Compartir
Publicidad

Sitges 09 | Tercera jornada | 'La huérfana' y 'Celda 211' no decepcionan

Sitges 09 | Tercera jornada | 'La huérfana' y 'Celda 211' no decepcionan
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os escribo más tarde que nunca. Son las cuatro de la madrugada, según mi reloj, y “mon amour” sueña a mi lado desde hace un buen rato. Salimos del lujoso Hotel Meliá, tras ver y aplaudir ‘Celda 211’, en torno a la una de la mañana, y tras una buena caminata llegamos al apartamento cerca de las dos. Una cena ligera y a dormir… bueno no, antes tengo que comentar mi tercer día en Sitges.

Dos realizadores españoles y dos películas muy entretenidas; destrozando tópicos. Este domingo tuve la oportunidad de ver ‘La huérfana’ y ‘Celda 211’, lo nuevo de Jaume Collet-Serra y Daniel Monzón, respectivamente. Tenía miedo de la primera y esperaba lo mejor de la segunda, al final sentí miedo con la primera y deseé que la segunda fuera mejor. Ahora mismo os lo explico. También tuve la oportunidad de hablar unos minutos con Collet-Serra, durante una entrevista en grupo que tuvo lugar en una habitación del Meliá. Solicité charlar con alguien de la otra película, pero imagino que sus agendas estaban muy ocupadas.

A las ocho y media de la mañana, la prensa estaba convocada en el Auditori para el pase de ‘Orphan’ (‘La huérfana’), un nuevo film de terror cuya trama gira en torno a una niña diabólica. Jaume Collet-Serra, contentísimo en Hollywood, dirige una producción de Joel Silver y Leonardo DiCaprio (entre otros), y cuenta con Vera Farmiga, Peter Sarsgaard e Isabelle Fuhrman en los papeles principales. Como ya pasó con ‘Expediente 39’ (‘Case 39’), estrenada hace poco en nuestro país, la película se beneficia del gran trabajo de la jovencísima protagonista. Fuhrman está fantástica dando vida a un pequeño demonio de frágil y cautivadora apariencia. Imposible olvidar el rostro de la pequeña psicópata.

Farmiga y Sarsgaard tampoco están nada mal, interpretando convincentemente a un matrimonio que se ha estado engañando durante demasiado tiempo, enfrentándose a su definitivo final cuando adoptan a la extraña Esther, una niña solitaria que se convertirá en su mayor pesadilla (tremendo el momento en el que se revela su mayor secreto). ‘La huérfana’ es un estupendo producto de entretenimiento que ofrece mucho más que sustos fáciles; se nota la preocupación de Collet-Serra por cuidar a los personajes, en el que sin duda es su mejor trabajo hasta la fecha. Le sobra metraje, como a la gran mayoría de las películas actuales, y el tramo final es demasiado atropellado, pero sus aciertos pesan más que sus defectos, siempre y cuando uno no se olvide de lo que está viendo, que esto no aspira a ganar ni un Oscar.

Tras la entrevista, que de nuevo se produjo con retraso, pude por fin tomar algo, y aproveché el resto de la mañana para dar un paseo por los puestecillos que hay junto al Edificio Miramar. Encontré la extraordinaria trilogía de ‘La condición humana’ por el increíble precio de veinte euros, acabando rápidamente en mi mochila, junto a ‘Brick’, que al parecer la regalaban con cualquier compra (no es una película que me entusiasme, pero a caballo regalado…); eché el ojo a una camiseta de ‘La naranja mecánica’, a un póster de ‘Casablanca’ y una figurilla de ‘Star Wars’, pero mi dolorida cartera habló con mi sentido común, y entre ambos lograron que lo dejaran para otro día, que en esto de las compras, todo es empezar.

Por la noche pude saciar mi curiosidad sobre ‘Celda 211’, que me la había perdido el día anterior, y era algo que tenía que ver, tras leer las estupendas críticas que había cosechado en anteriores festivales. Sobre todo, de este thriller carcelario se venía diciendo que Luis Tosar realizaba un trabajo monumental… y es totalmente cierto. Sólo por el personaje de Malamadre que compone Tosar ya se agradece que Daniel Monzón haya hecho esta película. Lástima que el otro protagonista principal, Alberto Ammann, esté a años luz de Tosar, impidiendo que la película sea más verosímil y poderosa. El guión también fuerza algunas situaciones para complicar y atar las cosas, lo que tampoco ayuda. El momento del protagonista con el móvil es ridículo cuando debería ser terriblemente dramático.

Dicho esto, como con ‘La huérfana’, uno se queda con los muchos aciertos de esta intensa ‘Celda 211’, y resta importancia a los errores, a lo que se podría haber mejorado. Excepto por Ammann, que sencillamente no encaja en el papel, Tosar está muy bien acompañado, destacando los sólidos trabajos de Antonio Resines, Vicente Romero, Carlos Bardem o Luis Zahera. Monzón no acierta demasiado retratando lo que ocurre fuera de la prisión donde se produce el motín sobre el que gira la película, pero dentro monta un excelente espectáculo. Si se hicieran más como éstas, el cine español no sólo saldría de la crisis, sino que dejaría en ridículo a casi todo lo que llegara de Hollywood.

sitges

Las cinco y media. Estupendo. Si el cuerpo me lo permite, mañana más.

PD: ¿Hace tanto calor en el resto de España? Creía que estábamos en el mes de octubre…

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos