Publicidad

'Stay Alive', sobrevive a la película si puedes

'Stay Alive', sobrevive a la película si puedes
42 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Aprovechando el estreno de la flojísima 'Silent Hill' la semana pasada, hoy se ha estrenado entre nosotros esta nueva película que aunque no está basada en un popular videojuego, sí coge elementos de los videojuegos para incluirlos en su trama. De hecho la fusión que hay entre cine y videojuego es lo único interesante de esta película, que podríamos decir que es peor que todas las que están basadas en videojuegos, exceptuando, claro está, las dirigidas por Uwe Boll, que a ese señor no le quita nadie el puesto de número uno haciendo verdadera basura.

El argumento de 'Stay Alive' sigue a un grupo de amigos aficionados a jugar en red, a probar un juego totalmente desconocido titulado precisamente Stay Alive. Dicho juego lo han encontrado en una bolsa de un compañero recientemente asesinado yque lo último que estaba haciendo antes de morir era jugar al videojuego. Pronto descubrirán que dicho juego es algo más que interactúa también en la vida real. Uno a uno irán muriendo y tendrán que descubrir antes de que termine la partida qué demonios está pasando. Como he dicho antes la fusión que realizan en un momento dado del film entre lenguaje cinematográfico y videojuego es el único punto interesante de esta película, algo que sólo aprovechan en un par de ocasiones, y que es un acierto en el guión. Pero de un acierto en el argumento evidentemente no sale una buena película.

Película que por otro lado adolece de todos los fallos posibles en las recientes películas de terror juveniles, y cuando digo recientes me refiero a los últimos 20 años, y es que hay cosas que no cambian. Para empezar, la historia es una completa idiotez, apenas existe, se trata de reflejar una partida de videojuego durante un hora y cuarto, mientras las incongruencias se van sucediendo una tras otra. Además está realizada muy torpemente. Su director, William Brent Bell parece no tener idea de cómo se hace una película. No hay ritmo, no hay tensión y hay secuencias que dan risa porque parecen secuencias de ensayo, me explico, da la sensación de que los actores no están entregados (¿quién lo estaría con semejante material?) y se les nota desganados, intentando hacer lo que en cada escena toca hacer. Que en una hay que correr, pues a correr. Que en una toca gritar, pues a gritar. Además el film está muy mal montado y no hay continuidad entre dichas escenas.

La mala qué miedo que da

Sobre los actores, pues sólo decir que cualquier personaje de videojuego es mejor actor que los que aquí salen. Sólo nombrar a Frankie Muniz, que aquí cambia su rol de actor de comedia por actor serio, por así decirlo, y no sé qué es peor, si verlo intentando hacerse el gracioso o todo asustado corriendo por salvar su vida. El personaje del malo, o habría que decir mala, puede que sea más convincente que el resto de los actores, y estamos hablando de un personaje digital que no pronuncia palabra, y que no se deja ver demasiado para que no se note que no había mucha pasta para efectos visuales.

En fín, una película muy mala que es un arma de doble filo: por un lado dmuestra que no hay que basarse en un videojuego para realizar películas horrorosas, y por otro aporta su granito de arena a que todo lo que en el cine esté relacionado con los videojuegos sea rechazado de antemano, vistos los resultados.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios