Publicidad

'Modern Family', los buenos mimbres

'Modern Family', los buenos mimbres
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer se estrenó la sexta temporada de una de las grandes veteranas en eso de hacer reír: 'Modern Family'. Muchos aún nos acordamos del refrescante soplo de aire que significó su aterrizaje el 23 de septiembre de 2009. Varios años después, seguimos disfrutando de su sentido del humor y de la puesta en escena de esos tres grupos familiares tan diferentes y tan iguales.

Tal vez 'Modern Family' no sea una sitcom con la que te desternilles hasta que te duela la barriga, pero sigue funcionando de manera ejemplar, se ve de una manera amena y entretenida, y logra que sus capítulos se puedan consumir en un suspiro. Seguro que en ello mucho tienen que ver sus creadores, Christopher Lloyd y Steven Levitan, dos autores de los que saben trabajar duro, porque hacer humor es, precisamente, una cosa bastante seria.

El humor en el día a día

modern-family-cam-mitch.jpg

Si 'Modern Family' consigue mantenerse en buena forma y deleitarnos después de tanto tiempo, se debe a varios factores. Para mí, uno de ellos son sus sólidos personajes. Resultan divertidos y alocados pero, sobre todo, reconocibles y cercanos. Están construidos con unos mimbres sólidos que les convierten en entes casi independientes, y parecen funcionar por sí mismos.

Difícilmente chirrían o tienen comportamientos inesperados pues, como digo, están construidos para que respondan con humanidad. Por eso, las tramas que hemos podido ver en el primer capítulo funcionan tan bien: entendemos que Cam esté tan emocionado con su matrimonio, o que Gloria quiera que Jay se cuide para ella. Los conflictos pueden no ser los más sorprendentes del mundo, pero dan lo que un fan de esta serie quiere: un acercamiento mayor a un universo que se ha ido construyendo con nosotros.

Y es que creo que precisamente los temas tratados en cada trama son otro de los aciertos de la serie. Los conflictos personales y entre ellos son los que podemos tener cada uno de nosotros con nuestras familias y en ese reconocimiento cobra muchísima fuerza la serie, pues nos habla de tú a tú y nos permite reírnos de nuestras propias manías y problemas. Para mí, 'Modern Family' sigue siendo una muy buena serie, para la que no parece transcurrir el tiempo.

En ¡Vaya Tele! | Cinco razones para ver 'Modern Family'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir