Compartir
Publicidad

Españoles en los oscars, II : Gil Parrondo

Españoles en los oscars, II : Gil Parrondo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos la serie sobre los españoles que han logrado un Oscar con el primero que logró dos estatuillas, un éxito insólito hasta que Pedro Almodóvar lo igualara en 2002. Gil Parrondo es además uno de los mejores profesionales que ha dado el cine de nuestro país. Aun en activo acaba de firmar el diseño de producción de El puente de San Luis Rey y como Director artístico de Tiovivo c. 1950. 1970 Oscar a la Mejor dirección artística por Patton 1971 Oscar a la Mejor dirección artística por Nicolás y Alejandra

Gil Parrondo nació en 1921 en Luarca, Asturias. Pronto su vocación por el arte le lleva a ingresar en la escuela de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Tras su paso por la Escuela se asocia con Luis Pérez Espinosa con el que comenzará su extensa carrera diseñando juntos los decorados de más de treinta películas. También contaban con ellos las producciones estadounidenses que rodaban parte del metraje en nuestro país. Cuando Pérez Espinosa falleció, Gil Parrondo continuó su trabajo como decorador en solitario. Años antes ya había comenzado a ampliar sus miras firmando también la dirección artística de Orgullo y Pasión a la que siguieron films de la talla de Doctor Zhivago, las dos obras maestras del genio Franklin J. Schaffner que le reportaron sendos Oscars: Patton y Nicolás y Alejandra. Con Un caballero andaluz comienza también a encargarse del diseño de producción, trabajo que le permitió trabajar en Los Cazadores o El viejo que leía novelas de amor. En definitiva una carrera de casi cien títulos, muchos de ellos muy relevantes, como la propia Volver a empezar, por lo que además de sus dos oscar participó en la primera película española que obtenía una estatuilla.

Además de los oscars mencionados mereció una nominación más por Viajes con mi tía del maestro George Cukor, pero en esta ocasión no tuvo suerte. Cuenta también con cinco nominaciones para los premios Goya, con las que consiguió llevarse tres preciados bustos por Tiovivo c. 1950, You are the one y Canción de cuna.

En definitiva, un autentico profesional del arte en el cine, un ejemplo para las nuevas generaciones que ven con asombro las producciones de los USA y que no saben que españoles como él son capaces de crear la magia, por ejemplo, del coliseo de La caída del imperio Romano.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio