Compartir
Publicidad

Algunos deseos televisivos para 2007

Algunos deseos televisivos para 2007
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A 2006 le quedan apenas horas, en unos días empezaremos a desgranar cuáles han sido vuestras elecciones de lo mejor del año, pero no penséis que el año que viene no va a traer cosas interesantes en el panorama televisivo nacional. Los propósitos de año nuevo son unos clásicos (que se lo digan si no a Bridget Jones), así que yo me atrevo a dejaros, más que unos propósitos, unos cuantos deseos de lo que me gustaría que 2007 nos trajera a los adictos a la buena televisión:
  • Que los programadores de TVE tengan un arranque de sentido común y emitan, y promocionen, como Dios manda las nuevas temporadas de Perdidos, Mujeres desesperadas y Verónica Mars, y que no se decidan a emitir Héroes en verano y de tapadillo. ¿Tan difícil es?
  • Que las mentes pensantes de Telecinco tengan también un ataque de sentido común y liquiden Gran Hermano, cuya octava temporada ha sido la menos vista de todas. Yo creo que eso es una señal, ¿no? Y ya puestos, que nos libren del suplicio de CSI:Miami y las frases lapidarias de Horatio y emitan las nuevas temporadas de CSI sin que tengamos que esperar un año. A estas alturas, casi todos los fans saben ya cómo termina la sexta temporada...

  • Ya que parece que Cuatro le ha pillado el gusto a las producciones del Sci Fi Channel, como El Triángulo de las Bermudas y Eureka, y ha recuperado la Battlestar Galactica de 1978 para sus mañanas de los fines de semana, no estaría nada mal que se animara a comprar la nueva versión de esta serie. Sigo diciendo que es de lo mejor que ha parido la ficción estadounidense en los últimos tiempos, con unos guionistas que no tienen miedo de arriesgarse y unos personajes muy complejos.
  • Que Cuatro deje descansar a Friends, cuyas repeticiones en bucle cansan ya bastante. En su lugar, proponemos que empiecen a emitir otras comedias de Canal +, ya finalizadas, como Frasier y Seinfeld.
  • Ya que la innovación no parece casar bien con las series españolas, estaría bien que, por lo menos, cuestiones como la iluminación, los decorados y otros aspectos de la producción estuvieran un poco más cuidados. Los simuladores y Motivos personales son ejemplos de que esto no es tan complicado, sin entrar en cuestiones de argumentos.
  • Los Simpson, Futurama y Padre de familia son series de animación, pero no son para niños, que parece que los programadores lo consideran algo denigrante. Se merecen un poco de respeto, y no esas repeticiones sin orden ni concierto.

¿Y vuestros deseos para 2007? ¿Cuáles son?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio