Compartir
Publicidad
Publicidad

‘Resurrection’ no engaña: es un dramón con algunos toques sobrenaturales

‘Resurrection’ no engaña: es un dramón con algunos toques sobrenaturales
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que el argumento de ‘Resurrection’ y el de ‘Les Revenants’ sean calcados pero oficialmente no se trata de un remake: es la adaptación de un libro llamado ‘The Returned’ escrito por Jason Mott. Ahora finjamos que nos creemos que el canal ABC encargó el proyecto sin tener en cuenta el ruido mediático que generó la serie francesa y que obsesionó a la crítica americana. Y ahora, ya sí, analicemos ‘Resurrection’ por lo que es, que es muy distinto a lo que nos ofreció ‘Les Revenants’ antes.   Como se pueden imaginar aquellos que han visto la serie vecina, ‘Resurrection’ cuenta la historia de aquellas personas que un buen día vuelven a su pueblo, Arcadia, sin saber que murieron y que han vuelto a la vida. Uno de ellos es Jacob, un niño que murió ahogado hace 32 años y que despierta de repente en un campo de arroz chino. Un agente de inmigración lo devuelve a su hogar, donde él dice que pertenece, y cuando llega se encuentra con que sus padres ya tienen edad de ser abuelos. Algo raro ocurre y este responsable se queda en Arcadia para averiguar la verdad y procurar que Jacob tenga una vida lo más normal posible.

Una serie luminosa

A diferencia de ‘Les Revenants’, cuyo mayor aliciente era una atmósfera turbia y decadente que transmitía que algo no funcionaba, ‘Resurrection’ se aleja al máximo de la oscuridad. Su fotografía es exactamente contraria: no hay sombras sino que predomina la luz en todos los planos. Esto le otorga un halo casi celestial y permite que la obra se enmarque mejor en la fantasía que el terror, hasta acercándose a ese género que existe en Estados Unidos y que son las obras dirigidas por la fe. Ayuda que uno de los secundarios sea el mejor amigo de infancia de Jacob y que ahora es el cura del pueblo.

El pequeño Jacob resucita bañado en luz.
El pequeño Jacob resucita bañado de luz.
Si nos ponemos prácticos, no obstante, también podríamos decir que su estilo recuerda al de los telefilmes de las cinco de la tarde. Las imágenes a ratos parecen difuminadas y su contenido se acerca peligrosamente a lo lacrimógeno. Al fin y al cabo, ver a Francis Fisher en el papel de madre muy mayor es conmovedor, una señora que tuvo que superar la muerte de su hijo y que recupera la luz en su mirada cuando regresa a casa sin haber envejecido un instante. Este es el sendero que ‘Resurrection’ quiere recorrer, el del drama humano y también familiar.

El canal ABC quiso aprovechar una moda (la de los muertos que regresan) y llevarla a su terreno. Tradicionalmente este canal era conocido por encargar series para mujeres pero que sean suficientemente generalistas como para que algunos maridos quieran acompañarlas en su visionado. Así surgieron ‘Mujeres Desesperadas’, ‘Anatomía de Grey’ o ‘Cinco Hermanos’. Y este es el filón de la serie, atrapar el mismo público con una premisa novedosa (una cosa es que la crítica se fijase en ‘Les Revenants’ en EE.UU. y otra que el espectador medio supiese de su existencia).

Una idea original como excusa

En este aspecto, ‘Resurrection’ resulta una obra honesta. A primera vista por su argumento podía parecer que sería una serie high-concept que se dirigiría hacia terreno desconocido pero optó por aligerar mucho el tono. Así en los primeros episodios conocemos a la familia de Jacob Langston (Frances Fisher y Kurtwood Smith están fantásticos en los papeles más lucidos), a los seres queridos que también sufrieron una muerte destacada, y a la familia Richards que también recibe la visita del patriarca muerto. Un hombre que, a diferencia del pequeño Jacob, sí que parece volver del más allá con una agenda.

Omar Epps en
Omar Epps anda un poco perdido.

Los primeros episodios, que conste, tienen unos cuantos fallos. Los clímaxes dramáticos no resultan lo emotivos que deberían, el agente de inmigración es un simple instrumento de la trama (y Omar Epps anda muy perdido interpretándole), los personajes secundarios tienen retratos muy básicos y el tono es muy light. Por lo tanto, será un drama insípido para aquellos que busquen algo sólido y de calidad. Pero también hay que saber apreciarla por lo que es y no engaña en ningún momento con su estética de domingo por la tarde.

‘Resurrection’ es una serie barata con toques sobrenaturales y de thriller que brindará unos cuantos giros, pero que en el fondo es un simple drama. Si se convierte en algo más que un producto ñoño dependerá de la capacidad de sus responsables de retratar el extraño proceso de los protagonistas más allá de la mirada de Fisher y Kurtwood, de picarnos la curiosidad con la nueva forma de ver la vida de aquellos que volvieron de la muerte (Jacob en este aspecto me recuerda un poquito al protagonista de ‘Rectify’) y perfilar unos personajes más sólidos. Todos ellos han sentido mucho dolor y si el espectador lo percibe será un pequeño y relativo triunfo.

En ¡Vaya Tele! | Estrenos midseason 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos