Compartir
Publicidad
Netflix no está personalizando el arte de sus películas y series en función de la raza: así funciona su algoritmo
Netflix

Netflix no está personalizando el arte de sus películas y series en función de la raza: así funciona su algoritmo

Publicidad
Publicidad

Si sois usuarios de Netflix, seguramente habréis notado una cosa muy curiosa en torno a las recomendaciones y las series y películas que veis en la página principal: las imágenes son personalizadas y, habitualmente, van cambiando (ya sea de sesión en sesión o por otras circunstancias). Esto se llama Personalización de arte y ha puesto a la compañía en el ojo del huracán.

Todo comenzó este fin de semana, cuando una usuaria comentó en su Twitter lo "extraño" que resultaba que a la hora de recomendarle 'Hija de su padre' ('Like father') película de Netflix protagonizada por Kristen Bell y Kelsey Grammer, la plataforma le pusiera el cartel de la película con dos secundarios random que resultaban ser afroamericanos (al igual que ella).

Dada la relativa irrelevancia de estos dos personajes en el metraje de la película, Stacia L. Brown preguntó a otros usuarios negros de Netflix si les pasaba algo similar: que el arte personalizado de sus series y películas mostraban el personaje según la raza.

Las respuestas no tardaron en aparecer, confirmando, aparentemente, la teoría de la posteadora original:

Pero también hubo algún usuario que afirmó que la cosa va más bien por los intereses de visionados anteriores que por la raza del usuario:

"Mi novio ve un montón de películas de negros por lo que también tuvo ese poster negro de 'Like father'. Se empeñó en querer ver esa 'película de negros' y cuando me la mostró estaba tan confundida porque había visto la cinta y sabía que no era negra"

Desde Netflix no tardaron en responder. Y la contestación fue contundente: no usan datos demográficos para la personalización de arte:

No preguntamos a nuestros miembros por su raza, género o etnia por lo que no podemos usar esta información para personalizar su experiencia individual de Netflix. La única información que usamos es el historial de visionado. En términos de miniaturas, estas difieren y cambian regularmente. Esto es para asegurarnos que las imágenes que mostramos son útiles para decidir qué shows ver.

El ejemplo de 'El indomable Will Hunting'

Stranger Things

Esa intervención por parte de Netflix es coherente con cómo trabaja con el algoritmo de recomendaciones de la plataforma y cómo intentan hacer que cada película y serie sea atractiva para cada tipo de usuario. A finales de 2017 Netflix lo explicó muy bien con el ejemplo de 'El indomable Will Hunting'.

Por cada obra del catálogo de Netflix, la compañía selecciona diversos fotogramas e imágenes promocionales. El objetivo es abarcar todo un abanico de temas por los que un usuario random pueda estar interesado.

Basándose en el historial de visualización, Netflix sabe que al usuario A le interesan las películas románticas; mientras que al usuario B le gustan las comedias. Esto resulta en que para el usuario A Netflix pondrá un cartel de 'El indomable Will Hunting' con Matt Damon y Minnie Driver mientras que para el B usará una de Robin Williams.

Will Hunting

En las pruebas vieron que, efectivamente, un usuario de perfil "romántico" era más proclive a picar en la foto de Matt Damon que en la de Robin Williams y al revés con el usuario "cómico".

Will Hunting2

Un ejemplo parecido lo vemos con 'Pulp Fiction'. Alguien que sea especialmente fan de John Travolta recibirá en su interfaz una imagen de Vincent Vega y uno que suela ver a Uma Thurman, el clásico cartel de la película.

Pulp Fiction

Y esto no solo va en torno a los géneros y actores, sino también en temáticas e intereses que muestren las películas y series, por lo que si eres aficionado a documentales húngaros verás húngaros por todas partes... e igual pasa si te gusta ver series que hayan abogado por la diversidad cultural en cualquier aspecto.

Esto es, a grandes rasgos, cómo funciona esta personalización de Netflix. Desde la compañía reconocen que es altamente complicado lograr atinar, sobre todo con el riesgo que supone el ir cambiando las imágenes entre sesiones por si creaba confusión. Pero de momento, parece que están contentos con este aspecto de personalización... a pesar de la controversia.

Es cierto que nosotros no le damos a Netflix nuestros datos más allá de los básicos... pero sería de ingenuos pensar que no controlan datos más allá de los "oficiales". Sobre todo en la era de Facebook, Cambridge Analytica y demás. Pero no es menos cierto que, con lo que vemos, decimos más de nosotros mismos de lo que pensamos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio