Compartir
Publicidad

Quentin Tarantino podría dirigir la nueva versión de 'The Shadow'

Quentin Tarantino podría dirigir la nueva versión de 'The Shadow'
26 Comentarios
Publicidad

Dieciséis años después de la adaptación que dirigió Russell Mulcahy, el personaje creado por Walter B. Gibson, The Shadow, podría volver a la gran pantalla. En aquella versión, tremendamente denostada, le daba vida un Alec Baldwin al que, quien lo haya visto por primera vez en ’30 Rock’, no reconocería y que parecía estar en una comedia más que en una traslación seria de las aventuras de este enmascarado, creado en los años ’30.

A principios de este año, Sony le vendió los derechos a la 20th Century Fox para crear una nueva película. El nombre de Sam Raimi había estado asociado al proyecto durante años, pero este realizador decidió pasarle la papeleta a David Slade (‘30 Days of Night’, ‘La saga crepúsculo: eclipse’).

Después de todo este trasiego, las últimas noticias indican que Quentin Tarantino se encargaría de coescribir una nueva versión del guión y también de dirigir la película. Parece extraño, pues el autor siempre ha tenido muy claro cuáles son sus fetichismos y sus proyectos soñados y nunca ha hablado de ‘The Shadow’ entre ellos, pero no sería impensable que fuese seguidor de una serie que apareció tanto en novelas baratas (pulp), como a modo de serial radiofónico — que contó con Orson Welles como narrador durante unos años— y que su amigo Raimi le haya hablado del proyecto. Claro que esto puede acabar, como tantas otras cosas que se propone Tarantino, en agua de borrajas.

La inclusión de Tarantino en el proyecto aparece como exclusiva en Pajiba. Sin embargo, los medios más reputados no se hacen eco de ella y otros añaden ahora que el representante del director ha desmentido esta posibilidad. Lo cierto es que, como habréis comprobado, en Hollywood es de lo más habitual que que transcurran años desde que se planifica llevar a cabo una película hasta que por fin comienza el rodaje y que las producciones de encargo pasen de unas manos a otras numerosas veces y con gran rapidez. Por lo tanto, muchas veces ni siquiera tener la confirmación de los implicados garantiza que un proyecto finalmente vea la luz con los nombres que se han asociado a él.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos