Compartir
Publicidad

Eurovisión vuelve a las andadas: se acabó la participación masiva

Eurovisión vuelve a las andadas: se acabó la participación masiva
46 Comentarios
HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad


Ya es oficial: un jurado hará una criba de los aspirantes a participar en Eurovisión aplicando el criterio de nivel artístico, calidad musical y cumplimiento de las normas de la UER. Se terminaron las veleidades con Chikilicuatres, Cobras y demás. Todo vuelve a los orígenes y podemos dar por terminado el experimento participativo, tan ambicioso como peligroso, que ha llevado a la tele a candidaturas indignas de estar ahí, siempre según la organización, claro. Supongo que pensarán que la gente no ha sido responsable con sus votos o algo así. Más bien parece que ellos son los que no han sabido tener el control ni llevar la situación, así que han preferido que las aguas vuelvan a su cauce.

Tengo que reconocer que me inclino por lo friki y eso será porque en realidad Eurovisión me interesa poco. Con las nuevas medidas me interesará aún menos. Lo de Cobra no me pareció escandaloso y creo que se le dio demasiada importancia porque, al fin y al cabo, con el jurado ya se garantizaban que no iba a pasar la selección. A Chikilicuatre hasta le voté a diario y cuando Jimmy Jump saltó al escenario me partí de risa. No es que Eurovisión no me merezca respeto, es que preferiría que las candidaturas españolas tirasen por el lado cómico pero sé que eso choca con las bases tradicionales del festival.

Colar un candidato en Eurovisión va a ser otra vez tarea complicada y, claro está, la gracia de Chikilicuatre no se puede repetir. Esa viralidad máxima sólo puede conseguirse una vez, al menos de esa manera. Ya imagino que las cabezas pensantes de los departamentos de guionistas y publicistas estarán estrujándose los sesos para conseguir un nuevo hit. ¿Acaso no podría pasar algo como lo de Raúl Cirujano y el concurso de champús? O incluso Guille Milkyway podría intentar otro éxito como el que tuvo con “Amo a Laura”. No, tendrá que ser algo original otra vez y el jurado estará a la caza de candidaturas poco claras.

No entiendo esa fijación con no hacer el ridículo, es verdad. Me parece que el ridículo está sobrevalorado y que deberían de utilizar el arma de doble filo que supone pero eso no va con Eurovisión, claro. Así las cosas, si no hay nada sorprendente este año dedicaré mi tiempo a otra cosa porque de canciones tópicas y típicas está la radio llena. Si además de llevar un representante con el que no comulgo tengo además que soportar los comentarios de Uribarri, me da algo. Eso sí, Coral dijo que se retiraba después de encadenar varios fracasos. Igual estas medidas le animan a presentarse otra vez aunque sus últimas declaraciones quemando las naves no le son ahora favorables. En fin, que ya todo será como antes para tranquilidad de la mayoría. Qué aburrimiento.

Vía | ADN
En ¡Vaya Tele! | Eurovisión 2010, después del espectáculo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio