'¡Nop!' es la película de ciencia ficción más terrorífica del año: una ambiciosa propuesta de Jordan Peele que retuerce el sentido del espectáculo
Críticas

'¡Nop!' es la película de ciencia ficción más terrorífica del año: una ambiciosa propuesta de Jordan Peele que retuerce el sentido del espectáculo

Jordan Peele se convirtió en la gran esperanza de Hollywood gracias a 'Déjame salir', confirmando poco después su talento como director y guionista con 'Nosotros'. Ahora regresa con '¡Nop!', con la cual ha vuelto a triunfar tanto entre la crítica como en taquilla, pero también es verdad que el entusiasmo de la prensa especializada ha sido algo más reducido y que sus ingresos en taquilla están por debajo de los de sus dos primeros largometrajes.

A eso hay que añadir que '¡Nop!' es su trabajo más caro hasta la fecha con un coste de 68 millones de dólares -'Déjame salir' no llegó a 5 millones, mientras que ¡Nosotros' se fue hasta los 20-, algo que no dejaba de añadir presión en lo referente a lo que podíamos esperar de ella. Por mi parte acabé muy contento con el resultado, ya que Peele vuelve a demostrar que es uno de los grandes cineastas de nuestro tiempo sacándose de la manga la película de ciencia ficción más terrorífica de lo que llevamos de año.

Jugando a muchas cosas

El propio Peele ha comentado en varias entrevistas que uno de sus objetivos con '¡Nop!' era ofrecer su versión de lo asocia a esos espectáculos tan unidos al concepto de la experiencia cinematográfica. La cuestión es que huye abiertamente de hacerlo de una forma convencional, retorciendo hasta tal punto las expectativas del público que más de uno acabará decepcionado porque no le interesa cerrar temas que plantearlos, algo que incluso se deja notar en un desenlace menos claro de lo que podría parecer a simple vista.

Quizá por ello '¡Nop!' conceda un peso tan importante a la introducción de personajes, lugares y situaciones. Es verdad que arranca con mucha fuerza en un claro intento de atrapar nuestra atención desde el primer momento -y también de perfilar la situación emocional de su protagonista, cuya evolución acabará convirtiéndose en el auténtico eje de la función-, pero luego se toma las cosas con calma, permitiéndose ciertos desvíos narrativos que a la hora de la verdad seguramente funcionen mejor de forma aislada que como parte de un conjunto.

Eso no deja de ser consecuencia de que '¡Nop!' es la película más ambiciosa de Peele a todos los niveles, desde lo que plantea su guion hasta su acabado visual, donde se nota, y mucho, el trabajo de Hoyte van Hoytema, colaborador habitual de Christopher Nolan con el que volverá a coincidir en 'Oppenheimer', en la fotografía. Además, lo hace dosificando los momentos en los que podría lucirse más para que no haya desequilibrios extraños por esa vía. Todo bien medido y ejecutado.

Lo que no tengo tan claro es que todo el público conecte igual de bien con lo que propone Peele desde el guion, empezando por el personaje de Keke Palmer, con el cual existen dos posibilidades, que te resulte cargante y eso afecte a tu percepción de la película o que la energía particular que transmite el personaje -fue escrito con esa actriz en mente- dote a '¡Nop!' de esa vidilla que luce por su ausencia en lo referente a Daniel Kaluuya. Ojo, no digo esto como una queja, pues el arco de su personaje consiste en dejar de ser un muerto en vida y está muy bien perfilado e interpretado.

Bastante inusual

Nop Protagonistas

Alrededor de eso también se hace uso de un sentido del humor que encaja dentro de la apuesta por lo inusual de Peele. Tampoco se excede en su uso y ayuda a que la película muestra multitud de caras antes de que todo se encauce en su tramo final. Bueno, algunas tramas se unen entre sí de tal forma que es fácil pensar que eso no termina de encajar bien, y yo al menos tampoco puedo afirmar lo contrario. Al menos no en un primer visionado, pero claro, '¡Nop!' tampoco quiere dártelo todo bien mascadito.

Y es que es cierto que la reflexión principal que propone la película sobre la obsesión humana con el espectáculo y capturar en imágenes perfectas lo inexplicable está perfectamente retratado, tanto cuando lo subrayan a través de los diálogos como cuando es el turno de lo puramente visual, pero aquí no es el único foco y eso puede llevar a cierta sensación de dispersión. Es algo indiscutible, sobre todo por lo concerniente a un trágico evento del pasado que al mismo tiempo resulta especialmente estimulante siempre que se vuelve sobre ello. La duda que queda es si algo así quizá no hubiese merecido una película aparte.

Lo que queda claro al final es que '¡Nop!' es una película que juega a varias cosas -en el tramo final, Peele saca a relucir su lado más spielbergriano- y tienes que conectar con todas ellas para que realmente resulte una experiencia fascinante. De lo contrario, me cuesta creer que haya muchos espectadores que no encuentren algo en ella por lo que les haya merecido la pena verla. Por mi parte, lo único que casi me saca de la película es una decisión de diseño -no diré del qué por aquello de los spoilers- especialmente desacertada.

En resumidas cuentas

Nop Cartel Pelicula Jordan Peele

'¡Nop!' es un paso adelante para Jordan Peele. Muy probablemente no sea su mejor película, pero sí es una obra más ambiciosa sin que la cosa descarrile. Luego ya dependerá que prefieras los enfoques más modestos y acotados o si estás dispuesto a dejar llevar por la acumulación de ideas, pues aquí hay ciencia ficción y terror -lo primero está más presente de forma general y lo segundo sobresale en el último acto-, sí, pero también drama y comedia, elementos de western y mucho más.

En Espinof:

Temas
Inicio
Inicio