Compartir
Publicidad
'The Good Place' no baja el nivel en su temporada 3: sigue siendo una de las mejores comedias de la televisión actual
Críticas

'The Good Place' no baja el nivel en su temporada 3: sigue siendo una de las mejores comedias de la televisión actual

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

‘The Good Place’ se ha convertido en una de las comedias televisivas más aplaudidas de los últimos años con apenas dos temporadas. Al principio parecía encamina a ser una simpático propuesta que no explorase a fondo su fantástico punto de partida, pero no tardó en demostrarnos que era mucho más que eso y desde entonces no ha dejado de dar motivos para disfrutar con ella y para animarnos a recomendar a cualquiera que no la haya visto a remediarlo lo antes posible.

NBC estrenó ayer mismo la tercera temporada con un episodio de duracion doble que en España podemos ver a través de Netflix -es otro de esos casos en los que vende una serie como original suya sin serlo realmente-. En él volvemos a encontrar todo lo que la ha convertido en un título irresistible, desde la comedia de alto nivel hasta los elementos sobre filosofía moral que la distinguían de cualquier otra. Todo ello aliñado con más buenos ingredientes para disfrutarla al máximo.

Volviendo a unir a Eleanor, Chidi, Tahani y Jason

Temporada 3 The Good Place
A partir de aquí encontraréis algunos spoilers del inicio de la temporada 3 de la serie

La segunda temporada concluía con el regreso a la Tierra de Eleanor, Chidi, Tahani y Jason sin recuerdo alguno de su paso por The Good Place y con Michael reorientando todo un poco para conseguir el resultado buscado. Eso lleva al arranque de la tercera temporada a volver un poco sobre lo que ya sabemos para dar un paso adelante, centrándose primero en la relación entre Eleanor y Chidi para ir construyendo lo que está por venir a partir de eso.

Para ello, ‘The Good Place’ vuelve sobre las características que han definido siempre a los personajes y que acabaron condenándolos en primera instancia con resultados bastante cómicos -lo de Jason con las competiciones de baile seguramente sea lo más simple, a juego con el personaje, pero también lo más divertido-. Eso sí, no es algo que se haya utilizado únicamente para disfrute del espectador, sino como una etapa intermedia necesaria.

Además, eso no se ha traducido en que los 40 minutos se hayan hecho largos, ya que los responsables de la serie han sabido cuándo había que enfocarse en el todo -lo cual normalmente equivalía a volver con Janet y Michael; muy divertido este último cada vez que interactuaba con el vigilante- y cuándo en lo individual.

‘The Good Place’ sigue sin desfallecer

Michael Janet

Un acierto habitual de la serie tanto en lo referente a los personajes como a los temas que trataba es precisamente ése, que es una serie que no tiene problemas en abordar temas más triviales para luego plantear un dilema moral de forma divertida pero invitando al espectador a reflexionar sobre lo que estaba viendo. Eso combinado con unos personajes con los que el público ya se ha encariñado y una línea argumental en constante evolución y con sorpresas lógicas cada poco tiempo es lo que sigue haciéndola única.

Por mi parte, siempre tengo el miedo de que llegue el momento en el que ‘The Good Place’ descarrile, sea por volver demasiado sobre los mismos temas o por apostar por algún giro loco que simplemente no encaje. Esta tercera temporada ha arrancado desterrando ese miedo y proponiendo una nueva situación que estoy deseando ver, ya que Adam Scott es un actor por el que siento mucho aprecio y recuperar su malvado personaje que ya vimos con anterioridad suena de lo más prometedor.

Más allá de eso tengo claro que las interferencias de Michael deberían acabar volviéndose en contra de los cuatro protagonistas de una forma u otra, pero bueno, primero que vuelvan a conectar del todo, superen la amenaza de los “villanos” -lo entrecomillo porque Eleanor, Chidi, Tahani y Jason deberían haber vuelto ya como resultado de sus acciones- y luego que llegue lo que tenga que llegar.

Bienvenida de nuevo, ‘The Good Place’. Da gusto que existan series así, que se atrevan a retar al espectador pero que tampoco se olviden de que hay que saber entretenerlo. Ojalá siga manteniendo el nivel exhibido hasta ahora o incluso superándolo, que no tengo claro que aún hayamos visto la mejor versión posible de la serie, y lo digo como algo positivo y no para hacer de menos a las estupendas dos primeras temporadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio