Compartir
Publicidad

John Waters prepara 'Fruitcake', con Johnny Knoxville y Parker Posey

John Waters prepara 'Fruitcake', con Johnny Knoxville y Parker Posey
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

John Waters dice en su libro 'Majareta' ('Crackpot') que le encanta la Navidad, se pasa todo el año preparándola. Adora hacer regalos y recibirlos, aunque sean los que aparecen en la lista de consumidores como los 10 peores juguetes del año –por ejemplo, la cabra que come basura— y por ello lo peor que le puede ocurrir dice que es que alguien le borre de su lista de Navidad.

¿A qué viene todo esto? A que la película que prepara el director de Baltimore es un producto navideño y familiar… o eso se dice, pero tratándose de él, seguramente será otra cosa lo que nos espere. El film llevará por título 'Fruitcake' y tendrá como protagonistas a Johnny Knoxville –que ya apareció en 'Los sexoadictos'— y Parker Posey

El protagonista será un niño que lleva como nombre su postre favorito. Él y sus padres (Knoxville y Posey) son pillados mientras roban carne de una tienda y él se escapa de casa. En su huida, conocerá a una chica que también huye porque quiere conocer a su madre biológica y sus padres, una pareja de homosexuales, no se la quieren presentar. Todas estas intenciones infantiles y navideñas ya desde el título se van tiñendo de lo que sí es más habitual en Waters, pues "fruitcake" es una forma despectiva de referirse a los homosexuales y también significa "chiflado". Fruit (fruta), a secas, es menos despectivo, pero también significa "invertido", por buscar un equivalente en cuanto a antigüedad y gravedad del término.

Al principio, la producción estaba en manos de New Line y ahora se encargan de ella This Is That Productions y Killer Films. ThinkFilm puede que entre también en la coproducción. Waters quiere filmar en invierno.

'Los asesinatos de mamá' ('Serial Mom') o 'El lágrima' ('Cry Baby') puede que fuesen hasta hace poco las más famosas películas de Waters, hasta que se ha hecho la adaptación del musical que se basaba en su película 'Hairspray'. 'Cry Baby' es un film que me gusta mucho pues, mientras hace homenaje/parodia a 'Grease', se puede disfrutar como historia por sí misma. 'Los asesinatos de mamá' me gusta, pero no encuentro todo el humor que ven en ella los verdaderos fans de Waters. Para ello casi prefiero quedarme con las más primigenias y auténticas. Porque si las mencionadas son las películas más famosas, la escena más célebre de Waters es la de Divine comiendo caca de perro en 'Pink Flamingos'.

La más reciente, 'Los sexoadictos' ('A Dirty Shame'), me parece que tiene algunos momentos de humor, pero es demasiado desagradable para mi gusto. 'Cecil B. Demented', como es un homenaje al cine, me parece muy buena, pero no disfruto 'Pecker' porque sus chistes como el fotógrafo ciego me parece que ya estaban muy vistos en su época y en cuanto a la historia, se me queda muy incompleta. Por ello, creo que Waters es mejor por las declaraciones que hace, como por ejemplo, sus reinterprtaciones de los films de Bergman; que por lo que aporta luego en sus películas. Pero es sólo mi opinión y lo que digo con ella no es que no aprecie el buen hacer del director, sino que el suyo es un humor que no siempre me llega.

Más información en Blogdecine sobre John Waters.

Fuente | The Guardian.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio