Compartir
Publicidad
Publicidad

Oscar 2014 | La cuenta atrás | Mejor actriz protagonista

Oscar 2014 | La cuenta atrás | Mejor actriz protagonista
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acercan los Oscars... Mañana por la noche, durante la madrugada en España, se celebra la 86ª edición de la entrega de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos de América. Un auténtico espectáculo de Hollywood, con las estrellas más destacadas y los mayores talentos del curso cinematográfico 2013, y una cita ineludible para millones de cinéfilos.

Tras hacer un repaso a los intérpretes nominados en las categorías de mejor actriz de reparto, actor de reparto y actor protagonista, vamos a echar un vistazo a las protagonistas femeninas. Como decía ayer, hay años donde se cuelan trabajos poco meritorios entre los finalistas al Oscar pero no es el caso de esta edición. Tanto en protagonistas masculinos como femeninos se echan en faltan nombres --Emma Thompson, Adèle Exarchopoulos...-- pero hay un gran nivel, cuesta señalar a los favoritos. Creo que la estatuilla, al menos en los apartados de roles principales, tiene más valor que otros años.

Amy Adams, Cate Blanchett, Sandra Bullock, Judi Dench y Meryl Streep son las candidatas. ¿Cuál de ellas será la más afortunada?

Amy Adams

Amy Adams (<3) nació en Italia hace 39 años porque su padre, soldado, era trasladado constantemente a diferentes bases militares. Cuando tenía ocho años su familia se estableció definitivamente en Colorado, donde se crió. Fue allí donde comenzó a cantar en un coro y se apuntó a danza con vistas a convertirse en bailarina. Años más tarde se dio cuenta que ser bailarina profesional no era lo suyo y se decantó por el teatro musical, sintiendo que encajaba más con su personalidad.

Su carrera como intérprete comenzó en teatros de cena, donde actuó y ejerció de bailarina, hasta que un buen día hizo una prueba para la comedia ‘Muérete, bonita’ (‘Drop Dead Gorgeous’, Michael Patrick Jann, 1999) y se convirtió en su debut en el cine. Pocos años después, Steven Spielberg la fichó para la cada vez más justamente valorada ‘Atrápame si puedes’ (‘Catch Me If You Can’, 2002), sin embargo, no fue hasta ‘Junebug’ (Phil Morrison, 2005) cuando Adams empezó a llamar la atención; obtuvo con ella su primera nominación a los Oscar.

‘La duda’ (‘Doubt’, John Patrick Shanley, 2008), ‘The Fighter’ (D. O. Russell, 2010) y ‘The Master’ (Paul Thomas Anderson, 2012) le reportaron más nominaciones y forman parte de lo mejor que ha hecho hasta el momento. Con su cautivador papel de timadora dispuesta a todo por sobrevivir en la comedia negra 'La gran estafa americana' ('American Hustle', David O. Russell, 2013), Adams aspira a ganar su primer premio de la Academia. No tiene verdaderas opciones pero sería un justo reconocimiento a una de las mejores actrices del presente.

Cate Blanchett

Nacida en Australia hace ya 44 años (!!), Cate Blanchett descubrió su vocación a raíz de participar como extra sin tenerlo previsto, en un viaje improvisado a Egipto al expirar su pasaporte en Reino Unido. En 1992 se graduaría en el Instituto Nacional de Arte Dramático y ese mismo año comenzó su carrera en el teatro, realizando en 1993 su primera obra junto a Geoffrey Rush y bajo las órdenes de David Mamet, ni más ni menos.

Tras algunas series de televisión y probar su talento en escenarios teatrales, esta prodigiosa actriz dio el salto al cine con ‘Camino al paraíso’ (‘Paradise Road’, Bruce Beresford, 1997), donde tuvo un papel secundario junto Glenn Close y Frances McDormand. El mismo año compartió protagonismo junto a Ralph Fiennes en ‘Oscar y Lucinda’ (‘Oscar and Lucinda’, Gillian Armstrong) y su interpretación la llevó a conseguir el que se convertiría en uno de los papeles más importantes de su carrera, la reina Isabel I de Inglaterra en ‘Elizabeth’ (Shekhar Kapur, 1998). Con éste último logró su primera nominación al Oscar y el reconocimiento internacional y unánime.

Posteriormente la hemos podido ver encarnando con pasmosa convicción a la mismísima Katherine Hepburn en ‘El aviador’ ('The Aviator', Martin Scorsese, 2004), papel con el que lograría la estatuilla en el apartado de mejor actriz de reparto, e incluso a Bob Dylan en 'I´m Not There' (Todd Haynes, 2007). Por 'Blue Jasmine' (Woody Allen, 2013), donde da vida a una mujer que intenta recuperar el control de su vida tras perderlo todo, Cate Blanchett ha ganado el Globo de Oro, el BAFTA y el galardón del sindicato de actores. Tiene su segundo Oscar al alcance de la mano.

Judi Dench

Inglesa de pura cepa, nacida en York hace 79 años, Judi Dench debutó en el teatro en 1951 interpretando a Ofelia en 'Hamlet'. En su tierra se ganó la reputación como una de las mejores actrices del periodo de la post-guerra, sobre todo por su trabajo en el teatro, que ha sido siempre su pasión. En 1961 se unió a la famosa Royal Shakespeare Company y poco después le vino uno de sus mayores éxitos sobre las tablas interpretando a Sally Bowles en 'Cabaret' (1969), papel que hizo célebre Liza Minneli en su versión cinematográfica.

No cesó su trabajo para el teatro en años posteriores, intercalado con papeles para televisión, donde estrenó varias obras importantes. En 1985 dirigió a Emma Thompson y Kenneth Branagh --quien más tarde la contrataría para ‘Enrique V’ (‘Henry V’, 1989) y ‘Hamlet’ (1996)-- en la versión teatral de 'Mucho ruido y pocas nueces', y le llegó su primer papel importante para el cine en el drama romántico 'Una habitación con vistas' (‘A Room with a View’, James Ivory). Fue nombrada Dama del Imperio Británico como reconocimiento a su carrera en 1988. Dench acumula ya siete nominaciones al Oscar, premio que obtuvo por un brevísimo pero memorable papel en la sobrevaloradísima 'Shakespeare in Love' (John Madden, 1998).

En 'Philomena' (Stephen Frears, 2013), drama basado en hechos reales que acaba de llegar a nuestras carteleras, da vida una enfermera jubilada en busca de un hijo que unas malvadas monjas (ejem) le arrebataron cinco décadas atrás. Es una historia de las que emocionan fácilmente al público y ella ofrece otra interpretación magistral. No parece rival para Blanchett pero todos aplaudiríamos si ganara su segundo Oscar.

Meryl Sreep

De ascendencia alemana, inglesa y suiza, Meryl Streep nació en Nueva Jersey hace 64 años. Mientras estudiaba para el Máster en Bellas Artes en la Escuela de Drama de la Universidad de Yale, actuó en varias obras de teatro. Al acabar, siguió un tiempo en los escenarios realizando obras en Broadway que le reportaron alguna nominación a los premios Tony y otros premios del mundillo. Su debut en el cine llegó con un pequeño pero fundamental papel en ‘Julia’ (Fred Zinnemann, 1977), compartiendo escena junto a Jane Fonda y Vanessa Redgrave.

En la década de los 70 tuvo un par de interpretaciones claves para su carrera. Una de ellas fue en ‘El cazador’ (‘The Deer Hunter’, Michael Cimino, 1978), donde pudo estar al lado de su por entonces pareja John Cazale, diagnosticado de cáncer óseo y fallecido el mismo año de su estreno. Consiguió su primera nominación a los Oscar como actriz de reparto gracias a un film extraordinario que mejora con el tiempo. Un año más tarde, muy entregada en su interpretación de una madre que abandona su hogar en 'Kramer contra Kramer' ('Kramer vs. Kramer', Robert Benton, 1979), aportó su propia visión haciendo que reconstruyeran por completo su personaje, llegando a escribir dos de los diálogos con más importancia. Levantó su primer Oscar.

En los 80 llegaría su consagración. Desde ‘La mujer del teniente francés' (‘The French Lieutenant's Woman’, Karel Reisz, 1981) no paró de cosechar éxitos. Su poderosa interpretación y perfecto acento polaco en ‘La decisión de Sophie’ (Sophie’s Choice, Alan J. Pakula, 1982); las románticas ‘Enamorarse’ (Falling in Love, Ulu Grosbard, 1984) y ‘Los puentes de Madison’ (The Bridges of Madison County, Clint Eastwood, 1995); o el drama con tintes religiosos ‘La duda’ (‘Doubt’, John Patrick Shanley, 2008) son solo algunos de los trabajos más destacados de una actriz fuera de serie. Con 'Agosto' ('August: Osage County', John Wells, 2013) podría conseguir su cuarta estatuilla, y la merece, está impresionante, pero el triunfo por un film tan convencional como 'La dama de hierro' ('The Iron Lady', Phyllida Lloyd 2011) está demasiado reciente.

Sandra Bullock

Terminamos con la que sobra. Bueno, mejor dicho, y para ser justo, con la peor actriz y la peor interpretación de las cinco. Y os lo dice alguien que incluyó 'Gravity' (Alfonso Cuarón, 2013) entre los mejores estrenos del año pasado. Disfruté el trabajo de Sandra Bullock en un espectáculo asombroso, posiblemente el film con el efecto 3D más logrado hasta la fecha, pero si se la compara con las otra cuatro rivales que tendrá la noche del domingo, sinceramente, no merece estar en la recta final. Mucho menos lograr la estatuilla.

Porque además sería la segunda en su carrera para una actriz limitada, de cine comercial, con una filmografía repleta de tontas comedias y cursis relatos coronada con un inmerecido Oscar por ‘Un sueño posible’ (‘The Blind Side’, John Lee Hancock, 2009), título blandito y olvidable donde los haya.

La primera intención de Bullock --a punto de cumplir los 50--, que toca el piano desde niña, fue estudiar música, pero lo dejó para matricularse en interpretación. Se trasladó a Nueva York, donde trabajó de camarera mientras acudía a audiciones. Su debut llegó con ‘En la cuerda floja’ (‘Hangmen’, J. Christian Ingvordsen, 1987), estrenada directamente a vídeo. Tras varias apariciones en televisión y papeles menores, le llegó la fama con la película ‘Speed’ (Jan de Bont, 1994) junto a Keanu Reeves. Desde entonces no ha mejorado mucho, dejando solo algunas escenas inspiradas de vez en cuando, como en 'Gravity', por la que se ha embolsado 70 millones de dólares. Premio más que suficiente.

En Blogdecine | Encuesta de la semana: Oscar 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos