Publicidad

Los 14 mejores superhéroes paródicos del cine y las series
Listas

Los 14 mejores superhéroes paródicos del cine y las series

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El concepto de superhéroe ya lleva implícito algo de caricatura. Son personajes que heredan costumbres y estéticas, por ejemplo, de la literatura pulp (el origen de Batman es pura literatura barata de la época), caracterizada por cargar las tintas en lo grotesco y lo exagerado de los géneros populares. Poco después de la creación del género en los comics, las historias superheroicas se llenaron de gorilas gigantes, villanos imposibles y secundarios tronchantes.

Héroes como Shazam! o Plastic Man ya eran, de salida, espejos deformados de referentes muy concretos. Y aunque la segunda mitad de siglo XX, de los concienciados setenta a la avalancha grim & gitty de los noventa, trajeron realismo y superhéroes serios, seamos honestos: los superheroes son gente que viste los calzoncillos por fuera, pijamas de colores y cuya visión binaria de la moral es sencillísima de ridiculizar.

Cine y television nunca han ido a la zaga en esa burla. Ya desde los tiempos del Batman televisivo de los sesenta, que marcó la figura del Hombre Murciélago a base de humor y auto-chufla durante décadas, han coexistido tantos superhéroes en pantalla serios y graves como paródicos. Al fin y al cabo, no es sencillo tomarse en serio la versión en imagen real de las mallas y las máscaras. Hoy hemos seleccionado algunas de las mejores, de todos los géneros y con todos los matices. Estas son las mejores comedias superheroicas de la historia.

'Rat Pfink a Boo Boo' (1966)

Una espeluznante baratija de Ray Dennis Steckler, responsable del también escandaloso cacharro infrapresupuestario 'The Incredibly Strange Creatures Who Stopped Living and Became Mixed-Up Zombies!!?'. Su génesis le ha dado carácter mítico, ya que empezó siendo una película seria de crímenes titulada 'The Depraved', pero Steckler se aburrió y a los cuarenta minutos decidió cambiar el tono y convertirla en una parodia de Batman. La dramática mutación en el tono se refleja perfectamente en la película, con dos mitades como la noche y el día.

Las anécdotas de rodaje son muchas y muy variadas: hay un desfile real en el que se cuelan actores y equipo de la película para simular que está dedicado a los protagonistas. Y el título original era el más lógico 'Rat Pfink and Boo Boo', pero un error en la impresión del título convirtió el gazapo en leyenda, ya que era demasiado caro cambiarlo. Con todo, la película es pionera en esto de reirse de los superhéroes, llevando a altas cotas de ridículo y desvergüenza el entonces muy popular 'Batman' televisivo.

'The Return of Captain Invincible' (1984)

Un descomunal fracaso comercial en su momento (costó siete millones de dólares, recaudó unos quinientos mil) procedente de Australia, y que es extravagancia pura: la historia crepuscular de un superhéroe claramente inspirado en Superman, con numeros musicales (algunos de manos de los compositores de 'Rocky Horror Picture Show') y Christopher Lee de villano. Todo ello antes de que las parodias superheroicas se pusieran de moda, aunque 'Superman III' es casi una comedia y se le adelantó un año.

'El Vengador Tóxico' (1984)

Una comedia tosquísima y brutal, como suele ser habitual en la Troma, pero que mantiene un equilibrio muy curioso entre una película de superhéroes real y su parodia. Es decir, que si quitamos los chistes respeta escrupulosamente los códigos superheroicos: origen típico -claramente inspirado en el primer y muy alfeñique Peter Parker-, uniforme distintivo -tutú y fregona, convertidos en iconos de forma muy ingeniosa-, orgullo freak y capacidad para ampliar su mitología con nuevas aventuras (la mejor, la increíble cuarta entrega) y personajes (la novia ciega es todo un hallazgo que también funciona como guiño a monstruos clásicos). No es de extrañar que el personaje se convirtiera en todo un emblema para la compañía.

Radioactive Man en 'Los Simpson' (1991)

La inevitable aportación de 'Los Simpson' al tema de las parodias superheroicas está en Radioactive Man, un héroe que protagonizó los episodios 'Three Men and a Comic Book' y 'Radioactive Man'. Su grandeza como personaje está en que ha pasado por todas las etapas de la industria de los superhéroes, de su encarnación primigenia en un serial en blanco y negro a la despreocupada versión colorista y pop al estilo del 'Batman' de los sesenta.

El plan para revitalizar esta cronología ficticia dentro de la serie es rodar la inevitable superproducción con grandes estrellas en Springfield, y Milhouse es escogido para ocupar el papel de sidekick o ayudante. Por supuesto, Radioactive Man ha tenido su versión impresa real, donde se ha indagado en sus superpoderes e historia, claramente inspirados en los de Superman.

'Blankman, mi hermano el chiflado' (1994)

Un joven y genial inventor (Damon Wayans) se inspira en su héroe de la infancia, Batman, para vengar la muerte de su abuela. De hecho, esta simpática parodia se fija en el reciente éxito del primer 'Batman' de Tim Burton para burlarse de los tropos del género, del ayudante robótico al sidecick (aquí el hermano del protagonista, bajo el alias de Other Guy). Un héroe que se toma a risa los imposibles gadgets de su ídolo, pero no su implacable misión moral.

Bluntman y Chronic, de 'Persiguiendo a Amy' (1997)

En principio, los alter ego superheroicos de Jay y Bob el Silencioso no eran más que un chiste en uno de los tebeos reales guionizados por Kevin Smith y protagonizados por la pareja de camellos que vendían drogas en la puerta de la tienda de 'Clerks'... Pero en realidad, nacieron como personajes de un comic ficticio que aparecía en 'Persiguiendo a Amy', y cuyo coautor era Ben Affleck.

De hecho, la lucha de Jay y Bob el Silencioso por evitar la difusión y adaptación de estos comics es la base de 'Jay y Bob el Silencioso contraatacan', y se hace un guiño a su popularidad en 'Clerks II'. Los personajes son una parodia para fans muy colocados (es decir, muy receptivos), donde todas las armas están derivadas del uso y abuso de los porros, pero que se benefician del amplio conocimiento de Kevin Smith de las convenciones superheroicas.

'Orgazmo' (1998)

Las andanzas en imagen real de Trey Parker y Matt Stone no han sido tan fructíferas como su popularísima 'South Park', pero desde la desconocida pero magnífica 'Baseketball' a la increíble y más actual que nunca 'Team America', sus comedias fuera del cine de animación son estupendas. Una de las más populares es esta doble parodia de las películas de orígenes superheroicos y del cine porno... paródico. Cuenta la historia de un mormón que tiene que pagarse la boda haciendo porno de superhéroes hasta que debe enfrentarse a una némesis de auténtico tebeo acompañado del típico sideckick zumbón y teenager, Choda Boy.

'Mystery Men' (1999)

La parodia superheroica por excelencia durante años fue esta extravagante comedia a la que se le notaba muchísimo su origen en las páginas de un comic indie de la época. El caso es que como película que pasa por todos los tópicos del género funciona estupendamente, y sus personajes serían héroes de tomo y lomo... si no fueran tan ridículos. Extraordinarias interpretaciones de cómicos con apabullante personalidad como Ben Stiller, Janeane Garofalo, Hank Azaria, William H. Macy, Paul Reubens y muchos otros grandes.

'The Specials' (1999)

Otra película fundamental entre las parodias superheroicas, pero no muy conocida pese a sus muchísimos rasgos en común con 'Mystery Men'. Aunque aquí lo que tenemos no es a un grupo de inútiles con poderes ridículos, sino a un equipo de seres superpoderosos (concretamente, el sexto o séptimo mejor del mundo) con poderes realmente admirables retratados en su día a día.

La primera película escrita po James Gunn fuera de la égida de la Troma y antes del bombazo que supuso 'Scooby-Doo' tiene muy mala uva y un reparto tremendamente divertido y variado -Rob Lowe, Melissa Joan-hart, el propio Gunn...- Es fácil detectar en ella obsesiones y dinámicas entre personajes que permearían en películas posteriores de Gunn como 'Guardianes de la Galaxia', de la que 'The Specials' es un precedente innegable.

'Kick-Ass' (2010)

La línea que hay entre la parodia y la película de superhéroes que, sencillamente, tiene algo de humor, es en ocasiones finísima. ¿Es 'Los increíbles' una película de superhéroes luminosa o una parodia? ¿Y 'Megamind'? ¿Y 'Hancock'? Demonios: ¿y 'Las Tortugas Ninja'? Muchas veces el límite está en lo consciente de su propia condición de burla que tiene la película. En ese sentido, 'Kick-Ass' está en el término medio exacto: se ríe de los superhéroes, de sus convenciones y, sobre todo, de su moral, pero sus secuencias de acción y su argumento, con historia de origen incluída, son de película seria de superhéroes. De ahí, posiblemente, su enorme éxito, que propició una secuela... aún más paródica.

'Super' (2010)

El mismo año de 'Kick-Ass', el director de la citada 'The Specials', James Gunn, rubricó la más brutal y brillante parodia superheroica de la historia. Gunn demuestra ser un conocedor profundo de los tropos del género y los dinamita a conciencia, saturándolos de una violencia mucho menos verbenera que la de 'Kick-Ass', y proponiendo a un protagonista (espectacularmente encarnado por un Rainn Wilson sin miedo a caer mal al espectador) que se hace héroe por despecho.

Como un misil tierra-aire dirigido a la siempre dudosa moral de los superhéroes, la película parodia desde las convenciones estéticas a las motivaciones de los héroes, pasando por el siempre turbio papel del sidekick, aquí encarnado por una también brillante Ellen Page. El resultado no toma prisioneros y es, con toda seguridad, la cima del humor más bestia de Gunn.

'The Tick' (2017)

Esta imprescindible parodia superheroica ha pasado por tres fases gloriosas. Cómic indie en 1987(es asombroso todas las parodias que empiezan ahí, y tiene todo el sentido: la parodia del superhéroe es una reacción al tebeo mainstream norteamericano, como lo es el cómic independiente), serie de televisión de culto de una treintena de episodios en 1994 y, ahora, una serie de imagen real en Amazon que conserva todo el encanto e ingenuidad de sus precedentes.

El protagonista es un héroe invulnerable acompañado de un ingenuo sidekick, La Polilla, y con el que salva la ciudad una y otra vez de villanos como Mad Nanny. A veces más focalizado en parodias concretas, a veces riéndose del género superheroico en toda su amplitud, 'The Tick' es un clásico por una razón muy clara: su tendencia a la bufonada y su aprecio por aquello que está parodiando hacen imposible no quererle.

Vindicators en 'Rick y Morty' (2018)

La tercera temporada de 'Rick y Morty' ha llegado a unas cotas altísimas de metarreferencialidad y reflexión sobre sí misma y sobre los géneros que explota. Por supuesto, 'Rick y Morty' no podía dejar de poner en solfa los códigos superheroicos y así fue con el episodio 'The Vindicators 3: The Return of Worldender'. Los Vindicators, un grupo de héroes claramente inspirado en los superequipos de Marvel o DC, tienen que enfrentarse al letal Worldender.

Por supuesto, Rick hará lo de siempre: eliminar al villano y enfrentar a los héroes entre sí. Esta vez, con un maquiavélico juego tipo 'Saw' en el que saldrán a la luz las peores miserias de cada uno. Y demostrando, de paso, que el auténtico villano de esta serie es uno de los protagonistas.

Deadpool 2 (2018)

Como parodia es más parecida a 'Scary Movie' que a 'Mystery Men', pero esta secuela hila más fino que su ya bastante destructiva predecesora en términos de hacerle un corte de mangas al cine de superhéroes. Todo lo relativo a X-Force o al paso por la Mansión Xavier es chufla de muchos quilates, aunque a veces la película ceda a la tentación de tomarse en serio a sus héroes, un pecado que le impide ser la 'Agárralo como puedas' de los superhéroes Marvel que muchos desearíamos ver.

Esta es la lista con las 14 parodias que consideramos clave para entender las parodias superheroicas, pero ¿qué cintas creéis que deberían añadirse a esta recopilación de las mejores parodias con máscaras y capas?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir