Compartir
Publicidad

Docurealities que nos atrapan (XLII): 'Pesadillas en su tinta'

Docurealities que nos atrapan (XLII): 'Pesadillas en su tinta'
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de tantas ediciones hablando de docurealities, corremos el riesgo de repetirnos. Y es que al final hay un patrón: subastas (ahora también de casas), reformas (con el monopolio de los gemelos Scott), construcciones (ahora también en los árboles), empeños, mega-cosas... Pero de vez en cuando llega un nuevo programa que rompe el molde. Hoy me confieso atrapada a 'Pesadillas en su tinta', un mix magistral de realidad y realidad ficcionada.

Este nuevo docureality se ha incorporado a la parrilla de Xplora recientemente, pero en EEUU lleva ya dos temporadas ayudando a la gente a librarse de las aberraciones en tinta que se dejaron perpetrar en el pasado. Malos tatuajes y malas decisiones que tienen solución pasando por el estudio de 'Tattoo Nightmares'.

¿De qué va?

El escenario es el día a día en un estudio de tatuajes de Los Ángeles especializado en la técnica Cover Up. Es decir, intentar borrar las huellas y los errores del pasado, literalmente. Tommy Helm, Big Gus y Jasmine Rodríguez son los tatuadores que han de enfrentarse a las historias deshonrosas de sus clientes (sin tener, por otra parte, ningún miramiento a la hora de reirse en sus caras) y conseguir transformar un mal tatuaje en una obra de arte. Que vuelvan a confiar en alguien con una aguja en la mano. De hecho, no es sólo hacer (cubrir) un tatuaje. El trabajo de estos tres artistas trasciende mucho más: significa tapar, borrar, hacer desaparecer el recuerdo de una historia que abochorna y/o duele (en algunos casos hasta traumatiza) a las personas que piden su ayuda. Para algunos deshacerse de esas pesadillas supone un punto de inflexión en sus vidas.

La premisa para aparecer en el programa es que el tatuaje vaya acompañado de una anécdota surrealista. No basta con haber sido joven, insensato y no pararte a pensar en lo que hacías. Con sólo dos emisiones ya he podido comprobar que las víctimas de tatuadores inexpertos en fiestas con alcohol de por medio son casi un cliché para ellos. Estas historias se reconstruyen, además, de la forma más cutre posible. Y cuando digo cutre me refiero a utilizar un muñeco para hacer de bebé, pelucas de los chinos y actores de bazar. Vamos, al estilo '1000 maneras de morir', que se emite justo después y no puede ser sólo casualidad. Tampoco que los dos se emitan en la misma cadena (Spike). Desde luego, comparten equipo de producción.

¿Por qué nos atrapa?

No puede no enganchar. Así de simple. No con esos ingredientes: por un lado, la fascinación que despierta el proceso artístico; por otro, la mezcla de incredulidad y risa tonta que provocan esos vídeos low cost. En cuanto a los tatuajes, no es sólo la belleza de la creación lo que atrapa. Es ver cómo se enfrentan al reto de cubrir o hacer desaparecer un tatuaje, en ocasiones más que un desafío. Los hay que llegan re-tatuados sobre el mismo error. O con tribales: no hay nada que un tatuador desprecie más. Ellos se las ingenian para integrar estos pésimos trabajos dentro del nuevo dibujo o, simplemente, hacerlos invisibles con el hándicap de estar trabajando sobre el anterior.

Tattoo

Claro que dedicándose a cubrir errores perpetrados por malos tatuadores, es una ventaja que cuanto peor sea la calidad, más fácil sea de corregir. En cualquier caso, son gente de recursos: juegan con la perspectiva, las texturas, la saturación de color o la dirección de la línea. El resultado suele estar bien hecho, pero la mayoría de veces implica cargar con un nuevo tatuaje de dimensiones faraónicas. Pero los clientes siempre están encantados con el resultado a juzgar por sus reacciones histriónicas.

La pena es que ensombrezcan el programa añadiendo historias. Porque aún siendo muy verosímil ir a Las Vegas y volver con un tatuaje de conejito de Playboy (además de gracioso), algunas historias parecen haber salido directamente de la mente de algún guionista. Como siempre, la duda: ¿un excelente trabajo de cásting o la guionización se les ha ido de las manos? Cuando vemos realities queremos realidad. Pero parece ser que esos tiempos ya pasaron. Antes, todo esto eran programas de telerrealidad.

¿Versión española?

¡Por dicho! No darían abasto entre tribales, símbolos chinos que puede que en vez de "superación" digan "pollo con almendras", antebrazos cubiertos con descomunales letras góticas, muñecas adornadas con nombres de hijos con fuente Book Antiqua o mariposas/flores lumbares. Lo cierto es que hay más de un cliché en el mundo del tatuaje, aunque cueste creer que algo tan permanente pueda someterse a la esclavitud de la moda. Así que al estudio español de 'Pesadillas en su tinta' no le faltaría trabajo. eso sí, me niego a plantearme cómo sería nuestra versión de las historias ficcionadas. ¿Qué hay de vosotros? ¿Escondéis algún oscuro secreto en tinta?

Ficha Técnica: 'Pesadillas en su tinta'

TattooNightmares_peq
  • Título Original: 'Tattoo Nigthmares'
  • Cadena: Spike (USA)
  • Temporadas: 2 (2012-actual)
  • Emisión: Xplora

  • En ¡Vaya Tele! Respuestas | ¿Cuales son vuestros docurealities de la TDT favoritos? En ¡Vaya Tele! | Docurealities de la TDT

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio