Publicidad

'Firewall', vuelve Harrison Ford, el héroe

'Firewall', vuelve Harrison Ford, el héroe
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Harrison Ford para mí es más que un actor. Al igual que otros muchos de mi generación, crecí viendo sus películas. Asistí a los estrenos de 'La Guerra de las Galaxias', 'En Busca del Arca Perdida' o 'Único Testigo', por citar sólo tres ejemplos. Asi que Ford ocupa un lugar muy importante en mi infancia. Es el héroe por excelencia, bueno, uno de ellos. Puede que haya hecho el mismo tipo de papel demasiadas veces, de acuerdo, pero lo sigue haciendo estupendamente. 'Firewall' no es la excepción. Con esta película regresa después de dos años de silencio, y vuelve a interpretar un personaje que ya hemos visto en otras ocasiones, algo que la crítica y el público empiezan a achacarle. Que raro, James Stewart o Gary Cooper interpretaban casi siempre el mismo tipo de papel, y nunca nadie se quejó. Pero en fín, los tiempos cambian, y quizá todavía no le han reconocido a Ford sus excelentes dotes como actor, un actor que ha hecho como los vinos.

Jack Stanfield es un especialista en seguridad, que un día es obligado a burlar la seguridad de un banco para robar una importante cantidad de dinero, cómo no. Si no coopera, su familia, que permanece secuestrada por los malos de la película, será asesinada, y muy probablemente también maten al perro. Harrison Ford, perdón, Jack Stanfield no puede permitir tal afrenta a su persona, asi que se las ingeniará para salir de tan complicada situación.

Bueno, pues su actor principal es lo mejor de una película que hace aguas por todos los lados. Ford hace carismático un personaje tan, tan simple. Lo cierto es que es una gozada verle en pantalla, en plena forma, demostrando que todavía puede dar mucha guerra, y dejando bien clarito, que todavía puede hacer de Indiana Jones, por muy mayor que parezca para el personaje. En la película hay varias secuencias en las que se tiene que pelear con alguno de los malos de la película, y da la sensación de que estamos viendo a Han Solo, o al doctor Jones, pero con traje y corbata, y padre de una familia. Además de héroe, protector familiar, para que todos tomen ejemplo. Esas secuencias de acción podríamos decir que también son un punto positivo de la película. No es que sean una maravilla, pero resultan enormemente efectivas, ya que suponen un regreso al buen cine de acción de los 80 (otra vez esa década), no son mareantes, ni están llenas de doce millones de planos, al contrario, son claras y están bien filmadas, con un uso de la violencia en su justa medida.

También podriamos decir que Paul Bettany compone un villano atractivo en matices, aunque más bien lo atractivo es realmente su interpretación y no su personaje, como le pasa más o menos a Ford. Ambos ofrecen los momentos más interesantes del film, un cara a cara efectivo, aunque podrían haberlo desarrollado mucho más.

Lamentablamente, y por mucho que me guste Harrison Ford, y que me traiga recuerdos maravillosos de mi infancia, no puedo llegar a decir que esta película es buena, ni muchísimo menos. Ciertamente, y como ya he dicho, él es lo mejor del film. Un film que posee un guión que prácticamente da risa. La historia posee muchos puntos débiles, y los malos, a parte de malos, son tontos, y es que el plan que tienen para salirse con la suya es una completa estupidez.

Los personajes secundarios están pésimamente tratados. Decían que Viriginia Madsen tuvo muy buena química con Ford durante el rodaje, y que por eso la ha recomendado para 'Indiana Jones IV'. Pues bien, esa química debió de ser entre escena y escena, porque en pantalla no asoma ni lo más mínimo, por culpa de que su personaje es mínimo, apenas tiene peso específico en la historia, y no aporta absolutamente nada. Pero no es el único. El siempre interesante Robert Patrick interpreta a un compañero de Ford, un antagonista, al cual se enfrenta. Su personaje aparece y desaparece como por arte de magia, e incluso se olvidan de él en uno de los momentos críticos del film.

Richard Loncraine nunca antes había tocado el género de acción y suspense, y se nota. No le imprime un ritmo correcto al film, y su puesta en escena no es de lo más adecuada, como si no estuviera cómodo en este género. Ciertamente pienso que no era el director adecuado para este tipo de película.

Un película floja, siendo generoso, ya que si no la hubiera interpetado Ford, sería un bodrio descomunal, o probablemente ni se hubiera estrenado. Por cierto, aunque muchos sepan lo que es un firewall, en el film no hay ni la más mínima alusión. O sea, que se titula 'Firewall' como se podía haber titulado 'Bocadillo de Chorizo'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios