Compartir
Publicidad
"La serie de 'La catedral del mar' es cruda y muy fiel a la novela". Aitor Luna, Michelle Jenner y Jordi Frades
Entrevistas

"La serie de 'La catedral del mar' es cruda y muy fiel a la novela". Aitor Luna, Michelle Jenner y Jordi Frades

Publicidad
Publicidad

Antena 3 ha realizado hoy en Madrid una presentación de 'La catedral del mar', la adaptación de la novela de Ildefonso Falcones en la que Atresmedia ha estado trabajando durante mucho tiempo. Se trata de una co-producción con Netflix que la cadena española tiene previsto estrenar a finales de mayo, aunque aún no ha anunciado la fecha concreta; Netflix podrá ponerla a disposición de sus clientes a partir de septiembre.

Los principales implicados en la realización de 'La catedral del mar' han estado presentes en el mencionado evento para la prensa y en Espinof hemos tenido la oportunidad de charlar tanto con los actores Aitor Luna y Michelle Jenner, que en la serie dan vida a Arnau y a Mar, como con Jordi Frades, el director de los ocho episodios que dan forma a esta ambiciosa serie:

  • ¿A nivel técnico cuál fue el mayor reto de la serie?

Jordi Frades: Bueno, hubo muchos porque es una serie que está muy en movimiento al ser la historia de un personaje que va ascendiendo de clase social. Por ejemplo a nivel de decorados quiere decir que nunca está en la misma casa. Él va creciendo y con él va cambiando la casa.

Y luego ha habido un par de secuencias, una que es un asalto a un castillo y otra que es una batalla naval, un asalto a un barco, que seguramente han sido las más complicadas de rodar por el poco tiempo que tuvimos y por el trabajo digital, en especial la marítima. Es la más corta pero también en la que ha sido más difícil encajar todos los elementos.

  • ¿E interpretativamente?

Aitor Luna: A la hora de abordarlo lo que más te inquieta es el paso del tiempo, porque empiezas en los 19 años y creo que va hasta los 64 en el último episodio. A nivel físico no tuve la oportunidad de trabajar como el personaje se lo merecía por tiempo. Lo más jodido fue en verano con la ola de calor que hubo en 2016 y estábamos con una manta encima. Me acuerdo de una escena con Michelle que vamos en el carro por un secarral a pleno sol muy abrigados...

Michelle Jenner: Es que en realidad fue mucho menos aquí que en ‘Isabel’. Cuando es niña es otra actriz, porque yo de diez años ya no. Luego creo que el personaje llega hasta los 40 y algo. En ‘Isabel’ era desde los 14 hasta los 53…

Yo creo que Aitor habrá vivido días más duros que yo, como hacer una batalla, que a mí no me ha tocado. No recuerdo nada especialmente duro para mí más allá de madrugar mucho y trabajar muchísimas horas. Y los vestidos al lado de lo que llevaba en ‘Isabel’ eran como estar en bañador.

"Cada vez hay menos diferencias entre cine y televisión"

Escena Catedral Mar
  • La mayoría del rodaje ha sido en exteriores, ¿exige eso más?

Jordi Frades: Hoy en día ya no es como antes, que entrabas en un plató y las series se rodaban con multicámara. Ahora ya no se hace así, se hace como en las películas. Nosotros trabajábamos casi siempre con dos cámaras. Además, el trabajo en el plató era todo igual, no había luz colgada en la iluminación de los decorados. Se iluminaba igual que en un interior natural.

Precisamente porque había interiores naturales y decorados, para que no se notase la diferencia estética se trabajó mucho para que fuese una luz muy realista, no es la típica de plató. Yo creo que esto ya ha pasado un poco a la historia. Ya en ‘Matadero’, la última serie que hemos hecho, rodamos todo en exteriores y creo que es la dinámica habitual. Hacerlo de una forma más cinematográfica porque al final nuestros referentes americanos ya lo hacen así. Cada vez hay menos diferencias entre el cine y la televisión.

Aitor Luna: Se va bastante tiempo en rodar en espacios naturales. Llevar a todo el equipo, construir el decorado que hacía falta. En el caso de Cáceres se construyó toda la parte de fuera de la catedral. Ahí se nota el dinero de más. En lo demás no ha habido diferencias respecto a otras series que yo haya hecho. La última parte de la serie, con la catedral ya construida, ahí sí fuimos allí. En el último momento cuando vamos Michelle y yo con el hijo, ya somos mayores y entramos en la catedral. Fue impresionante verlo vacío, sin los bancos ni la gente. Eso fue un regalo.

Aitor Luna Catedral Mar
  • Me llama la atención que Antena 3 la esté vendiendo como una película en ocho episodios. Jordi, tú has trabajado más en televisión que en cine, ¿la trataste de forma diferente a otras series?

Jordi Frades: Yo creo que cada vez más hay menos diferencias entre un director de televisión y uno de cine. Antes sí, ahora ya no. Y cuando encima tienes la oportunidad de hacer una serie como esta, que toda ella la ha dirigido un solo director, en la que tienes la posibilidad de ser un poco más autor. Aunque haya directores de segunda unidad que a veces te hagan alguna secuencia o un plano de situación.

Yo tuve la suerte de tener a Salvador García Ruiz, igual que Cesc Gay tuvo director de segunda unidad en ‘Félix’, pero la serie parte de una visión del director. Eso todavía la acerca más al cine. Yo creo que las series se parecen cada vez más al cine.

Hay un factor que también es importante a la hora de hacer una serie en estos momentos: la participación de plataformas como Netflix. La gente ve Netflix en tablets, ordenadores e incluso móviles. Eso sí es importante a la hora de tener en cuenta algo como la escala de los planos. Si abusas de planos generales, debes tener en cuenta que en una Tablet no va a tener la potencia que tiene en una televisión grande.

Hay un momento de lucha interna entre algo más puramente cinematográfico, con planos-secuencia, movimientos de cámara, planos americanos para contar el entorno de los personajes, y una necesidad solicitada por las propias plataformas de tener planos cortos. De todas formas, yo intento hacer lo que el cuerpo me pide, lo que me dice la intuición, y hago así la planificación.

  • Jordi, ¿el trabajo de adaptación de la novela venía ya muy marcado en el guion o retocaste algo cuando llegó el momento de rodar?

Jordi Frades: No fue necesario porque tuvimos la suerte de que la preproducción fue muy larga. La serie arrancó y se paró un par de veces por problemas de presupuesto. Durante ese tiempo pude trabajar muy intensamente con los guionistas, de manera que cosas que no se ajustaban de producción o de la novela que a mí me apetecía que estuvieran…

Estuvimos trabajando mucho hasta llegar a la versión final del guion. Por ejemplo, del capítulo uno es la versión diecinueve y casi todos rondan ese número. Hasta que estuvimos todos, incluyendo la cadena, contentos con la versión final. Eso hizo que en rodaje yo el guion ya me lo sabía de memoria. Ya había planteado todas aquellas cosas que supuse que me podría encontrar en el rodaje y habíamos encontrado la solución con los guionistas.

"Los cambios respecto a la novela 'La catedral del mar' prácticamente son irrelevantes"

Daniel Grao
  • ¿Hay algún detalle sobre los pequeños cambios que hayáis hechos respecto a la novela que te gustaría destacar o explicar?

Jordi Frades: Yo creo que son prácticamente irrelevantes. Los dos más importantes. El primero que Grau Puig en lugar de tener cuatro hijos tiene tres, pero llegamos a esa conclusión porque el hijo mayor incluso en la novela como que desaparecía en la parte final y no tenía relevancia. Nos parecía que no hacía ninguna falta presentarle cuando luego no va a tener continuidad.

El otro es que el personaje de María en la novela es hija de otro personaje. Hicimos ese cambio porque en la novela también acaba desapareciendo. Creo que lo propuse yo y pareció una gran idea que fuera así porque era un personaje que había sido como un segundo padre para Arnau y eso hace que la culpa fuera más intensa hacia un personaje que te había estado ayudando toda la vida a que fuera de alguien que había pasado un poco por ahí.

También es verdad que tuvimos que hacer una reducción de personajes porque la novela es extensísima y hay muchísimos personajes. En la novela tú puedes recuperar la voz narrativa y contar quién es, pero en una serie puede volver a aparecer y es difícil que te acuerdes de quién es. De todas formas, creo que son los dos únicos cambios trascendentes respecto a la novela. El resto reconozco que ni me acuerdo de cuáles hemos hecho.

Sí que hay cambios en la parte más histórica, sobre los usos y funciones de los fueros y demás. Porque eso es muy difícil de contar en una serie de televisión y a nosotros nos interesaban los conflictos vitales de los personajes.

Aitor Luna: No es una serie histórica, es la historia de esos personajes en aquella época y de rebote se ven realidad de la época, pero no hace hincapié en mostrarla. Para que Arnau consiga lo que busca tiene que hacer de todo. Dolor, traición… Es muy cruda, eso se va a reflejar bien.

Michelle Jenner: Precisamente creo que ‘La catedral del mar’ es una serie sucia. Lo decíamos durante el rodaje de que era algo arriesgada, que no era todo limpito. Aquella época era sucia y eso se ve allí y me parece perfecto. Aquello era así y por eso lo estamos contando.

Novela
  • Michelle, Aitor, ¿vosotros habíais leído previamente la novela?

Michelle Jenner: Sí, la leí hace años y justo antes de empezar el rodaje la volví a leer. Creo que la serie es muy fiel. No la he visto, pero el guion que he podido leer y lo que yo he vivido creo que es muy fiel.

Aitor Luna: Me dieron el personaje un mes antes de empezar a rodar y me lo leí entonces en cinco días. Es muy fiel salvo algún cambio de personajes, pero mínimo. La parte de la historia es súper fiel.

  • Jordi, ¿qué aporta Aitor Luna de diferencial como protagonista? ¿Hubo problemas para que la cadena aceptase su fichaje tras lo sucedido en ‘Las aventuras del Capitán Alatriste’?

Jordi Frades: No, simplemente creo que fue algo como pase en muchas series, que pasas por bastantes nombres y al final acabas encontrado a los que se quedan para la serie. A mí no me preocupaba nada lo de ‘Las aventuras del Capitán Alatriste’, en todo caso a lo mejor a él le hacía estar en un lugar de mayor inseguridad, porque a todos nos afecta cuando a un trabajo tuyo recibe esa acogida, nos puede pasar a todos.

Yo creo que ha hecho un trabajo excelente, un protagonista distinto, muy emocional y diferente al héroe al uso. Viviendo sus experiencias de una forma muy íntima. Esa cosa pequeña y parca que tiene a la hora de interpretarlo Aitor mezclado con su apabullante físico, es muy vistoso físicamente, lo ha llevado a un lugar en el que esa potencia queda detrás de la sensibilidad del personaje.

Aitor Luna: Mi hermano (Yon González) no pudo hacerlo por otras cuestiones. Luego abrieron el casting y me cogieron a mí. Ya ni me acuerdo del casting, fue hará dos años. Creo que fue una escena de la serie con Aledis (interpretada por Andrea Duro en ‘La catedral del mar’).

En El Rodaje
  • Jordi, en ‘La catedral del mar’ vuelves a trabajar con Michelle después de ‘Isabel’, ¿cómo fue el reencuentro?

Jordi Frades: Michelle fue la primera actriz que me imaginé para hacer de Mar, igual que Pablo Derqui fue el primer actor en el que pensé para Joan. Es verdad que había trabajado con ellos, y es que son dos actores que me entusiasman y con los que tengo una manera de colaborar muy satisfactoria. Me apetece mucho siempre trabajar con ellos. Trabajar con Michelle es de las cosas que me hacen más ilusión.

Luego es verdad que en un momento dado yo tenía el peso del personaje de ‘Isabel’, pero después de la primera escena que rodamos ya le dije a Michelle que me había olvidado de ‘Isabel’ y ya era Mar. Eso fue maravilloso, el ver que es una actriz con esa ductilidad y lo fácil que es trabajar con ella, se entrega tanto. Y siempre hay una sorpresa, aunque obviamente hay un proceso de seducción mutua mayor con un actor con el que no has trabajado antes.

  • Michelle, tú también habías trabajado anteriormente con Aitor, ¿cómo ha cambiado desde los tiempos de ‘Los hombres de Paco’?

Michelle Jenner: Yo lo veo igual. Para mí está igual que cuando estábamos en ‘Los hombres de Paco’. El mismo carácter. Es divertido, bueno, maravilloso. Trabajar con él es una pasada, nos reímos mucho.

Imagen Luna Catedral
  • Jordi, ¿hasta qué punto te influyó para ‘La catedral del mar’ haber hecho antes ‘Isabel’?

Jordi Frades: Me sirvió como una gran experiencia de enfrentarte a una época determinada. Yo siempre dije cuando hicimos ‘Isabel’ que descubrimos muchas cosas que se fueron mejorando temporada a temporada. Yo creo que sin ‘Isabel’ no podría haber hecho ‘La catedral del mar’ como la hemos hecho, porque antes de llegar al set ya sabíamos las dificultades que nos íbamos a encontrar.

  • Jordi, ¿qué tiene de especial ‘La catedral del mar’ respecto a tus anteriores series?

Jordi Frades: Yo creo que lo que convierte a una serie en única es la historia que estás contando. Bajo mi punto de vista, una estética no hace una serie diferente, en todo caso la apoya. Por ejemplo, ‘Fariña’, una serie con una estética que me parece maravillosa, también es verdad que la historia lo es. Cuando todo eso y un gran reparto confluyen el resultado acaba siendo brillante. Yo creo que eso pasa en ‘La catedral del mar’.

Jordi Frades Rodaje
  • ‘La catedral del mar’ no sigue una estructura al uso, en ella cada capítulo es diferente al anterior, ¿eso cómo lo ibas marcando desde la dirección? porque imagino que no rodabais de golpe cada episodio…

Jordi Frades: Rodamos toda la serie unida como una película. Rodamos los ocho capítulos por localizaciones. Eso lo hacía muy complicado porque hay diferentes épocas, pero es verdad que como había trabajado mucho tiempo con los guionistas, sabía lo que quería conseguir en cada episodio.

El capítulo uno cuenta cómo desde la soledad de una masía, una pareja a la que le pasan una serie de cosas terribles entra en un universo por descubrir, el paso de lo pequeño a lo que será grande. Es el nacimiento. El segundo es la pérdida de la inocencia, unos niños que se hacen amigos de por vida y cómo poco a poco van perdiendo la inocencia. El tercero es el cambio, la aparición del Arnau adulto, el final de una época. El paso de la niñez a la adolescencia o la madurez. El desengaño amoroso, el capítulo del amor.

El capítulo cuatro es el de pérdida, el de la guerra, aquel en el que parece que perdamos todo aquello por lo que hemos luchado. El quinto es el de qué vamos a ser cuando seamos mayores, cómo entro en el mundo laboral. Como ves, cada capítulo tenía un punto de vista muy diferente y tiene un tono y un ritmo muy distinto.

Tú ves el primero, que yo siempre digo que es un poco sueco porque es muy frío, más contemplativo, distante, y estás al mismo tiempo conociendo a estas personas. Tiene una cadencia más nórdica. El segundo es más Spielberg, por decirlo de alguna manera. La presentación de la catedral, es la historia de unos niños. El tercero es mucho más dramático. Cada uno tiene un tono, una luz, una sensación y un ritmo distintos.

  • ¿Y eso cómo lo manejasteis en el día a día del rodaje?

Jordi Frades: Era muy importante saber dónde estábamos situados, a dónde pertenecía cada escena. Más allá de que cada capítulo sea diferente también tienes que controlar el ritmo interno de cada uno de los episodios. Como te comentaba, el hecho de tener una preproducción tan larga ayudó mucho, me sabía los diálogos de memoria. A veces solo acudía al guion porque tenía la planificación apuntada allí, pero otras ni siquiera lo necesitaba.

Con los actores sí que tuvimos un poco más de tiempo para los ensayos. Bueno, más bien de lectura, porque a mí tampoco me gusta ensayarlas mucho, pero sí leerlas para ver por dónde tengo que trabajarlas y para que los actores encuentren el lugar y que estemos todos en la misma sintonía. Como tuvimos todos los guiones, pudimos ensayarlos todos, cosa que en una serie habitualmente no pasa. Sueles tener cuatro o cinco y los actores no saben cómo acabará su personaje.

Michelle Jenner: En mi caso es muy importante lo que me hace sentir al leerlo por primera vez, qué emociones transmitía, qué es lo que le pasada por dentro y qué es lo que yo quería mostrar. Es un trabajo que en mi caso realicé con Jordi Frades, el director, y el resto de actores en los ensayos. Ir sacando lo que él quiere y lo que yo he entendido, y entre los dos sacarlo.

"La cosa está complicada para los actores españoles."

Jenner Catedral
  • La serie es una co-producción de Netflix y eso hará que se vea más fácil en el resto del mundo, ¿lo veis como una oportunidad?

Aitor Luna: Todo lo que sea visibilidad del producto está bien.

Michelle Jenner: Mira lo que pasado con ‘La casa de papel’, es una plataforma a nivel mundial muy buena, pero yo hago mi trabajo y ya está. Esas cosas no me las planteo. Mi objetivo es poder seguir trabajando de esto, que es lo que me hace feliz. Voy pasito a pasito, mirando cuál es el siguiente proyecto e intentando que sea un trabajo para toda la vida.

  • ¿Y cómo habéis vivido la larga espera desde que acabasteis el rodaje hasta el estreno?

Aitor Luna: Nosotros los actores vivimos ajenos a todo. Hasta que no me han llamado para la rueda de prensa… Yo terminé de rodar en 2016 y hasta ahora. No sabemos nada. Además, creo que cada serie que hacen consta a nivel fiscal el año que la emiten, así que hay mil razones por las que se puede quedar en un cajón.

Michelle Jenner: Está montada desde hace tiempo. Imagino que habrá sido una cuestión de cadenas o de encontrar el momento idóneo para estrenarla. No lo sé, no es mi terreno.

  • Aitor, Michelle, ¿cómo veis el estado actual para los actores? Se habla mucho del mal estado en el que está la industria, de la brecha salarial…

Michelle Jenner: Sé que sí pasa, pero evidentemente yo no puedo saber lo que cobra todo el mundo en las series. Yo intento luchar lo mío a nivel personal hasta llegar a un punto que considero ético, cobrando lo mismo que un compañero que trabaja lo mismo que yo.

Aitor Luna: Yo vengo de hacer una cosita pequeña que no puedo decir todavía, de televisión. Y ahora voy a solicitar el paro y a verlas venir. Bajo mi punto de vista la cosa está complicada. Creo que nos hace falta unión en nuestra profesión, por todas partes, y que se regulen ciertas cosas para que te motive trabajar. Al final pasa como con Arnau, hace falta alguien, llámese sindicatos o no sé quién, que nos una a todos y que se reparta el juego equitativamente, porque de momento no es así y estaría bien que cambiara.

Netflix
  • ¿Y cuál creéis que va a ser el recibimiento de la serie?

Aitor Luna: Creo que es una cosa de inteligencia emocional del inconsciente que no espere nada debido a mis pasadas movidas. Solo espero pasar página y que la gente disfrute de la serie. Lo demás que tenga lo que sea que ser.

Michelle Jenner: Yo creo que a la gente le va a encantar ‘La catedral del mar’. Es un libro que triunfó mucho en su momento y que han sido muy fieles al mismo. Además había un equipo maravilloso y todos los departamentos se han dejado la piel. Creo que a la gente que ya la leído le va a hacer gracia o curiosidad por ver si era como pensaba, pero aunque no lo hayas leído. Es que te engancha igual desde el primer momento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos