Publicidad

Ocho muertos (y más) que sirvieron para poner al espectador en su sitio

Ocho muertos (y más) que sirvieron para poner al espectador en su sitio
57 comentarios

Publicidad

Publicidad

La muerte, ese dramático recurso. Es perfecto cuando un actor quiere irse de una serie de televisión (que se lo digan a Shonda Rhimes) pero también es una maniobra muy útil para poner los puntos sobre las íes al espectador. Hablo de las series donde los protagonistas viven amenazas, ya sean thrillers, obras de terror, ciencia ficción o acción. Allí es importante que el espectador perciba el peligro, que entienda que todo está en juego, y a menudo la mejor manera de expresarlo es matando un personaje importante.

No hay nada mejor que encapricharse con un personaje, disfrutar cada movimiento suyo y que te lo arrebaten de repente. Es frustrante como espectador y es trágico para la historia, porque suele recordar a los personajes que efectivamente son mortales. Y esta primavera ha habido alguna otra muerte que nos ha recordado que los peligros son reales, pero vayamos a analizar unos cuantos casos que nos ha dejado la televisión contemporánea. Son personajes que mueren para que los espectadores seamos muy conscientes de quién está al mando, los desalmados guionistas, y que lo que escriben debe afectarnos. Aviso que a partir de aquí habrá spoilers de 'Teen Wolf', 'Scandal', 'Sons of Anarchy' y muertes de otras series que ya sucedieron hace algún tiempo.

Boone (‘Perdidos’)

Dudo que Ian Somerhalder quisiera abandonar ‘Perdidos’. Era la serie revelación del año y, como si fuese el patógeno de ‘Helix’, su éxito se esparcía por el planeta sin nada que pudiese pararlo. ¿La premisa? Un grupo de supervivientes de un accidente de avión. Había un monstruo en la selva, situaciones extremas y, por lo tanto, debía morir un personaje para que entendiéramos que efectivamente la cuestión era sobrevivir.

Así Boone tuvo un accidente y los espectadores sufrimos durante tres largos episodios. ¿Verdad que no fui el único que esperaba una rápida recuperación cuando todo pareciera estar perdido? No sucedió. En cambio, supo transmitirnos que las vidas de todos estaban en juego, incluso aquellos que parecían intocables. Una temporada más tarde le seguiría al limbo su propia hermana siguiendo la misma estrategia: les despedían justo cuando les entendíamos mejor y más aprecio pudimos sentir por ellos. Qué malas personas. Al cabo de un tiempo, ‘Heroes’ seguiría el mismo camino asesinando al pintor interpretado por Santiago Cabrera, aunque no le habíamos cogido ni la mitad de cariño que al guapo de Boone.

Ned Stark (‘Juego de Tronos’)

A Ned le dejaron en la estacada.
A Ned le dejaron en la estacada.
Los lectores de los libros estaban avisados: Ned Stark parecía el protagonista de la saga ‘Canción de Hielo y Fuego’ hasta que (¡voilà!) le cortaron la cabeza. Él era un hombre que miraba la sociedad de los Siete Reinos con una moral de peso y tenía potencial para convertirse en el héroe de la historia. Pero los Lannister no le tenían en tan alta estima y no son precisamente una familia que dejan escapar una oportunidad cuando la tienen delante, sobre todo si se trata de matar a alguien. ¡Y suerte que nos mentalizaron con esta muerte tan sorprendente! ¿Os imagináis que hubiésemos visto el episodio de ‘La Boda Roja’ sin haber sufrido antes una baja tan importante? Probablemente en estos momentos estaríamos haciendo terapia de grupo.

Vicki (‘The Vampire Diaries’)

Vicki Donovan en
¿Le gustas a Jeremy Gilbert? Pues empieza a contar los días, guapa.
A ‘The Vampire Diaries’ no le sobraban los buenos personajes al inicio de la serie. El público estaba demasiado distraído pensando que era una versión de ‘Crepúsculo’ y costaba mirar más allá del evidente triángulo amoroso formado por Elena y los hermanos Salvatore. Pero había un personaje que llamaba la atención: su nombre era Vicki Donovan y su rumbo era bastante trágico. En teoría era un personaje satélite (era el objeto romántico del hermano de la protagonista) pero se centraron en su precaria situación familiar, su novio prácticamente la viola en el bosque y finalmente la convirtieron en vampiro a la fuerza.

Teníamos, por fin, un personaje realmente interesante y despertaba curiosidad ver su transformación en vampira. Pero no, ese no era el objetivo de Kevin Williamson. Lo que quería era matarla y decirnos a todos que nadie era intocable. ¡Y ojalá fuera cierto! Muchos personajes han muerto desde entonces pero ninguno ha tenido el impacto de Vicky, por poco que la conociéramos. Otras series relacionadas como ‘The Secret Circle’ de Williamson y el spin-off ‘The Originals’ también liquidaron personajes supuestamente importantes sin la misma efectividad porque aquí nos lograron colar que Vicky era tridimensional.

El cazador (‘Once upon a time’)

El cazador de
Un personaje con mucho, mucho potencial.
Llamémosle cazador, llamémosle sheriff Graham o llamémosle Christian Grey ahora que sabemos que Jamie Dornan protagonizará el best-seller literario de 'Cincuenta sombras de Grey'. ¿Cuántos creíamos que la bruja Regina era inofensiva, por más amenazas que soltara? Pues venga, los hijos de Damon Lindelof y J.J. Abrams le mataron y no hubo hechizo mágico que le permitiera volver. ¡Adiós, hombre-objeto! Desde entonces hemos tenido que conformarnos con la belleza más inofensiva de Prince Charming y perdimos esa tentadora elección de rubio contra moreno. Por si sirve de algo, ¡#TeamHuntsman!

Allison (‘Teen Wolf’)

Allison Argent en
Ni tan siquiera la etiqueta de "chica de la serie" salvó a la cazadora.
La muerte que ha inspirado esta entrada. Esta primavera hemos tenido muchos fiambres por todas partes (el de ‘House of Cards’ llamó la atención y el de ‘The Good Wife’ ha causado mucha polémica) pero no todas tenían esta finalidad: demostrar que las amenazas de Beacon Hills son reales. Allison Argent, la cazadora de ‘Teen Wolf’, caía en una lucha con samurais fantasma después de descubrir qué podía acabar con esas temibles criaturas.

¿Una baja sin importancia? Ni mucho menos. Ella era la protagonista femenina de la ficción. Podía andar un tanto perdida desde que había dejado su relación con Scott pero se estaba forjando como heroína y trabajando en sus habilidades como luchadora. Por lo tanto, su muerte ha sido impactante y ayudará a entender que las investigaciones de Scott y compañía no son un juego de niños. Bueno, y estas semanas también vivimos otra muerte que sirvió a este propósito: una cosa es que la vicepresidenta mate a su marido en ‘Scandal’ y otra muy distinta que muera el marido de Cyrus. Hay consecuencias y, quien juega con juego, se acaba quemando.

Tara (‘Buffy’)

¿Que Amber quiere salir en los créditos? Ajá.
¿Que Amber quiere salir en los créditos? Ajá.
Esta inclusión es un tanto discutible. Joss Whedon siempre se esforzó por contar que la lucha contra las fuerzas del mal siempre tenía un precio. Lo demostró cuando Buffy resucitó múltiples veces, siempre volviendo con algún pedacito de su alma rota. Pero, seamos realistas, la pandilla protagonista solía salir ilesa y cuando murió la madre de ‘Buffy’ no era tanto una cuestión de reflexionar sobre el peligro que les acechaba sino la muerte en si misma. Con toda la fiereza que había en ese universo, falleció por causas naturales.

Por esto sorprendió que, al llegar a la recta final de la serie, Whedon optara por recordar al espectador que efectivamente eran seres mortales. ¿Quién imaginaba que a esas alturas matarían a Tara, la novia de Willow y de esa forma tan impotente? Probablemente Amber Benson no, ya que no volvió a hablar al guionista de la serie. Y es comprensible: se negó a meterla en los títulos de créditos a pesar de ser un personaje con mucho peso y, cuando finalmente la incluyó, fue para asesinarla en ese episodio. Whedon, no puedes ser buena persona después de esto.

Wallace (‘The Wire’)

En 'The Wire' la esperanza tiene un precio.
Los finales de temporada de ‘The Wire’ siempre nos recordaron que en el Baltimore de David Simon no existían los finales felices. La realidad podía con el idealismo y todo el trabajo de McNulty y compañía se veía empañado por culpa del sistema judicial y el poder de los criminales. Pero algo nos lo había advertido antes. Wallace, un chico pobre que nació en el lugar equivocado, fue asesinado por no seguir a rajatabla las órdenes de sus mafiosos jefes. Era un mundo cruel, sí, pero no fuimos conscientes del todo hasta que él recibió los disparos de su propio amigo adolescente.

Opie (‘Sons of Anarchy’)

Opie.
Este plano no se olvida fácilmente.
Y para terminar este repaso, donde faltarán muchos cadáveres, Opie de ‘Sons of Anarchy’. La gracia de todas estas muertes es que, no solamente nos recuerdan que los protagonistas corren distintos peligros, encima son tipos que no creíamos que fueran a fallecer. Son personajes que creíamos vitales para el transcurso de la serie y Opie (y su amistad con Jax, su tira y afloja con la filosofía de la banda de motoristas) era uno de estos. Pero fue a prisión y se sacrificó por el bien de sus amigos. La muerte fue dolorosa, sí, pero ayudó a que pudiéramos digerir lo que se nos avecinaba. Ya sabéis a qué otro asesinato me refiero, pillines.

¿Y vosotros estáis de acuerdo con este macabro recurso para ponernos en nuestro sitio? ¿Echáis de menos a alguien? Sea como sea, es doloroso observar los nombres de esta lista. Males necesarios.

En ¡Vaya Tele! | Cinco personajes que deben volver a sus series para que la televisión sea un lugar mejor

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir