Publicidad

'Embrujada', no hechiza a nadie

'Embrujada', no hechiza a nadie
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El pasado mes de Enero, se editó en dvd, en nuestro país, esta película dirigida por Nora Ephron, la cual tiene una filmografía en la que abundan variaciones de remakes, o sea, coger una película clásica conocida, y sin hacer un remake propiamente dicho, hacer otra historia, pero siempre aludiendo a los títulos clásicos que se toman como referencia. En 'Algo Para Recordar' era 'Tú y Yo' de Leo McCarey, y en 'Tienes un E-Mail' era 'El Bazar de las Sorpresas' de Ernst Lubitsch. Ahora le toca el turno a una conocida serie de televisión titulada 'Embrujada', y que yo apenas recuerdo, pues era muy pequeño cuando la emitieron.

Isabel es una bruja, en el sentido literal de la palabra, que está harta de dicha condición. En contra de los deseos de su padre, decidirá tener una vida normal, comportándose como una persona corriente, sin usar la magia para provecho propio. Conocerá a Jack, un famoso actor que está preparando un remake televisivo de la famosa serie 'Embrujada', y está buscando a una actriz nueva que encarne a la famosa Samantha, personaje principal de la serie. El resto os lo podeis imaginar.

Decir que el guión de esta película es simplemente detestable, lleno de incoherencias, y cayendo en el ridículo más de una vez. Las cosas ocurren porque sí, como por ejemplo que los personajes principales se conozcan, en una escena metida a calzador. Los personajes secundarios no están tratados, simplemente están de relleno, y en algunos casos, sus historias quedan descolgadas y no concluyen, desapareciendo incluso de la trama de la película. Las situaciones, más que ridículas, llegan a ser increiblemente estúpidas, y alguna es un plagio de un film reciente de éxito. Las interpretaciones llaman la atención, pero no de lo buenas que son, si no por todo lo contrario. Will Ferrell demuestra una vez más, que no es un actor, es un mono gesticulante, poniendo caretas todo el rato, y gritando, erigiéndose como uno de lo individuos más insoportables que se hayan puesto delante de una cámara. Nicole Kidman, a quien le van mejor las cosas desde que se separó de Tom Cruise, pero que desde que ganó un Oscar por 'Las Horas', parece que se ha vuelto peor actriz. Esta película es buena muestra de ello, intentando hacer creíble un personaje prácticamente inexistente, y pensando que poniendo cara de tonta, y moviendo la nariz, va a resultar simpática. Aunque eso sí, no llega a los niveles de imbecilidad de Ferrell.

Pero donde uno se lleva las manos a la cabeza, es al comprobar que actores de la talla de Michael Caine y Shirley MacLaine, se han dejado caer en una película de semejante calaña. MacLaine incluso llega a estar mal, en un personaje nada definido, y casi incomprensible. Y Caine no llega a deslucir, pero no aporta absolutamente nada con un personaje que queda reducido a un esquema.

Nora Ephron como directora, tampoco ha hecho lo posible por llevar el film a buen puerto. Cualquier película anterior suya, es mejor que ésta, donde se limita a filmar con una sosería aplastante, sin la más mínima personalidad. Casi siempre ha salido airosa, pero esta vez no ha sabido encontrar la fórmula mágica para embrujar al público.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios