un recuerdo platónico e idealizado de lo que fue y la ilusión de lo que podría haber sido.

Beach3

En el choque cultural de su experiencia alemana, la cual estaba prevista como un viaje ocasional y acaba convertida en hogar por algún tiempo, Young-hee descubre la verdadera libertad emocional, que aprovecha para hacer su propia revolución como mujer. Europeízada de alguna forma, en cuanto a que capaz de ver el tradicionalismo coreano con cierta distancia, fumadora e insumisa, la actriz reacciona contra las imposiciones de la sociedad del país asiático y reflexiona sobre la violencia silenciosa que la empujaba, pero que ya no consiente.

O así lo interpretamos tras su paso por la ciudad centroeuropea, que no vemos, pero cuyo relato oímos a la par que sus amigos a su reencuentro, ya de vuelta, frente al mar en Corea. De esta forma, armamos el rompecabezas a partir de nuestra propia reconstrucción del material que el cineasta nos muestra deconstruido y disperso en un puñado de escenas clave, cuidadosamente elegidas y, fiel a su estilo, del todo contenidas.

Un nuevo juego narrativo fiel a su esencia formal: menos es más

Otro de los puzles favoritos del artista coreano, especialista en desmontar y reordenar constantemente las variables del relato para crear nuevos significados. Con 'En la playa sola de noche', esta vez va un paso más allá, ya que no sólo reta al espectador una vez más con sus juegos narrativos, sino que lo introduce en una especie de "elige tu propia aventura" -a la manera de Hong Sang-Soo, claro-, que, con sutileza, coloca al cineasta de nuevo a la vanguardia creadora.

Beach2

Y, como aquellas historias, no hay final correcto o incorrecto, sino la posibilidad de imaginarlo de diferentes maneras. Casi con la certeza de que el film no muestra más que una ilusión del final real de la historia, Hong Sang Soo nos abre la puerta a fantasear sobre la verdad de unos acontecimientos que tienen, sin duda, claros signos autobiográficos. Forzado a la exposición pública, a la luz de un escándalo juzgado por el tribunal de la opinión popular, el cineasta responde también públicamente y a la vista de todos en una película en la que se deja un pedacito del alma.

Tras una reflexión sobre el interés nulo de rodar sobre uno mismo, el maestro de la filosofía del "menos es más" se mantiene fiel a su forma en busca de la naturalidad total y se escabulle hasta desaparecer detrás de la cámara, para dar paso con claridad y sin florituras a la "verdad" en el discurso, haciendo irrelevante el "quién" detrás del mensaje.

Una brutal crítica a una sociedad conservadora y prejuiciosa a la que tilda de mediocre por el simplismo con que acepta las convenciones impuestas y juzga a quien no se acoge a ellas, al tiempo que esconde sus propios defectos. Mordaz pero sutil. Directa pero comedida. Contenida, silenciosamente violenta incluso. Sobrecogedoramente punzante en ocasiones, pero no por ello menos bella. Exquisita.

'En la playa sola de noche': oda a una musa

Beach8

Como Sang-Soo, cargando ese peso de conciencia pública a la espalda, la actriz y musa del realizador se interpreta de alguna forma a sí misma en una especie de meta-actuación maravillosa y una explosión de carisma que le ha valido más de una estatuilla. Como en una posición de oposición y rebeldía continuas, fruto de sus vivencias lejos del hogar y a través del contraste de ver una sociedad europea desde ojos asiáticos, la coreana explora la feminidad lejos de lo que se espera de ella.

Un auténtico torbellino de fuerza femenina que se alza contra los cánones opresores de la Asia más tradicionalista, calladamente brutal y violenta, que cuestiona la moral y se permite juicios de valor. Una evaluación constante que pone en tela de juicio a la actriz en toda discusión con amigos o desconocidos y que actúa de metáfora del cuestionamiento social al que ambos se han visto sometidos.

De forma aparentemente inocente y quizá también algo naif, explosiva, pero serena, Min-hee adopta un carácter subversivo, aunque con una dulzura casi inconcebible, con el que hacer frente a las preguntas de quienes siquiera tienen ni voz ni voto. En un choque doloroso entre privacidad y publicidad, impacta la obligación de exponer los sentimientos en el terreno de lo público, desde donde, siempre ante la presencia de testigos, la actriz pronuncia sus más lúcidos e íntimos discursos acerca de su propia vida personal.

Obligado a mezclar ambos terrenos, y no sabemos si cinematográficamente hablando pero a buen seguro de forma personal, en cualquier caso, con esta hermosa oda a su musa que es 'En la playa sola de noche', Sang Soo posiblemente cierra una etapa y firma su renacer frente a las miradas escrutadoras de sus compatriotas coreanos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos