Compartir
Publicidad
Publicidad

El malísimo criterio de la Academia

El malísimo criterio de la Academia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Hay algo que ocurre sistemáticamente todos los años, y es que los cortos nominados casi nunca son representativos de la enorme calidad que existe en el cortometraje nacional. Hay un sistema de selección que obviamente no funciona.

Lo dice Daniel Sánchez Arévalo, director de AzulOscuroCasiNegro (que ha dirigido tres cortos más después del estreno de su película), a propósito del sistema de selección de los cortos nominados a los Goya.

Toda reacción tiene su consecuencia. Si ya de por si, la relación de los cortos con la Academia falla en la base, es normal que éstos ninguneen cualquier trabajo realizado en formato corto, y tomen decisiones tan peregrinas, como retirar la entrega de estos premios de la ceremonia.

El mismo Daniel, apunta otra verdad como un templo (que parecen desconocer los dirigentes): "No se puede menospreciar el formato de esta manera. No se puede medir la importancia o la calidad de una película sólo por su duración. Es una necedad. Además, hoy por hoy, el corto español está situado a la cabeza a escala mundial, y eso hay que valorarlo y respetarlo."

Una vez dicho esto, la excusa de agilizar la retransmisión pierde sentido si no tiene un buen guión, una buena dirección o un buen maestro de ceremonias. Si la misma vuelve a resultar cansina y pesada, ¿qué no quitarán la próxima vez? No obstante, volvemos al arranque de esta entrada. El error ya está en la selección, porque los cortos seleccionados no son los más representativos. Como luego vengan los Oscars, y seleccionen algún trabajo como finalista, ¿qué cara se le quedará a la Academia? ¿Se apuntarán al carro? Pues eso.

Vía | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos