Compartir
Publicidad

'Saturday Night Live' - Pepe Navarro

'Saturday Night Live' - Pepe Navarro
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo viendo ‘Satruday Night Live‘ desde que se estrenó hace ya más de un mes semana tras semana, y ayer fue el único día que cogí el programa con menos ganas, y creo la culpa de esto fue toda del invitado que traían, Pepe Navarro, comunicador que ha hecho mucho en la televisión nacional y al que no tengo ninguna simpatía, más bien todo lo contrario. Y eso mismo parece que fue lo que le pasó a mucha gente, ya que el programa bajó tres puntos de share (tuvo un 7,7%) de golpe y sin ninguna explicación aparente más que la elección de host.

Aunque el host es una parte muy importante del programa, no lo es todo, así que procedemos a analizar como fue el programa de ayer, que dio para bastante, buenos momentos, otros no tanto y otros bastante deplorables que vale la pena mejor olvidar.

El programa comenzó bastante bien, con un sketch inicial en el que se hablaba del Inem parodiando a Cheers, una clara crítica al aumento del paro en el país en tono de humor, con un Secun de la Rosa diciendo el “gracias” que ya está a punto de convertirse en algo mítico del programa y con un Pepe Navarro que pareció costarle un poco entrar en el personaje al ser el primer momento en directo.

La entrada fría al directo de Pepe Navarro quedó aún más patente al comienzo de su monólogo inicial, se le veía como bajo de forma, demasiado serio y soso, por lo que las entradas de David Fernández recordando su paso por Eurovisión a modo de pique con Pepe quedó perfecto. Muy al contrario del sketch de Martina Klein que vino a continuación, donde aparte de que la temática no fue para nada afortunada, la modelo no es que estuviera a las mil maravillas, ya que le faltó expresión, saberse algo lo que iba a decir y creerse lo que estaba diciendo. Siguiendo la bajada de calidad del programa en esos momentos, tuvimos un sketch con Pepe Navarro con un contestador que cambiaba la voz que no tuvo ninguna gracia, sobre todo el final en el que insinuaban otra identidad sexual del personaje de Pepe Navarro, no sé si fue porque no le dieron la intensidad que se debía pero careció totalmente de gracia.

Los típicos anuncios que hay en todo programa fueron contrarios, por un lado el del juego de mesa que solo se podía decir “Mmmmh” fue demasiado absurdo para tener gracia, y por el otro lado, el del tinte con anfetaminas fue divertido aunque no demasiado original, ya que hemos visto ya demasiadas veces a Eva Hache haciendo de loca. Siguieron con otro sketch de esos en los que se tocan demasiado (parecen ya un clásico), donde se veía a una familia que se besaba demasiado, no estuvo del todo mal, aunque la rutina de los besos se hizo un poco cansina.

La siguiente parte del programa subió en calidad, empezando por el sketch sobre la publicidad subliminal, que aunque la idea estaba repetida de un programa anterior, ver a David Fernández meter la pata intentando hacer un mensaje subliminal me arrancó un par de carcajadas, que continuaron con el sketch parodia de Telepizza pero con los políticos vascos y terminó con las Noticias SNL, que entre Ana Morgade que estuvo espléndida (cada vez me gusta más esta chica) cotilleando con Eva hache y Yolanda Ramos y Secun de la Rosa equivocándose en pleno directo con el doblaje de la canción con carcajadas de los actores incluídas, hizo que me estuviera llevando un buen recuerdo del programa hasta que llegó el momento asqueroso, es decir, el sketch de los vómitos.

No suelo ser de las personas que le dan asco cualquier cosa, pero ver vomitar a tanta gente en directo (aunque el vómito fuera de broma) me revolvió el estómago y me dejó un muy mal sabor de boca, que se quedó en el sketch de la escuela de Pressing Catch al que no le presté mucha atención, ya que estaba aún pensando en el sketch anterior.

En definitiva, el programa de ayer tuvo bastantes altibajos, el comienzo fue bastante alto para a continuación bajar y luego volver a subir para después acabar en el suelo con todo el vómito que soltaron en el penúltimo sketch. Me sorprendió gratamente la actuación de Pepe Navarro, ya que sinceramente espera mucho menos del periodista, pero esta es la gracia de ‘Saturday Night Live’, poner en situación cómica a personajes que raramente veríamos así. La semana que viene más, y veremos si mejor.

En ¡Vaya Tele! | Saturday Night Live
Más vídeos | Cuatro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio