Publicidad

'La Familia Savages', inmensa Laura Linney

'La Familia Savages', inmensa Laura Linney
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

En la pasada edición de los Oscars, los premios de Cine más importantes del mundo, aunque en el fondo sólo le importan a los que lo ganan, Marion Cotillard se hizo con la estatuilla por su performance de Edith Piaf en 'La Vida en Rosa', una de esas películas que aún no he visto, algo que enmendaré con el dvd. Éramos muchos los que pensábamos que Julie Christie se llevaría el gato al agua, ya que su interpretación en la magnífica 'Lejos de Ella' es de las que impresionan. Competía con ellas Laura Linney, excelente actriz, no demasiado conocida por el gran público, tres veces nominada al Óscar, y otras muchas ninguneada.

'La Familia Savages' es una de esas películas que se estrenaron de tapadillo, y que nada tienen que hacer al lado de blockbusters o films mucho más promocionados. No importa que los de la Academia de Hollywood se fijen en ella, y la nominen en un par de categorías, es un film destinado a que lo vean pocos y que permanezca únicamente en la memoria cinéfila de los más exigentes e inquietos. 'La Familia Savages', en lo que va de año, es una de las mejores películas que he tenido oportunidad de ver en el transcurso de estos meses, de momento, bastantes pobres.

'La Familia Savages' narra la historia de dos hermanos que se reencuentran para ayudar a su padre moribundo. Dos hermanos que han estado alejados por diversos motivos de su figura paterna, y ahora tiene que reencontrase, volver a sus orígenes, con todo lo que eso supone. Enfrentarse no sólo a un pasado del que han huido, sino valorar lo que es ahora sus vidas, un tanto anodinas y llenas más bien de tristezas y fracasos.

Tamara Jenkis dirige y guioniza una película que sobre todo se apoya en dos portentosas interpretaciones, las de Laura Linney y Philip Seymour Hoffman, que dan vida a esos dos hermanos tan diferentes entre sí, y al mismo tiempo tan iguales y necesitados el uno del otro. Los dos actores se compenetran a la perfección, aunque probablemente, y esto es más del guión que de otra cosa, es la Linney quien carga con el peso de toda la historia. Su personaje, una mujer enrollada con un hombre casado que nunca dejará a su esposa, frágil, descontenta, vulnerable, y harta de la existencia que lleva, es un claro reflejo de la vida real. Sin trampa ni cartón, un personaje vivo, auténtico, de los que se palpan y llegan como ninguno al espectador.

Puede que el film sea algo reiterativo, cayendo en su parte central en la repetición, dando la sensación de que no avanza. Incluso los motivos de una posible enemistad en el pasado entre el padre y sus dos hijos, no están claros del todo, salvo por cierta escena en una representación teatral. Pero la intensidad es una de las armas de Jenkis, que apoyándose en las mencionadas interpretaciones, logra un drama sincero, duro, muy íntimo y nada convencional. Las relaciones familiares, el perdón, el olvidar todo lo malo, el luchar y nunca cansarse de ello, el reconocer la mediocridad, el superarlo, el día a día, claves que poco a poco y con tesón pueden traer la felicidad a personajes que parecen olvidados de la mano de Dios, personas normales y corrientes que se funden en la inmensa jungla de personas en la misma situación de crisis de identidad.

'La Familia Savages' es una estupenda película que contiene alguna que otra incómoda escena (la conversación en el bar acerca de los deseos en caso de muerte del padre, al que da vida un entregado Philip Bosco). Disfrutable de principio a fin, a pesar de este estancamiento en su parte central, finalizada además con una secuencia memorable que resume la esencia de su trama en lo que es una sutil declaración de intenciones.

En Blogdecine:

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios