Compartir
Publicidad

'From Dusk Till Dawn. The series', licorerías de echar el rato

'From Dusk Till Dawn. The series', licorerías de echar el rato
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las series que más curiosidad puede despertar en este 2014 es la adaptación para televisión de la película de 1996 'Abierto hasta el amanecer'. Ya sabéis, esa historia en la que una pareja de ladrones y sus rehenes acaban en un bar regentado por vampiros. Se trata de un título mítico y, por ello, no es difícil entender que su director, Robert Rodríguez, haya intentado sacar rendimiento de su fama, otra cosa es que lo consiga.

La serie empieza con una guapísima chica huyendo a través del bosque. Que la escena parezca casi un anuncio de champús, en el que la chica ni se ensucia, ni se despeina, sino que mantiene su pose impecable y sus mejillas sonrosadas incluso cuando una serpiente entra por su boca, produce que, como espectador, te empieces a poner un poco nervioso.

Rudos en Rudolandia

La historia lo intenta, pero lo intenta demasiado. Hay un afán tremendo en demostrarte, desde el minuto uno, que todo está centrado en tipos muy duros: ¿qué puede ser más implacable que un ranger diciendo que no quiere ser el padrino de un bebé? Las conversaciones son las grandes protagonistas de un piloto que de lo que debería estar lleno es de acción. Esto tiene un pase cuando el diálogo es de una genialidad pasmante pero no cuando te llegas a plantear si no habrás entendido mal el tono de la serie, y, en realidad, todo es una parodia.

Hay demasiados elementos que pueden resultar impostados y no ayudan nada a entrar en la historia. El montaje, por ejemplo, no creo que sea el más acertado: flashbacks, flashforwards... se usan recursos pero da la impresión de que se ponen con el convencimiento de que estéticamente quedarán bien, no porque la historia lo demande de manera lógica. Mostrar dos veces la escena de los disparos en la licorería, como si fuera el colmo de la emoción, no funciona.

Sinceramente, he de reconocer que este arranque me ha parecido aburrido y que no entiendo que se considere viable que la situación de partida se estire tantísimo. La secuencia de la licorería da vueltas sobre sí misma de manera incomprensible, provocando que tengas mucho tiempo para fijarte en defectos. Los actores... es difícil estar a la altura del carisma de Tarantino y Clooney, pero es imposible cuando parece que ni tú mismo te estás creyendo quién eres. Salva a esta historia el saber lo que va a pasar después aunque, viendo el panorama, es muy difícil apostar por ello.

En ¡Vaya Tele! | 'Abierto hasta el amanecer', primer y poco interesante tráiler

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos