Compartir
Publicidad

'New Girl' apunta maneras: El buen hacer de Zooey Deschanel

'New Girl' apunta maneras: El buen hacer de Zooey Deschanel
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Anoche por fin se estrenaba ‘New Girl‘, la nueva sitcom de FOX orquestada por Elizabeth Meriwether que cuenta la historia de una chica con el corazón roto que, tras romper con su novio, se muda a un nuevo apartamento con tres desconocidos. Si bien algunos no esperaban con demasiado entusiasmo la llegada de la serie, las expectativas eran mucho más elevadas para la legión de fans de la musa indie Zooey Deschanel, actriz y cantante sobre quien recae la mayor parte del peso de la ficción. No obstante, y a pesar de que como digo la comedia iniciaba su andadura en la pequeña pantalla ayer mismo, muchos ya se adelantaron hace unos días echándole un primer vistazo después de que se filtrara.

Y a pesar de que aún es pronto para emitir un juicio definitivo al respecto, sí es cierto que ya nos hemos podido forjar una primera impresión. La sensación general tras ver el piloto es que nos topamos con una serie sin demasiadas pretensiones que cumple su cometido sin complicarse y acaba resultando divertida. El primer episodio estuvo bien, siempre teniendo en cuenta que el piloto de una comedia se enfrenta a un reto complejo: tiene que presentar la historia, a los personajes, incorporar gags,… mucho para tan solo 20 minutos. Aun así, les quedó tiempo para sacarnos alguna carcajada de la mano del adorable personaje protagonista, indiscutible estrella del show.

¿De qué va ‘New Girl’ y qué nos podemos esperar?

Jess es una joven peculiar que un día descubre con pesar que su novio le está siendo infiel con otra. Desolada por la traición y con el corazón destrozado, decide irse a vivir a un nuevo apartamento habitado por tres chicos: Nick, Schmidt y Coach. Algunos de los muchachos no ven con buenos ojos que una mujer comparta piso con ellos, por las incomodidades que esto pueda causarles. Cuando por fin acaban aceptando se dan cuenta de que Jess no es como las demás chicas y auguran que la convivencia va a cambiar de forma brusca, aunque no necesariamente para mal.

El argumento del que parte ‘New Girl’ no es demasiado original y esto puede jugar en su contra. Al fin y al cabo, el panorama televisivo está repleto de otras sitcoms (algunas, seguramente, mucho mejores) que giran en torno a las relaciones que surgen entre compañeros de piso, un tema muy explotado. Coge las riendas de la serie Elizabeth Meriwether, quien en su último filme, ‘Sin compromiso’ (con Ashton Kutcher y Natalie Portman), ya analizaba los conflictos amistosos y amorosos que surgen entre un hombre y una mujer. Con la nueva serie parece que quiere seguir con esta línea y el planteamiento nos hace prever futuras situaciones divertidas.

También divisamos en el horizonte algún que otro rollete de Jess con algún compañero de piso, entre los que el camarero se lleva muchos números. Claro que esto puede ser más un presentimiento personal que otra cosa, porque han hecho bien en no presentarnos este conflicto de buenas a primeras, por lo que la historia podría evolucionar de forma muy distinta.

Personajes con personalidades muy distintas y protagonista sobrada de carisma

Creo que muchos coincidirán en que el mayor acierto de la serie es el personaje protagonista interpretado por Zooey Deschanel. Jess es una joyita: una chica inocente, perdida, nerd y bastante freak cuando se lo propone (lo de que se cante para ella misma es brutal). Estos rasgos hacen que el espectador difícilmente pueda no cogerle cariño. Además, se añade el factor “Zooey Deschanel es adorable”. Con esto me refiero a la legión de fans que acarrea la artista, que ha conseguido conquistar con su faceta de cantante (es el 50% del grupo indie She&Him y de hecho ella misma ha compuesto la cabecera) y actriz en algunas cintas independientes (sin contar su incidente). En general Zooey acaba cayendo en gracia y desenvolviéndose con soltura.

new_girl_fox_cast_promo_2011

También cumplen su cometido sus compañeros de casting, Jake M. Johnson, Max Greenfield y Damon Wayans. El primero, Nick, parece ser el más normalito de los tres, trabajando como camarero e intentando superar la ruptura con la que fuera su novia, por la que aún siente algo. Se le ve sensible y sensato y parece que no va a tardar mucho en caer enamorado de su nueva compañera. Por otro lado encontramos a Schmidt, un chulito de tres al cuarto con aspiraciones de Casanova, y a Coach, un entrenador personal que tiene dificultades a la hora de tratar a las mujeres. Cierra el elenco principal la actriz Hannah Simone, Cece, que ejerce de modelo rompecorazones y gran apoyo de Jess.

Claro que uno de los personajes durará bien poco, pues ya se supo que durante la producción el actor Damon Wayans Jr. decidió aparcar el proyecto para dedicarse por completo a su papel protagónico en ‘Happy Endings‘. Así, en el segundo episodio seremos testigos de cómo se deshacen del personaje y nos introducen a Winston, un competitivo atleta al que dará vida Lamorne Morris.

Aciertos y peligros

El mayor acierto que encontramos tras visionar el piloto de ‘New Girl’ es a su vez el mayor peligro que puede correr la serie. Sin duda el personaje principal es un triunfo, y a la vez el hecho de que lo encarne la desvergonzada y carismática Zooey Deschanel, pero otorgarle todo el peso de la ficción puede salirles caro. El personaje puede desgastarse rápido (a lo Sheldon Cooper), la adorabilidad inicial puede acabar cansando al personal y un exceso de excentricismo puede resultarles a algunos algo molesto. Ya sabemos que es solo el piloto, pero en un futuro deben conseguir crear un ambiente en el que interaccionen los personajes y se desarrollen más.

new_girl_zooey_deschanel_fox_2011_f2

Tampoco juega a su favor el hecho de que su argumento está súper manido, tanto en el cine como en televisión, y de que se le cuelen algunos tópicos: La chica guapa que esconde al cisne que lleva dentro tras unas grandes gafas, el chico que va de chulito con las mujeres y en el fondo no se come una rosca, etc.

En general, buen comienzo de una serie que puede llegar a ser una notable comedia de situación si evoluciona correctamente, incorpora más escenas cómicas y no acaba quemando al personaje principal sobre el que recae toda la responsabilidad de hacernos reír. Tras un primer tanteo, aún queda mucho por delante pero… ¿se afianzará en la parrilla? ¿Cuáles son tus impresiones?

En ¡Vaya Tele! | Otoño 2011: Nuevas series FOX

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio