‘Servant’ continúa siendo genial: la temporada 3 de la serie de Apple TV+ brilla manteniendo intacta su esencia
Críticas

‘Servant’ continúa siendo genial: la temporada 3 de la serie de Apple TV+ brilla manteniendo intacta su esencia

Hace cosa de un año, después de que un buen amigo y prescriptor audiovisual de confianza insistiese con más ahínco del habitual, prometiendo una experiencia única y difícil de olvidar, decidí sumergirme tardíamente en el peculiar universo de 'Servant'; descubriendo la que terminaría convirtiéndose en una de mis series favoritas de los últimos años y en un enorme referente en lo que respecta a lenguaje y narrativa audiovisual.

Su capacidad de sorprender y desconcertar, su exquisito tratamiento formal, sus arriesgadas interpretaciones o su tono demencial fueron alguno de los elementos que me enamoraron a lo largo de dos temporadas que devoré en tiempo récord, y que dejaron unos niveles de expectación hacia su continuación directamente proporcionales al miedo a que esta no pudiese superar un listón demasiado alto.

Por suerte, este nuevo capítulo de la odisea sobrenatural de los Turner, ha mantenido intacta mi fe, reafirmando 'Servant' como un auténtico oasis en tiempos de apuestas sobre seguro y riesgos minimizados; siguiendo la misma estela de sus predecesoras con otro festival de terror velado que eleva aún más si cabe los niveles de tensión e impacto mientras incorpora las suficientes novedades como para mantener fresca la fórmula sin traicionar ni un ápice de su esencia.

Más y mejor

Si algo ha caracterizado a la serie de Tony Basgallop desde sus inicios, eso es la sensación de no saber exactamente hacia dónde va, ni hacia dónde pretende ir. De terminar sus cada una de sus píldoras de 30 minutos —que pasan como un suspiro— pegado al televisor sin tener ni la más remota idea de lo que puede ocurrir a continuación; conectando directamente con unos personajes sumidos en un caos emocional que justifica plenamente todas y cada una de las excentricidades que circulan en pantalla.

En su tercera temporada, 'Servant' vuelve a ofrecer una exhibición de esta deliciosa imprevisibilidad, aparentemente incongruente pero sobradamente cohesionada dentro de un microcosmos con una coherencia interna envidiable que, por primera vez, se atreve a explorar con mayor profundidad el exterior de la residencia Turner sin perder un ápice de tensión.

Aprovechando el giro final de la segunda temporada y explotando el estado de alerta constante en el que vive sumida Leanne, la serie transita los terrenos del thriller paranoico más polanskiano, redondeando un tono que alcanza unos niveles de tensión más que notables incluso al abandonar la naturaleza embotellada de la producción y que no renuncia a ese humor negro como el carbón, capaz de arrancar alguna que otra carcajada cómplice.

Esto se consigue, en gran parte, gracias a una dirección y una puesta en escena extraordinarias, erigidas una vez más sobre la premisa de huir de coberturas y encuadres tradicionales y apostar por la experimentación. De este modo, los juegos de términos, ángulos y distancias focales enriquecen todas y cada una de las escenas, destilando incomodidad y extrañeza hasta de la más simple conversación.

Servant S3

M. Night Shyamalan, su hija Ishana, Caro Mirabella o Dylan Holmes abordan sus episodios manteniendo una consistencia estilística atípica en buena parte de shows episódicos con diferentes realizadores; haciendo gala de una narrativa refinada que, escudada por una dirección de fotografía redonda y por un diseño de sonido que ha ganado enteros, sirve en bandeja de plata una experiencia audiovisual a la vanguardia del terror catódico contemporáneo.

Con un surtido de personajes lúcidos y desquiciados, un reparto coral impecable, unas dosis de horror velado y suspense cocinados a fuego lentísimo que impiden pestañear, una trama que se asemeja a una olla a presión a punto de explotar, y unos malabares tonales casi imposibles, la tercera temporada de 'Servant' hará las delicias de quienes disfrutaron de las dos anteriores mientras, como uno de los platos que cocina el bueno de Sean, subraya que no está hecha para todos los paladares.

La tercera temporada de 'Servant' se estrena en Apple TV+ el 21 de enero de 2022.

Temas
Inicio