Compartir
Publicidad
Publicidad

'Alaska y Mario', la responsabilidad de ser siempre divertidos

'Alaska y Mario', la responsabilidad de ser siempre divertidos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado domingo, día 19, se estrenó la tercera temporada de 'Alaska y Mario', una nueva etapa que los fans esperábamos con ganas después de un ciclo de ciertas dudas respecto a su grabación. El canal MTV apostó en su momento por una fórmula de reality en la que el carisma de los protagonistas es fundamental: seguir las 24 horas del día de un par de famosos y ver cómo se mueven y respiran a cada momento. El programa logró un 1,6%, que, si bien no parece una gran cifra, mejoró el estreno de la segunda temporada.

Había expectación por ver cómo se desarrollaba esta tercera tanda de programas después de dejar el listón muy alto con la boda de la primera temporada y la luna de miel de la segunda. Lo más complicado para este programa es la eterna responsabilidad de ser siempre divertido, locuaz, enloquecido... Así es como logró el favor de la audiencia y éste va a ser el punto que se le reclame siempre, sin hueco para el relax. Por cierto, que los esfuerzos de esta tercera temporada estarán centrados en la celebración del cumpleaños de Olvido, que afrontará 50 primaveras como 50 soles.

alaska y mario t3

Uno de los puntos fuertes del espacio, que ha seguido su tónica habitual en el primer programa, es el saber combinar géneros y registros, tal y como nos pasa en la vida diaria a todos nosotros. 'Alaska y Mario' sabe conjugar el glamour o lo sofisticado de ciertos momentos con lo más cotidiano del día a día: las radiografías de una hernia, una lucha de pies tumbados en el sofá o la organización de los armarios de una casa.

Y, por supuesto, cómo no hablar de los secundarios, auténticos descubrimientos de este show que ya no podríamos entender sin ellos: la presencia de las Nancys, con sus cervecitas, su hit del verano, sus ideas de videoclip... es fundamental para que el programa enganche como lo hace. A la presencia de estos clásicos hay que sumar la de los diferentes famosos que pululan por la vida de Alaska y Mario. La intervención de Carmina Barrios fue uno de los ganchos del programa, así como la de Paco León o Eduardo Casanova. Del mismo modo, este espacio sirve de promoción para otros, como el programa de Dani Mateo o la tienda de bicis de Natalia Verbeke.

'Alaska y Mario' ha vuelto y, de momento, parece que no hay desgaste. Algunos ingredientes para conseguir esto son: la sensación de que los protas siempre están haciendo algo (el programa empieza in media res: con la visita de Fangoria a México), la combinación de elementos de festividad (velada de karaoke) con otros muchos más emotivos (el recuerdo al hermano de Mario o a Sara Montiel y su funeral) y, desde luego, el contraste y compenetración entre Alaska y Mario, con esas meteduras de pata que resultan tan locas que sólo pueden ser naturales (Saénz de Baranda o el hipótamo de los taxistas). Veremos si el programa consigue ofrecernos más de lo que nos gusta, sin perder su gracia, ni impostar.

En ¡Vaya Tele! | 'Alaska y Mario' vuelve con su tercera temporada el domingo 19 de mayo a MTV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos