Publicidad

'Las Colinas Tienen Ojos', la de Wes Craven

'Las Colinas Tienen Ojos', la de Wes Craven
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este próximo viernes se estrena el remake de esta película de Wes Craven, para algunos un clásico del cine de horror. Personalmente nuca he considerado a Craven un gran director, sino más bien todo lo contrario, creador de una de las sagas de mayor éxito de los 80, 'Pesadilla en Elm Street', que con una premisa argumental plagiada totalmente de un film titulado 'La Gran Huída', convertía a Freddy Krueger en uno de los mitos del cine de terror moderno. Para un servidor no era más que un aburrimiento soberano a pesar de la originalidad de algunas de las muertes. No volvió a repetir éxito hasta que hizo 'Scream', probablemente su mejor film junto con 'La Serpiente y el Arco Iris'. Otra saga que recaudó millones aunque iba de mejor a peor. Y de vez en cuando intentó demostar que era un director "serio", pero prefiero no hablar de ese intento.

En una carretera de California una familia que está de vacaciones se adentra en un área desértica cerrada al público y que está habitada por un sanguinario grupo de gente que nunca ha tenido contacto con el mundo moderno, y que cometen verdaderas salvajadas para sobrevivir, como asaltar, violar y matar a todo aquél que se acerque por su dominios.

Así pues, el segundo film de Craven como director, sigue la estela comenzada por 'La Matanza de Texas' de Tobe Hooper donde un grupo de personajes eran acosados por una familia de lo más extraña con unos curiosos hábitos violentos, pero añadiéndole aquí el canibalismo. Un punto de partida cien mil veces imitado tanto en películas como remakes varios pero nunca superado y tampoco igualado. El film de Craven que intenta apartarse un poco de la tónica, es enormemente cutre, no sólo técnicamente hablando, y se pierde en un montón de cosas realizadas sin ingenio alguno. Casi toda la película está llena de situaciones forzadas, empezando por el estúpido accidente de coche que tienen los protagonistas ¡en medio del desierto!, y continuando con las idas y venidas de los violentos habitantes del lugar. Por no hablar de ciertas incongruencias argumentales, como todo lo referente al personaje más joven de los asesinos, una chica que quiere huir de allí.

El film tiene subidas y bajadas de ritmo bastante acentuadas, momentos que interesan y monetos que aburren. No obstante hay algunas cosas que pueden salvarse, aunque en el conjunto final no salven la película entera. Los personajes están los suficientemente dibujados como para resultar interesantes, tanto de la familia atacada, como los de la familia que ataca. Éstos útlimos tienen nombres de los planetas del sistema solar, detalle que no deja de tener su gracia, y merece especial mención el personaje interpretado por Michael Berryman, cuyo papel le dio cierta fama. Los momentos duros, por violentos, también tienen cierto interés. Supongo que a Craven era lo que más le importaba, centrarse en esas escenas, que tal vez por sí solas funcionen.

Sin embargo la película hace gala de una falta de ideas alarmante, alargando algunas secuencias innecesariamente y con momentos que resultan ridículos cuando no debería de ser así. Desde luego el tiempo le ha hecho un daño enorme a este film, y aunque las películas las hay que juzgar en su contexto, ésta envejece a marchas forzadas. A ello contribuye un guión bastante flojo y una realización totalmente insípida, más una resolución hecha totalmente a golpe de machete, a lo bestia y porque sí y que simplemente no funciona.

Una película muy floja, de la que años más tarde el propio Craven realizó una continuación recuperando algunos de los personajes del original, pero no logró que alguien se fijara en ella. Creo que Alexandre Aja no lo ha tenido nada difícil para superar esta película. Pronto lo sabremos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir