Publicidad

'Man-Thing', más horripilante que el propio monstruo

'Man-Thing', más horripilante que el propio monstruo
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Nos ha llegado la última adaptación de un cómic, en este caso de la factoría Marvel. Desde que 'X-Men' fue un merecido éxito, se han dado luz verde a un montón de proyectos, que se ha ido materializando, a veces estupendamente, como las películas de Sam Raimi o una de Ang Lee, y otras pues hemos tenido que lamentarlo, como cierta cosa con John Travolta haciendo de malo, o una en la que Jennifer Garner pretende hacernos creer que puede interpretar el fascinante personaje creado por ese genio llamado Frank Miller. Ahora, y sin previo aviso, y estrenándose casi de tapadillo, nos llega 'Man-Thing', basada en el cómic de idéntico título. Y mucho me temo que nos encontramos ante una de las peores adaptaciones jamás hechas de un cómic. Bueno, realmente, a parte de eso, también es una de las peores películas que se han hecho jamás. Aunque si te la tomas con sentido del humor, por lo menos te puedes echar unas buenas risas.

A la tranquila población de Bywater llega un nuevo sheriff convencido de que es lo que necesita, un lugar tranquilo donde descansar sin demasiado trabajo, y respirando aire puro. Sin embargo, en las zonas pantanosas del lugar está desapareciendo gente, que reaparece más tarde muerta. Han sido asesinados de forma brutal e inexplicable. El nuevo sheriff tiene trabajo. Averiguar quién mata a esa gente, mientras lidia contra un empresario avaricioso que se quiere hacer con el lugar a toda costa, para beneficio propio.

Independientemente de que la película esté basada en un cómic, este tipo de historia lo hemos visto miles de veces en cientos de films y telefilms de poca monta. Eso no es óbice para rechazarla, por supuesto que no. Bienvenida sea cualquier tipo de historia, mil veces vista o no, si te la cuentan bien. Claro que aquí eso no ocurre ni de lejos. Estamos ante el típico film con monstruo horrible (es que hay algunos mosntruos que no son horribles), en el que absolutamente todo es un enorme topicazo, que por momentos uno se pregunta si realmente es cierto lo que se está viendo. Para nada sorprende ver detrás de la cámara a Brett Leonard, un tipo que ya nos demostró su "valía" con cosas como 'El Cortador de Cesped' o la infumable 'Virtuosity', aunque tiene un film medianamente decente titulado 'Asesino del Más Allá', que visto lo visto, se lo debió de hacer alguien.

Leonard nos aburre soberanamente con una película que adolece de todos los defectos de este tipo de producciones. El chico bueno es un chico muy guapo y muy bueno de corazón, no hace nada que se salga de la ley, aunque llegado el momento... La chica es una chica muy guapa, que en pricipio odia al chico, pero claro, luego el guionista dice que tienen que liarse, y se lían. Por cierto, la escena en la que ocurre eso es un clarísima demostración de qué no debe hacerse en una película, absolutamente risible, metida en el momento menos oportuno y nada creíble. Provoca la carcajada, en serio. Debería enseñarse en las Universidades de Cine, para que los alumnos aprendan a no cometer ese tipo de errores.

El resto de personajes se mueven entre los malos muy malos, que cuando realizan un gesto con la mano basado en el dedo corazón estirado y el resto de dedos cerrados, para que haya más dramatismo tienen que soltar frases del estilo de "fuck you" (jódete, en español), y lindezas por el estilo. No falta por supuesto el compañero del protagonista cuyo destino es bien previsible, los matones estúpidos que también lo tienen crudo, e incluso un indio místico que no hace más que rezar cantando, y que protagoniza una de las escenas más ridículas de la película.

No voy a hablar de las frases de diálogo, como la que he citado antes, porque entonces me da la risa. Hay conversaciones verdaderamente inútiles y faltas de originalidad. Por no nombrar las escenas en las que los personajes, y antes de ser atacados por el mostruo, hablan solos y bien alto para que se les oiga. Por cierto, las interpretaciones de todo su reparto es mejor obviarlas, de verdad, que nos podemos poner muy malos.

Respecto a las escenas de terror, pues que simplemente no existen. Los responsables del film no sabían que estaban haciendo un film de terror, por lo tanto... A eso hay que sumar que la película es enormemente cutre en cuanto a efectos visuales se refiere (el mostruito se las trae), aunque me imagino que ahí han querido homenajear un poco aquellas producciones fantásticas de los años 50 de serie Z, que eran igual de cutres. Vamos, digo yo que podría haber sido por eso. O no.

Un bodrio sin parangón, que no me explico por qué lo han rodado, y por qué lo han estrenado. Ese secreto se lo tragará el pantano.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios