Compartir
Publicidad

57º Festival de San Sebastián: Perturbadora 'Chloe', de Atom Egoyan

57º Festival de San Sebastián: Perturbadora 'Chloe', de Atom Egoyan
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, ese individuo con barba de quince centímetros y aspecto de ser tu vecino, es Brad Pitt, que ha provocado la locura al llegar a San Sebastián. Es lo que tiene ser una superestrella mundial, las fans (y algún fan masculino también había) ignoraron la lluvia que durante todo el día, de manera pertinaz, ha caído sobre la ciudad, y han obtenido su merecido premio: un garabato de su ídolo en un cuaderno plagado de fotos. En comparación, la llegada de Tarantino, algunas horas antes, fue bastante más pacífica (muy diferente de lo que ocurrió en Cannes), y mucho más tranquila.

Siendo, como es, una de las películas norteamericanas más esperadas de los últimos meses, ‘Inglourious Basterds’ tiene agotadas todas las entradas en los pases que no son el de prensa (como es lógico), y parece una buena opción por los directores de este certamen para abrirlo por todo lo alto. Sobre ella dejaré una crítica a parte en este blog, pero puedo adelantar que es puro Tarantino, que a los que le siguen no les va a defraudar (a la mayoría, supongo), y que a los que no le soportan no les va a interesar en absoluto (salvo conversos, que siempre aparecen).

La rueda de prensa ha sido tan animada como podía esperarse, y se ha desarrollado entre bromas y chistes fáciles. En este tipo de eventos, Tarantino se muestra en su salsa, y sabe encandilar a su platea, por mucho que algunos, supongo, no le traguen. Posee ese talento innato de algunos showman, los cuales carecen por completo de sentido del ridículo, y aunque a menudo lo bordea, su ingenio y su verborrea le ayudan a provocar la sonrisa en sus auditorios. Estaba feliz de encontrarse en nuestro gran festival, sabiendo además que se estrena la película hoy mismo en todo el territorio español.

Un buen Egoyan, una excepcional Julianne Moore

El egipcio Atom Egoyan es un veterano en esto de presentar películas en importantes certámenes europeos. Ha llevado cinco de sus realizaciones a Cannes, donde ganó el Gran Premio del Jurado y el Premio del Jurado Ecuménico por ‘El dulce porvenir’, así como el premio FIPRESCI por esta y por ‘Exótica’, hace ya unos cuantos años. Esta es la primera vez que trae un trabajo suyo a este festival, y podría llevarse algún premio, aunque es pronto para decirlo, pues es la única a competición que se ha podido ver.

‘Chloe’ podría ser su mejor película en bastantes años. Cuenta la turbia historia de un matrimonio plagado de dudas y enfrentado, de manera descarnada, al paso del tiempo y lo que esto supone de desintegración del deseo sexual, propio y ajeno. Una compleja trama de celos y engaños, de inquietantes resultados, que ha recibido una ovación cerrada del público, a pesar de que no han sido pocas las voces que señalan que en su conclusión se desmadeja y desdibuja, como efectivamente así es, parte de lo que hasta entonces tan bien se había armado.

chloe-500x267.jpg

Eso sí, lo que nadie ha puesto en duda es el formidable trabajo de su actriz protagonista, Julianne Moore (sin duda, una de las intérpretes mejor dotadas y más autoexigentes de su generación), que desde ya mismo suena como firme candidata a la Concha de Plata a mejor actriz, premio que si recoge al final de esta edición nadie se sorprenderá lo más mínimo. Como anécdota es ineludible decir que Liam Neeson sufrió la pérdida su mujer, Natasha Richardson, durante el rodaje de esta película, y muchos están de acuerdo en que esto se siente de manera notable en su interpretación, como no podría ser de otra manera.

Dice el cineasta: “Es cierto que esa frase lo desmitifica, pero todos sabemos que un orgasmo tiene más cosas. El encuentro sexual, sus connotaciones psicológicas, emocionales… El problema es que Katherine, la protagonista, necesita que la exploren emocionalmente, como ella explora, al ser ginecóloga, a sus pacientes”. Va a provocar no pocas disensiones esta película, lo cual es bueno, y con sus errores, abre de manera estupenda la sección oficial. Ya veremos si el listón se mantiene, si sube de nivel, o si baja…

Ceremonia de inauguración

Edurne Ormazabal, que lleva presentando el festival desde hace más de diez años, ha aparecido en medio del extraño decorado de este año, para dar paso a un clip que recoge algunas imágenes de lo que ha sido este festival, y que anuncia un poco lo que va a dar de sí la 57 edición. Luego, han dado paso a la presentación del premio FIPRESCI, que este año ha recaído en ‘La cinta blanca’, de Michael Haneke, que ya había sido galardonada con la Palma de Oro del Festival de Cannes. No hay entradas disponibles ya en el festival para verla, y tampoco un pase de prensa. Me reservo el obvio comentario al respecto.

No ha venido Haneke a recoger el premio, sino una productora de la película. Su discurso sobre las películas independientes y su defensa sobre la presencia de los críticos en el cine, ha sido breve y algo confuso. A continuación se anuncia el premio Donosti a Ian McKellen, que será entregado el próximo miércoles 23. Ya hablaremos en su momento de este actor y de sus palabras al recoger el premio.

Una delgadísima Elena Anaya, con un rubio nada favorecedor, presenta la retrospectiva al gran Richard Brooks, que los que no tengan sus obligaciones en la sección oficial y sus debilidades en Zabaltegui Perlas, quizá puedan ver. Anaya se ha hecho un poco de lío explicándolo todo, pero ha cumplido. Es una buena idea hacer un ciclo sobre este realizador, que tiene alguna que otra obra notable, incluidos un par de westerns de referencia.

Goya Toledo, también delgadísima (yo no comprendo qué tipo de dietas siguen estas chicas), presenta la sección La Contraola, 40 películas del novísimo cine francés. Nuevamente una sección para que los cinéfilos, y no la crítica (más que nada, porque no da tiempo), se pase por el festival, y además un muy buen reclamo. Marta Etura presenta otra sección paralela dedicada al cine vasco, y por lo menos no parece la radiografía de un silbido. No, tampoco va a dar mucho tiempo a echarle un vistazo a alguna película de esta sección.

Más secciones: ‘Horizontes Latinos’. Aida Folch, con unos taconazos de vértigo y el “gabon” de rigor, hace los honores. También ha tenido su hueco el presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematrográficas, el señor Alex de la Iglesia, que ha dicho que menos arte, y más industria, y que el cliente siempre tiene la razón. En pocas palabras, que lo más importante es que el espectador esté contento. Ahí queda eso. Una también delgada Emma Suárez presenta a una delgadísima Saffron Burrows, que habla sobre el premio a nuevos directores.

Tras la presentación del jurado, cuyo presidente es el director Laurent Cantet, Palma de Oro por ‘Entre les murs’, da lugar el pase de gala de la primera película a concurso, ‘Chloe’, cuyo director ha proclamado que España es tan extraordinaria como su película.

Esto no ha hecho más que comenzar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio