Publicidad

Seminci 08: 'The Guitar'

Seminci 08: 'The Guitar'
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

En un festival que está priorizando el drama hasta límites insospechados, apetecía una comedia desenfadada que encima, es una ópera prima de la hija de un viejo conocido, Robert Redford. 'The Guitar' es el primer trabajo de Amy Redford y cuenta con Saffron Burrows, una actriz a la que nunca le he visto ni el más mínimo talento, como protagonista absoluta.

En cuestión de medio día, en unos primeros 10 minutos intensísimos, a Melody (Burrows) se le diagnostica un cáncer de laringe que la convierte en enferma terminal con un mes de esperanza de vida. Además, pierde su trabajo por continuos retrasos y su novio la abandona inexorablemente. A pesar de su fuerza, este inicio cae en lugares comunes y en el tremendismo más propio de un novato, basado en primeros planos de la chica y en situaciones un tanto chocantes.

Luego vienen unos horrendos flashbacks que vienen a demostrar que la verdadera pasión de la mujer es una guitarra que siempre veía de pequeña. No hace falta ni decir que sobran completamente en la historia, pero es que además son bastante molestos. En fin, que Melody aprovecha su situación para irse a un apartamento de lujo y realizar un canto al consumismo más depravado, pasearse desnuda por su nuevo hogar, y rendir tributo a la libertad extremadamente irresponsable. Así que lo que más podemos decir es que 'The Guitar' es la versión más irreverente de 'Mi vida sin mí', pero a años luz de ésta, claro.

He dicho que Burrows me parece una pésima actriz (¿lo he dicho?), pero aquí resulta hasta convincente, porque soporta la labor de aparecer en todos los planos de la película, y aunque no resulta simpática, su mirada no es vacía como otras veces, y sabe mantener el ritmo.

Por supuesto, la mayor virtud de la película es su corta duración, ya que tras ese forzado pero prometedor inicio todo se desvanece en favor de un supuesto estado de felicidad chabacana, repleta de gula, lascivia y salvaje, con la que descubrimos que Melody es una apasionada de lo cool y le da igual la carne que el pescado. Se supone que debemos fascinarnos con un impresionante giro que en realidad es de lo más predecible, todo ello con mucho humor, sí, pero facilón, y desde luego el final es desconcertante por su torpeza y falta de honestidad. 'The Guitar' es una película nada recomendable, con un mensaje dudoso y artificial, y que pretende (dejen que me ría) rendir homenaje a la música, cuando ésta apenas tiene protagonismo alguno en esta historia. Como oí ayer a un compañero: "no tendría que llamarse 'La Guitarra', sino 'La Tarjeta'", referente a la tarjeta de crédito que ella usa para comprar sin parar. Un ejercicio autocomplaciente y algo impersonal, mucho más cercano a un caprichito cinematográfico que a un film decente.

Reacción del público: aplausos muy tímidos y por lo demás abucheos o indiferencia.

En Blogdecine:

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios