Compartir
Publicidad

Mario Camus recibirá el Goya de Honor en 2011

Mario Camus recibirá el Goya de Honor en 2011
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España ha anunciado hoy que entregará el Goya de Honor 2011 al director y guionista Mario Camus, autor, entre otras obras, de dos de las adaptaciones más célebres del cine español: ‘Los santos inocentes’ (1984), según Miguel Delibes, o ‘La colmena’ (1982), según Camilo José Cela.

El cineasta, nacido en Santander en 1935, comenzó con ‘Los farsantes’ (1963) y ‘Young Sánchez’ (1963) para continuar con ‘Muere una mujer’ (1965), ‘Esa mujer’ (1969) o ‘La cólera del viento’ (1970). Camus es asimismo responsable, de ‘La casa de Bernarda Alba’ (1987), según Federico García Lorca; ‘Después del sueño’ (1992), ‘Sombras en una batalla’ (1993), ‘El color de las nubes’ (1996), ‘La ciudad de los prodigios’ (1999), según Eduardo Mendoza, o ‘La playa de los galgos’ (2002). Su último film fue ‘El prado de las estrellas’ (2007) y el siguiente quizá sea ‘Historias de la bahía’, guión que tiene ya en un cajón esperando ver la luz.

Para televisión ha firmado ‘La vuelta de El Coyote’, ‘La forja de un rebelde’, ‘Curro Jiménez’ y ‘Fortunata y Jacinta’.

Como guionista, ha escrito películas para Carlos Saura (‘Los golfos’ 1959; ‘Llanto por un bandido’, 1963), Pilar Miró (‘Werther’, 1986; ‘Beltenebros’, 1991; ‘El pájaro de la felicidad’, 1993), Jordi Grau (‘Cántico’, 1970), Miguel Ángel Díez (‘Luces de Bohemia’, 1985) o Pedro Olea (‘Mas allá del jardín’, 1996).

Para aquellos que deseen comenzar a conocer a este creador, recomiendo que hagan una selección de títulos por su fama o por las críticas laudatorias que puedan escuchar al respecto antes que tomar un camino cronológico, pues si comienzan por ‘El prado de las estrellas’, última película de Camus, no van a obtener una impresión muy favorable. Este film es lento, rancio y poco natural en sus diálogos e interpretaciones, además de excederse en su exhibición de paisajes cántabros, suponemos que como forma de agradecimiento a una subvención.

Aunque las encontré más válidas, tampoco recomendaría comenzar con el resto de sus producciones de los años noventa, antes de haberse lanzado con sus adaptaciones más célebres.

Caso de que aún no las conozcan, la sensación será mucho más positiva si se comienza con ‘La colmena’ o ‘Los santos inocentes’. La adaptación de Camilo José Cela tiene especial mérito por ser capaz de reproducir la estructura “en celdas” que el gallego confirió a su novela. La que proviene de Delibes tiene una de las frases más famosas de la historia de nuestro cine: «Milana, bonita» que se encuadra en una interpretación histórica de Francisco Rabal. Se trata de un film imprescindible para cualquier amante del cine.

Declaraciones de Mario Camus con respecto al Goya de Honor

«Me he alegrado del premio, me vendrá bien. Como me lo entregarán en febrero, tengo tiempo para preparar un discurso sobre el cine español y las amenazas que tenemos. Yo soy de hablar en comités pequeños, pero lo de subir a un escenario… Soy muy tímido, es una enfermedad. No me divierten nada estas cosas».

«Estoy lleno de reconocimientos de los que trabajan conmigo. Me siento muy querido y noto que me echan de menos cuando no trabajo, pero lo de las multitudes me espanta porque lo que más me gusta es pasar desapercibido. Tengo una familia cinematográfica muy fiel y sé que a ellos les alegrará el galardón. Reyes Abades es como mi hijo».

«Mientras el cuerpo aguante, seguiré trabajando. Puedo caminar, hablar reír… y hacer una película, si me lo proponen. A los de nuestra edad no nos proponen películas, somos nosotros los que las tenemos que presentar en nuestra Comunidad Autónoma o a las televisiones. Los jóvenes quieren ver películas de los jóvenes, nosotros tuvimos nuestro público, que nos sigue, pero ahora desde la butaca de su casa viendo un DVD».

«Pero no me quejo [de no recibir propuestas para escribir guiones]. No estoy en el mercado, estoy un poco fuera del circuito porque no vivo ni en Madrid ni en Barcelona».

«Yo estoy contento con lo que he hecho, unas películas me han salido bien y otras menos bien porque cada obra tiene su propia vida durante el rodaje. Mi intención siempre ha sido trabajar bien. Lo que más me molesta es cuando has fallado».

En 1985, Mario Camus fue galardonado con el Premio Nacional de Cinematografía. Obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Berlín por ‘La colmena’ (1982).

La entrega del galardón honorífico se producirá el 13 de febrero de 2011, durante el transcurso de la ceremonia de entrega de los XXV Premios Goya.

Vía | Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio