Compartir
Publicidad

Fama School es baile puro y duro... Sin pretensiones

Fama School es baile puro y duro... Sin pretensiones
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Realmente poco se puede decir de Fama School aparte de que lo que hemos podido ver en esta primera edición es baile puro y duro pero por supuesto, con un talento algo limitado, aunque hay que decir que para tener esas edades me ha sorprendido gratamente el nivel que tienen algunos de los concursantes.

El caso es que al ser puramente bailes para pasar a la final se elimina todo el atractivo de la competición, las pruebas, los retos, las grupales, la tensión y ese tipo de elementos que unidos a más calidad en los participantes hacían a Fama ¡A Bailar! un programa bastante entretenido.

En esta ocasión la dinámica del programa nada tiene que ver con su programa madre. En este caso los chicos y chicas de entre 11 y 17 años competirán en dos categorías diferentes: Individual y Grupal según como se hayan presentado al casting. A lo largo de las tres primeras galas se irán eliminando concursantes hasta que queden dos finalistas por cada programa que pasarán a la final, que será el cuarto y último programa, donde se encontrarán un total de 6 bailarines individuales y 6 grupos. En ese programa se elegirá al ganador o ganadores.

Lo que más peso tiene en el programa son los bailes finales, los ensayos no ocupan a penas tiempo, y por supuesto no hay nada de convivencia ni ese tipo de elementos puesto que en este programa no existe esa parte imprescindible en este tipo de concursos. Creo que no está mal plantearlo de esta manera, ya que dejando de lado los temas de edades de los participantes, creo que haber utilizado el mismo formato que Fama ¡A Bailar! no tendría demasiado sentido, por ello, me parece acertada la decisión de plantear este programa de esta manera a pesar de perder gran parte del atractivo que tenía el programa original, pero hay que entender que a pesar de tener el mismo nombre, es un formato diferente.

Aprovechando el tirón de Fama, a lo largo de todo el programa hemos podido ver a los finalistas de Fama ¡A bailar! en diversos vídeos o bailes en directo para crear más expectación y darle un valor añadido al programa. Quizás podrían haberlos aprovechado algo más, pero supongo que tampoco han querido descentrar el verdadero punto de interés del programa que son los bailes de los chavales que aspiran a convertirse en bailarines profesionales. Además, han incluido a la ganadora de Fama ¡A Bailar!, Vicky, en el jurado aunque no como profesora ni como jurado con voto, por lo que pasa a ser simplemente una comentarista. Creo que se la podía haber aprovechado algo mejor, la verdad...

El programa, que tendrá una duración de un mes con una gala semanal cada semana, tiene un ritmo ágil, rápido y con una realización aceptable (cosa que no ocurría en Fama ¡A Bailar!), esto viene en parte dado por que el programa no se emite en directo, con lo que pierde esa tensión y esa energía que se desprende de un directo. Yo soy de los que prefiere, a pesar de los posibles fallos que pueda haber, un programa en directo a uno grabado. Y es que aunque requiere más trabajo y se ven más defectos lo que da un directo, no lo transmite para nada un programa grabado. De cualquier forma y dada la forma en que está planteado el programa es un detalle que puede pasarse por alto.

En definitiva, es un programa para los amantes del baile, los amantes del baile que no aspiren a ver a grandes artistas ni a profesionales y ni siquiera a aspirantes (con mucho talento) que buscan meterse en el mundo profesional del baile de manera seria, como ocurría con Fama ¡A Bailar!, si no a una serie de chavales, con más o menos talento (algunos/as seguramente lleguen lejos si continúan así) que disfrutan con el baile sin complicaciones y sin plantearse de manera totalmente seria el dedicarse profesionalmente a este complicado mundo. Es decir, vemos la parte más inocente y más desenfadada del mundo de la danza, eso sí, sin el perfeccionismo, el talento ni la calidad que veíamos en Fama ¡A Bailar! (al menos no en la misma escala)... Eso sí, todo acompañado de buena música y buen ambiente, que siempre es más fácil que digerir que a los horribles cantantes de la posiblemente más floja edición de OT, por compararlo con otro programa teóricamente de mas nivel.

¿Vosotros como lo habeis visto?

Sitio Oficial | Fama School

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos