'La justiciera': un contundente thriller con Olivia Wilde convertida en un ángel vengador diferente a lo habitual
La Sexta

'La justiciera': un contundente thriller con Olivia Wilde convertida en un ángel vengador diferente a lo habitual

La carrera de Olivia Wilde recibió un gran impulso en 2019 gracias al estreno de 'Súper empollonas', su primer trabajo como directora. Apenas unos meses antes de que eso sucediera, llegaba a los cines 'La justiciera', a priori otra película más dentro de las personas que se toman la justicia por su mano con métodos violentos al ver cómo los criminales se salen con la suya.

Seguro que eso llevó a que muchos la dejaseis pasar de largo en su momento, pero hoy tenéis una buena oportunidad para recuperarla, ya que laSexta la emite esta noche a partir de las 22:30. No voy a engañaros y deciros que estamos ante una película imprescindible, pero sí que es una interesante adición a los relatos de justicieros urbanos.

Otro tipo de cine de vigilantes

Una constante en las películas con historias similares a las de 'La justiciera' es que el trauma sufrido por su personaje protagonista su utiliza más como acicate para que limpie las calles de escoria viviente sin pararse a preguntar mucho más al respecto. En el caso que nos ocupa se reduce el contenido violento en aras en un enfoque más dramático que confía en que Wilde sepa llevar todo el peso de la función sobre sus hombros.

Eso lleva a que 'La justiciera' muestre dos facetas diferentes, por un lado la de una especie de ángel vengador que ayuda a otras personas que sufren algún tipo de hogar abusivo, mostrando en esos casos una determinación incuestionable sin que ello suponga necesariamente la muerte de la persona responsable.

Por otro tenemos que ella misma es también víctima, algo que la película va desgranando de forma paulatina hasta convertirse en el eje de la función. Ahí es cierto que la película hubiese agradecido un libreto algo más pulido, ya que en ocasiones Sarah Daggar-Nickson, guionista directora de 'La justiciera', se complica de más sin necesidad, lastrando así lo que hubiese funcionado mejor con una apuesta más clara por la concisión.

Eso no quita para que haya elementos interesantes en la puesta en escena de Daggar-Nickson, quien busca mimetizar la película visualmente con el estado psicológico de su protagonista, tanto en los colores que más destacan en temas de fotografía como en el manejo de la cámara. Me quedé con ganas de ver más suyo.

No obstante, por encima de todo quien brilla es una Wilde muy convincente, tanto cuándo ha de imponer su ley en situaciones más físicas como cuándo ha de mostrar sus cicatrices, tanto las físicas como, sobre todo, las emocionales. Además, la película echa mano poco de los diálogos, por lo que hay que transmitir toda esa rabia y dolor a través del silencio, cosa que quizá desespere a algunos espectadores, pero que personalmente creo que le sienta muy bien a 'La justiciera'.

Olivia Wilde La Justiciera

El recorrido en taquilla de 'La justiciera' fue prácticamente inexistente, viéndose en salas en apenas un puñado de países. Si por lo que sea no os encaja bien verla hoy en televisión, también la tenéis disponible en Amazon Prime Video.

Temas
Inicio