Compartir
Publicidad
Publicidad
'La LEGO Ninjago película': un irregular entretenimiento que no está a la altura de sus precedentes
Críticas

'La LEGO Ninjago película': un irregular entretenimiento que no está a la altura de sus precedentes

Publicidad
Publicidad

La sorpresa fue mayúscula cuando ‘La LEGO película’ (‘The Lego Movie’) llegó a los cines en 2014. Es cierto que había implicada gente con talento, pero también que la idea de que fuera a ser un entretenimiento tan bueno como el que fue se antojaba poco menos que imposible cuando se anunció el proyecto tiempo atrás. El resultado fueron grandes críticas y un enorme éxito en taquilla.

Warner no tardó en seguir exprimiendo la fórmula y el año pasado fue el turno de la tronchante ‘Batman: La LEGO película’ (‘The LEGO Batman Movie’), otro notable triunfo en taquilla, aunque sin llegar al nivel de su predecesora. Ahora llega a los cines ‘La LEGO Ninjago película’ (‘The LEGO Ninjago Movie’), un evidente paso atrás que lo confía todo a un sentido del humor más ramplón y que a duras penas cumple el requisito mínimo de entretener.

Volando bajo

Protagonistas

Se le puede poner pegas tanto a ‘La LEGO película’ como a ‘Batman: La LEGO película’, pero nunca se podrá decir que no tenían clara la historia que querían contarnos y que se las ingeniaban lo mejor que podían para tuviera un toque especial. Eso es precisamente lo que falta en la que ahora nos ocupa, donde por momentos da la sensación de que importa más potenciar la línea de juguetes que hacernos llegar algo con una meta propia.

No me entendáis mal, ‘La LEGO Ninjago película’ mantiene la apuesta por el humor de esta improbable franquicia y también sabe lo vital que es tener el ritmo adecuado para no perder la atención del espectador, pero es que más allá de eso hay un relato tan esquemático y previsible que no iríamos muy desencaminados si decimos que estamos ante una obra vacía. Sí, muy vistosa y con bromas cada pocos segundos, pero sin un eje con el suficiente interés para vertebrarlo.

Villan

No sé hasta qué punto eso es el resultado de que el guion firmado por hasta seis personas haya decidido apostarlo todo por el público infantil, tejiendo el relato de tal forma que es imposible no acordarse del universo de los Power Rangers. Por decirlo de una forma más directa, ‘La LEGO Ninjago película’ carece de cualquier tipo de personalidad y quiere compensarlo con que pasen cosas continuamente, aliñándolo con un humor mucho más simple, sin nada detrás que lo sustente.

Además, el viaje emocional del protagonista se basa en una serie de elementos tan manidos que resulta difícil implicarnos con él, por lo que poco nos importa lo que acabe siendo de él más allá de lo graciosas que sean determinadas escenas. Y mejor no entremos a hablar sobre el resto de ninjas, personajes unidimensionales que los guionistas no se han molestado lo más mínimo en trabajar. Con eso les puede dar para una broma simpática aquí y allá, pero el bagaje general no es muy positivo.

‘La LEGO Ninjago película’, para ver y olvidar

Maestro Ninjago

Para compensarlo se intenta recurrir a ese componente meta que tan bien funcionó en las dos anteriores entregas, pero lo hace con menor intensidad y acierto, dejando así más al descubierto que los diferentes ingredientes del libreto no casan demasiado bien -casi parece que cada guionista propuso algo y lo unieron luego todo como buenamente pudieron, algo grave si tenemos en cuenta que dos de ellos, Paul Fisher y Bob Logan, también figuran como directores junto a Charlie Bean-. Es como si ‘La LEGO Ninjago película’ no supiera realmente lo que quiere ser.

Por ahí empieza a perdernos y llega un punto en el que el cruce entre impacto visual -véase por ejemplo el montaje cuando se menciona al arma definitiva- y humor más accesible para los chavales -¿esperaría más Warner de la cinta dedicada a Batman y aquí está probando si le compensa económicamente suavizar la propuesta?- pasa a funcionar únicamente como aceptable pasatiempo de usar y tirar en el que casi destaca más la animación -ahí sí se mantiene el nivel aunque sea un poco menos ambiciosa que ‘Batman: La LEGO película’- que cualquier otra cosa.

Esto último no sería necesariamente negativo, pues ese tipo de películas también se agradecen de vez en cuando, pero las comparaciones con las dos anteriores son inevitables y aquí todo se resiente, empezando por un tratamiento de la comedia más básico que alterna gags divertidos -aunque no memorables- con otros más propios de otra época -el del ninja fucsia- y acabando con un enfoque que delata un mayor interés por conseguir que los niños quieran todos los muñecos posibles de los LEGO de Ninjago.

En definitiva, ‘La LEGO Ninjago película’ no es una pérdida de tiempo, pero sí es mucho peor que sus dos predecesoras y no va más allá de ser un entretenimiento orientado al público infantil que el resto también puede llegar a disfrutar pese a sus evidentes limitaciones. Más allá de eso mejor no pensar demasiado en la notable bajada de nivel respecto a las dos anteriores aventuras…

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos