Publicidad

'Brooklyn Nine-Nine', más y mejor
Series de ficción

'Brooklyn Nine-Nine', más y mejor

Publicidad

Publicidad

Es muy típico, por lo menos en mí, comenzar una reseña de una segunda temporada de x serie comentando cómo es fundamental que funcione bien desde el principio, ya que ahora es cuando debe confirmarse las sensaciones dejadas en su año anterior. En el caso de 'Brooklyn Nine-Nine', la sitcom policiaca para mayor gloria de Andy Samberg, habían dejado un listón buen alto. Un listón que no sólo han alcanzado sino que han rebasado holgadamente en los dos episodios que llevamos vistos hasta el momento.

Para los que todavía no sepáis de qué va esta maravilla, y aunque no voy a desvelar grandes detalles del argumento quizás es mejor que vayáis yendo al siguiente y seguramente fantástico artículo de esta página por si las moscas, 'Brooklyn Nine-Nine' nos narra el día a día de una comisaría de policía enclavada en Brooklyn, Nueva York, con una escuadra dirigida por el Capitán Holt (Andre Braugher) y formada por Jake Peralta (Samberg), Amy Santiago (Melissa Fumero) como sus mejores detectives.

Peralta vuelve a la policía

Brooklyn99

Al final de la primera temporada de 'Brooklyn Nine-Nine', nos encontramos con un giro final con Jake infiltrándose en la mafia neoyorkina. Una trama que se antojaba bastante prometedora... pero que los guionistas decidieron desechar nada más comenzar la segunda temporada, al menos en parte. Así que el comienzo de la temporada vemos a Jake perfectamente integrado codeándose con los capos en lo que es el acto final de su misión, con una gran redada que detiene a los más importantes y que devuelve a Peralta a su puesto como Detective en la comisaría 99.

Parte de mí se sintió algo decepcionado por no ver más aventuras de Jake en la mafia, hubiera sido bastante divertido ver cómo se hace paso poco a poco en el mundo del crimen organizado. Pero por otro lado uno termina el primer episodio, en el que ata, ya como policía, el último cabo suelto que le quedaba, teniendo la sensación de que han tomado la decisión correcta... si es que alguna vez existió el dilema de qué hacer al respecto.

Así lo que hacen en 'Brooklyn Nine-Nine' es coger la base que tan bien va y seguir construyendo. Por eso, quizás, es por lo que todavía no han tenido la tentación de meter a nuevos fichajes en la comisaría. Si el reparto regular les funciona no se tiene por qué variar. Así que nos encontramos con un regreso divertido y, a la vez, sin tener ganas de llamar la atención.

'Brooklyn Nine-Nine' demuestra en esta segunda temporada que si se hacen las cosas bien no hace falta variarlas demasiadob. El tono lo fueron perfeccionando en la primera tanda de episodios y ahora solo es cuestión de no dormirse en los laureles y seguir ofreciendo cada semana los veinte minutos más tronchantes de la televisión... o por lo menos unos de ellos.

En ¡Vaya Tele! | 'Brooklyn Nine-Nine', de prometedora a notable en una temporada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir