Compartir
Publicidad

Y el Goya a la gala más lenta es para...

Y el Goya a la gala más lenta es para...
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gente de mi entorno sabe que por muy coñazo que sea una gala de los Goya, en el fondo me encanta. Pero este año, ya sea porque este año me ha afectado más la injusticia de los premios, porque hubo monólogos que no tuvieron ni pizca de gracia o porque se alargó muchísima más de la cuenta, lo cierto es que consiguieron que me desesperará un poco.

La 29ª gala de los Premios Goya se recordará por ser interminable y por la noche en la que 'La isla mínima' se alzó como ganadora indiscutible de la noche al llevarse a casa 10 estatuillas y en el que se ninguneó, de una forma hasta ofensiva al cine pequeño que también estaba nominado. Y hubo cosas buenas y premios justos -Bárbara Lennie, Javier la mejor fotografía, la película Iberoamericana...-, ojo. Aquí hacemos un repaso a lo que más nos llamó -o desllamó- la atención, aunque sé que me voy a dejar muchas cosas en el tintero.

El ninguneo a las películas no taquilleras

Bárbara Lennie

Vale. Puedo aceptar -más o menos- que no ganaran todos los premios que merecían porque ya sabemos de qué va el tema y parece que se premia por interés económico. Vale, todos los premios son un poco así. Pero la casi nula mención a dos de las películas que optaban al Goya a la Mejor Película me parece bastante vergonzoso y hasta ofensivo, diría. Para eso, no haberlas nominado, señores de la Academia.

Y es que ni 'Magical Girl' de Carlos Vermut, ni 'Loreak' de Jon Gargaño y José Mari Goenaga, parecían dignas de entrar en los comentarios del maestro de ceremonias, Dani Rovira. De la primera, sólo declaró su admiración por José Sacristán -obvio-, de la segunda, una broma sin gracia: "Loreak, porque yo lo valgo". Ni rastro de sus logros en festivales internacionales, ni comentario a sus autores o actores -salvo a Sacristán y recordemos lo brutales que están las actrices de 'Loreak' y que injustamente no fueron nominadas-.

Queridos señores académicos, si de verdad quieren un cine variado y quieren ser una verdadera familia no pueden ignorar de esta forma a dos de las mejores películas del 2014, y que a muchos, incluída una servidora, le emocionaron mucho más que la ganadora. Ahí lo dejo. Podría escribir toda la crónica sobre el tema, pero no es cuestión.

Dani Rovira, el número musical y los 'zasca' a Wert

Dani Rovira

Había mucha expectación y Dani Rovira la cubrió de sobra, o por lo menos al principio. La ceremonia arrancó con un número musical que utilizaba temas míticos utilizados en el cine español como 'A tu vera' o 'Resistiré', con un montaje en vídeo bastante interesante. El momento final del musical para el que salieron al escenario todos los que entregarían un premio después y que sería el primer 'zasca' al ministro Wert, que los miraba con cara de muermo. Un 'Resistiré' que en realidad quería decir: "Echadnos encima lo que queráis, que nosotros aquí seguimos". Bastante bien.

El 'zasca' continúo con el monólogo de apertura de Rovira dijo que el cine español había recaudado 27 millones de euros que entraban directamente a las arcas -se le escapó 'orcos'- del Estado o su emoción al decir que "este año más que nunca, nos merecemos más que nadie, gritar bien alto: ¡que vivan los espectadores, que vivan las buenas historias y el cine español!". Luego, empezó con las "cosas de risa" se dirigió al ministro Wert como 'Nacho', e hizo su divertido repaso a las 5 películas nominadas -olvidando las citadas anteriormente, claro-.

A pesar del potente comienzo, los esfuerzos de Dani Rovira fueron decayendo. Ganó el Goya al Actor Revelación -con beso apasionado incluído a su novia, Clara Lago y compañera de reparto en '8 apellidos vascos'- y se le fue toda la energía. Los monólogos que continuaron no tuvieron ni pizca de gracia -¿alguién entendió de qué iba eso de los 'trailereses'?-.

Pero no acabaron aquí los vapuleos al ministro Wert, aunque todos esperábamos algo más. Enrique González Macho hizo referencia a qué el IVA al 21% ya no tiene ningún sentido y admiró los modelos de Francia y Estados Unidos donde "la cultura es un tema de Estado". Por su parte, Almodóvar cuando subió a entregar el Goya de Honor a Antonio Banderas, comenzó saludando a los presentes y añadió: "Señor ministro, usted no está incluído en esto". ¡Bravísimo, Almodóvar!

Laaaaargaaaaa

Álex O

La ceremonia empezó bien y con buen ritmo, pero de golpe y porrazo eran la 1 de la madrugada y los medios de comunicación anunciaban que el final de la ceremonia estaba previsto para esa hora y todavía quedaban 7 premios que entregar y el 'In Memoriam'. Lo lógico hubiera sido que el director de la gala reaccionara y supiera meter cortes a lo que no hacía falta, por mucho que lo hubieran preparado, pero no lo hicieron.

Así, vimos un número demasiado largo de Álex O'Dogherty para introducir los premios a la mejor banda sonora y canción, una segunda parte de 'El cine que viene', un vídeo resumen con imágenes de los rodajes del cine que se estrenará en los próximos meses y que fue interesante en la primera parte y en la segunda...pues no era necesario, una segunda -larga e innecesaria- actución musical de Miguel Poveda y un poético resumen final de la ceremonia leído por Rovira que si no hubiera sido porque estábamos deseando irnos a dormir, habría estado bien. De la lentitud de palabra del productor de 'La isla mínima' al recoger el Goya a la Mejor Película mejor no hablo, mejor lo véis:

Pues eso. Podemos dar por cerrada la temporada 2014 y abrir los brazos al cine que nos viene, que por lo que nos enseñaron tiene muy buena pinta. Eso sí, esperamos que los responsables de la ceremonia sepan un poquito de autocrítica y se reeplanteen muchas cosas sobre cómo hacer una gala de premios -y que contraten a otros cámaras y realizador, ¡qué mareo!-, aunque parece que nunca aprenden.

Lo que no les perdonaré nunca es la falta de respeto a ciertas producciones, así que, desde aquí, mi pequeño homenaje a las ignoradas: 'Loreak' de Jon Garaño y José Mari Goenaga, 'Magical Girl' de Carlos Vermut, '10.000 Km' de Carlos Marques-Marcet, 'Hermosa Juventud' de Jaime Rosales, 'Costa da Morte' de Lois Patiño...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos